¿Tiene Rajoy política económica?. (Publicado en Mercados de El Mundo)

Escrito a las 7:06 pm

La cada vez más probable victoria del PP en las elecciones generales incrementa el interés, dentro y fuera de España, sobre cuál será la política que aplicaría un hipotético gobierno de Mariano Rajoy. Dada la delicada situación de nuestra economía y las dudas que sigue despertando en el extranjero nuestra capacidad para devolver las deudas, no resulta positivo mantener la intriga respecto a la orientación general de su política económica y las medidas diferenciales que aplicaría.
Hay cuatro constataciones que nos aproximan a una respuesta: su discrepancia, radical, generalizada aunque inconcreta, a lo que hace el actual Gobierno socialista. Segundo, lo que dicen y proponen en el Parlamento. Tercero, lo que hacen allí donde gobiernan y por último, la referencia constante a lo que hicieron cuando gobernaron y, en especial, al periodo 1996-2000, donde también se supero una importante crisis económica, muy distinta de la actual pero también, con paro y déficit elevado.
Aunque el PP ha criticado al Presidente Zapatero por haber negado la crisis económica, lo bien cierto es que ellos tampoco la vieron venir. Así, tanto en su Programa Electoral como en declaraciones de su candidato Rajoy a las elecciones de marzo de 2008, se puede contemplar como “promete la creación de 2,2 millones de puestos de trabajo hasta alcanzar el pleno empleo” o la convicción de que ” promoverán reformas que hará crecer a la economía hasta el 3,8 por ciento en 2011″. A partir de ahí, subidos a la ola del creciente desgaste de ZP, han sido más eficaces en la crítica feroz (incluso cuando han apoyado al gobierno, como en la reforma financiera), que en dejar clara su alternativa en forma de propuestas distintas que permitieran visualizar en qué y cómo lo hubieran hecho distinto ellos. El hecho de que Gobiernos conservadores europeos hayan tenido que intervenir ante Rajoy para que apoyara algunas medidas sugeridas desde la UE, indica la perplejidad con que se ha visto desde fuera algunas tomas de posición del PP como el famoso voto negativo al paquete de ajuste de mayo de 2010 que permitía alejar el fantasma de la intervención exterior.
Repasando intervenciones y propuestas, incluyendo el documento partidista aprobado tras la victoria del 22 de mayo, se detecta una constante: hay que recortar el gasto público más de lo que ha hecho el Gobierno: “en España, en este momento, racionalizar el gasto público significa asegurar los servicios públicos esenciales, las prestaciones sociales y poco más” (Rajoy. Diario de sesiones, 19/10/10) aunque luego se avanza poco más que un genérico “poner coto a los gastos innecesarios” con solo una propuesta concreta: “reducir durante este ejercicio (2010) en 10.000 millones de euros el gasto de funcionamiento del Estado” lo cuál es, a todas luces, una licencia retórica, por inviable.
La crítica al “descontrol de nuestras cuentas públicas, el gasto sin freno y la deuda inflable” recorre todas las intervenciones, incluyendo el Plan E del que también se han beneficiado ayuntamientos del PP. Junto a ello, mucha declaración de intenciones (“reformas que fomenten el crecimiento y el empleo”) y un catálogo de reivindicaciones variopintas, expresadas sin articular, en enmiendas y propuestas de resolución a los Debates sobre el Estado de la Nación. Por ejemplo, medidas orientadas a “restaurar la verdad, el esfuerzo, el ahorro y la certidumbre” (sic).
En ese contexto, resulta llamativo la vuelta de tuerca que pretenden introducir a las Comunidades Autonómicas en forma de un techo de gasto obligatorio (los límites al endeudamiento ya existen), cuando aquellas Comunidades largamente gobernadas por el PP no se han distinguido por un control más estricto ni del gasto, ni del déficit público. Además, ese techo podían haberlo adoptado ya en cada Comunidad en el marco de su autonomía, sin necesidad de esperar una legislación básica. Con ello, existe la duda sobre por qué van a hacer desde los nuevos Gobiernos autonómicos o desde un futuro gobierno de la Nación, lo que no han hecho, hasta ahora, allí donde han podido.
El argumento más utilizado por Rajoy cuando habla de su política económica es que el PP “no teme decir la verdad a los españoles, porque ya lo hizo en su día y sabe lo que hay que hacer”. Es decir, una justificación en base al pasado, al ejercicio del gobierno en otro momento difícil de nuestra economía. Respecto a esto, tengo que decir, que la realidad no se compadece con el libro de caballería construido por los populares.
El PP ganó las elecciones en junio de 1996 y sus primeras medidas económicas entraron en vigor un año más tarde (gobernaron con el presupuesto prorrogado del gobierno anterior) por lo que difícilmente se puede explicar con ellas la salida de la crisis económica y el serio recorte del gasto y del déficit público que empezó, según el INE, en 1994 todavía con gobierno socialista. Desde un punto de vista científico no se puede confundir causalidad con casualidad. Como no se sostiene el mito de que bajaron impuestos y ello provocó crecimiento económico y de los ingresos públicos, cuando los tiempos y los datos muestran justo lo contrario: gracias al aumento previo de los ingresos, vinculados al crecimiento, pudieron bajar impuestos en muchos casos, devolviendo simplemente la inflación acumulada. Si a ello unimos que la fuerte bajada de intereses provocada por el euro y el incremento del crédito inmobiliario empezaron bajo ese gobierno popular al calor de una ley del suelo supuestamente liberalizadora, hay suficientes elementos como para que las personas informadas muestren dudas sobre el recurso al pasado como garantía de éxito futuro, sobre todo, en un contexto internacional totalmente diferente.
Para reducir incertidumbres, necesitamos mayor concreción sobre las intenciones económicas alternativas de un hipotético gobierno popular. Y lo que hagan desde su reforzado poder territorial será fundamental. Porque si ganan las elecciones y acaban haciendo lo mismo que ahora se niegan a pactar, como ha pasado en Portugal, los ciudadanos y el interés general, habremos sido meros rehenes de la vieja lucha partidista. Y no están los tiempos para eso.

7 comentarios

001
paquillo
20.06.2011 a las 22:57 Enlace Permanente

Es verdad que todavía no sabemos cual será la política económica del PP. Es posible que sus votantes esten dispuestos a aceptar el estado de bienestar que podamos permitirnos.

002
paquillo
20.06.2011 a las 23:37 Enlace Permanente

A lo mejor en sanidad habrá que ir a alguna fórmula de copago si eso significa el mantenimiento del modelo en sus líneas maestras.Habrá que decir que es inasumible el silencio sobre el absentismo laboral. Una amiga que reside largas temporadas en Cuba me habla maravillas de su sistema sanitario, educativo, pero sin embargo me dice que tienen un problema insuperable , a saber, las gentes no quieren trabajar. ¿Es sano socialmente el gratis total?
Tendrá que poner orden y organización en las autonomías, o de lo contrario , caminaremos por la senda de Portugal, Grecia e Irlanda.

003
Javier Guillem
21.06.2011 a las 17:52 Enlace Permanente

Pues estoy bastante de acuerdo en su analisis.
A no ser que exista un Plan X Tapado, me da la sensacion que tambien andan dando vueltas a como salir del tema.
De todas formas, pronto lo sabremos.
Quiza la solucion sea la salida del euro; que quiza no debimos entrar en el en su momento, por las consecuencias que veiamos iban a llegar luego

004
Ceporr
21.06.2011 a las 21:33 Enlace Permanente

¿Tiene Rajoy política económica? Pues claro que no. Rajoy bien asesorado, está callado. ¿Qué va a proponer si no tiene ni idea? Pero no seamos tan duros con Mariano, ya que ¿hay alguien que tenga idea?
¿Para qué se va a comprometer Rajoy si con sus posibles medidas sólo causará irritación? Es mejor descalificar y luego ya se verá (naturalmente contentando a los afines).
Por supuesto que el PP no se enteró de lo que venía, ni el PSOE, ni tú mismo (que aún me acuerdo de aquello que dijiste de que “España va mejor que cuando iba bien”).
Pero el PP erre que erre hablando de la bonanza en época de Aznar cuando fue él el iniciador de este desaguisado.
Y henos aquí con ZP perdido y despistado dándoselas de gran estadista cuando no es sino una marioneta de los mercados, una UE a la que considerábamos un club social al que nos gustaría pertenecer y que ha devenido en un desmantelador de lo conseguido.
¿Tiene el PSOE política económica? Claramente no. Tu partido, Jordi, está perdido.
Me asombra la ceguera de la clase política. Se piden salarios ligados a la productividad, congelación salarial sine die. Muchos sabemos qué significa todo eso. Y también han entrado a degüello contra la negociación colectiva. Nos quieren llevar a ser la América Latina de Europa.
Y ahora los políticos descolocados con el 11M. Un día que qué buenos son estos muchachos y el otro que qué malotes. Y es que a vosotros los políticos se os llena la boca de democracia, pero la gente se dice que qué democracia es ésta donde los culpables se van de rositas y pagan los más desfavorecidos los platos rotos. Y lo que muchos políticos no entienden es que por mucho que yo vote a uno o a otro, me manifestaré cuando me dé la gana y que para mí yo soy mi único líder.
Se ha llegado a decir por parte de políticos que estas manifestaciones eran un atentado a la democracia que tantos muertos y presos costó. Pero esas personas no murieron o fueron encarceladas para que unos individuos por muchos votos que tuvieran, no nos traigan más que miseria y pérdidas de derechos. Esto el pueblo no lo va a tolerar.
El problema no es PP o PSOE (a los que muchos consideramos lo mismo, obispo más o menos), no, el problema es el agotamiento de un sistema causante de los problemas que se erige como solución, pero aumentado.
En este contexto, al PP para qué va a querer un programa económico para ganar las elecciones, basta dejar a ZP (un tío que pasaba por aquí) para hacerlo culpable de todo.
Am, por cierto, genial la idea de Rubalcaba de poner un MIR para profesores. Se dice que el problema de España es el fracaso escolar. El nivel cultural de este país que tanto maltrata a su gente preparada, es mucho mejor que los salarios que reciben. Dígale usted a su colega de partido Rubalcaba que en Madrid la mitad de los profesores (los de colegios concertados o privados) entran a dedo, que nunca harán ese MIR.
Estamos asistiendo a tiempos históricos. Sólo diré una cosa, Jordi, cuando unos gobernantes van contra su pueblo, el pueblo los devorará. Por que ahora es todo muy pacífico, pero veremos qué pasa en cinco años de congelaciones salariales. Y esa, Jordi, ¿no era una de tus posibles soluciones?
Nos llevan a trabajar como chinos, con salarios chinos, pero con precios europeos.
Aún no os estáis enterando de lo que está pasando y de lo que se está larvando.

005
la primera fuente
23.06.2011 a las 23:11 Enlace Permanente

Yo opino que la oposición en el gobierno ha presentado la necesidad de hacer reformas económicas en España estructurales principalmente en el mercado de trabajo (reduciendo las cotizaciones sociales, flexibilizando los modelos de contratación, intentando presentar unos próximos presupuestos donde ser reviertan mayores recursos públicos en nuevos modelos de inversión productiva…)
En el plano del control presupuestario ofrece importantes alternativas de control del gasto público que pueden favorecer el mejor funcionamiento de las administraciones que hasta en algunos casos exigen para su propia supervivencia. Restricción en el gasto público. Fijación de límites de gasto a las Comunidades Autónomas. Garantizar un mayor grado de estabilidad presupuestaria.
Plantea una reforma educativa, el impulso del acceso de los jóvenes al trabajo a través de la reforma del sistema de formación profesional. Bonificaciones sociales a la contratación. Plantea flexibilizar el sistema de pago del iva en las empresas.
Los anteriores son algunos de los aspectos que ha expuesto Rajoy o los portavoces de economía del partido actualmente en la oposición. Hay medidas que se pueden llevar a cabo para que España retome el rumbo del crecimiento económico y de la creación de empleo y vaya progresivamente mejorando el resultado de sus cuentas públicas, como las siguientes:

1.- Aprobación de una nueva Ley de Estabilidad Presupuestaria que introduzca nuevos instrumentos de control presupuestario a las diferentes Administraciones Públicas y fije un techo de gasto por ley a las comunidades autónomas.

2.- Aprobación de una reforma integral de la función pública española caracterizada por la redefinición de competencias, fusión de estructuras, modernización de determinados objetivos, establecer nuevos sistemas de calidad e incentivos, suspender durante un periodo de tiempo las ofertas públicas de empleo y establecer la obligatoriedad de recurrir al mercado de trabajo para contratar puestos muy específicos, desarrollar la ley de agencias como modelo futuro avanzado de administración…

3.- Ser conscientes de que los principales gastos del Estado en este momento son los de las Pensiones Públicas y la de los subsidios por desempleo. Ciento y pico mil millones y Treinta y pico mil millones respectivamente. Homogeneizar ambos aspectos de forma que se pueda obtener un importante ahorro prespuestario que pueda pueda reintegrarse en otros importantes capítulos de inversión.

Un afectuoso saludo y gracias por abrir este espacio a la participación

006
la primera fuente
24.06.2011 a las 09:14 Enlace Permanente

Rectifico el anterior comentario. Para ser exacto:

-Gasto en desempleo: 30474 millones de euros
-En Pensiones: 112.216 millones de euros

Prácticamente la mitad del gasto del Estado

Hace 5 años eran 13.000 y 84.000 millones de euros respectivamente. Unos 50.000 millones de euros de diferencia en su conjunto.

Reducir el desempleo tiene una importancia social pero también una importante incidencia presupuestaria y en la posibilidad de fortalecer otro tipo de políticas públicas.

El gasto del Estado en pensiones que al parecer va a ser una tendencia puede ser un problema bastante importante para el sostenimiento global de la economía española si no se profundiza en una reforma de carácter global.

El otro importante capítulo de gasto que tenemos, que es el de Transferencias a otras Administraciones Públicas alcanza los 42.000 millones de euros, una cantidad que resulta insuficiente y exige revisar el modelo de financiación local y autonómico dado los importantes problemas de déficit que atraviesa las administraciones públicas, lo cual nos lleva en su conjunto a priorizar los objetivos básicos desde todas las Administraciones y eso exige introducir importantes modificaciones de tipo legal y presupuestario, afectando incluso al propio ámbito de autonomía otorgado a determinadas administraciones públicas.

Por el lado de los ingresos es necesario que nuestro sistema fiscal favorezca el desarrollo de herramientas que permitan tener un conocimiento exacto de la situación financiera de que cada persona física o jurídica de forma real. Y desarrollar medidas que favorezcan el consumo real en la economía de las rentas más bajas y la inversión directa o transacciones de tipo económico en las de mejor situación patrimonial.
Ejemplos se podrían poner muchos porque los hay.

Se podrían desarrollar instrumentos de financiación más a largo plazo para las Administraciones Públicas.
La actividad productiva tiene que orientarse específicamente a aquellos sectores donde somos más competitivos: turismo, agricultura, sanidad, obras públicas, energía renovables…

Y sería necesario conformar una estructura exterior que dinamizara el desarrollo de nuevos proyectos al mismo tiempo que intentar adoptar un posicionamiento más ambicioso y ventajoso de nuestras empresas dentro de la Unión Europea bajo un concepto de continua y permanente externalización de nuestra economía.
Y hay que luchar en Europa para que la regulación y evolución de la propia unión económica y monetaria garantice previa ejecución de las reformas oportunas y adaptación de nuestro sector empresarial un resultado mínimamente positivo.

007
Lituus
25.06.2011 a las 17:28 Enlace Permanente

Quizá tampoco, seguro que no, ni el PSOE ahora tienen una política económica que de una solución a la crisis. De hecho los financieros han estado durante los últimos 200 años gestionaron las crisis y desarrollos económicos en los que se repartían las riqueza y si se podía ir creciendo, como de hecho así ha sido. Pero ahora con cerca de 7.000 millones de habitantes, a principios de 1900 éramos 2000 millones, el paradigma debe cambiar. La solución ya no va a venir de un ajuste financiero. Con el incremento de población y la crisis energética junto con la escasez y altos precios de los alimentos el modelo debe cambiar totalmente. Comenzando por la Energia y las materias primas, ya estamos en múltiples “peaks” como el oill Crash. Y ya mno hay mas ni petróleo ni materias primas a precios que generen riqueza. La tasa de retorno TRE de las estracciones y minas cada vez caen mas.
Aquí Rajoy ni ningún partido en España están afrontado por presión ,de las eléctricas y lobbys energéticos la crisis real de la Energia. Solo Mrs. Merkel en Alemania parece que esta tomando el toro energético por los cuernos. Su inversión en renovables es mas de 10 veces, y creciendo, la de España que lleva dos años bloqueada con consenso de todos los grandes partidos, eléctricas y banca detrás. Incluso Alemania se esta plantearon en breve disponer de tecnología que pueda almecenar Energia renovable producida fuera de horas pico para luego generar electricidad o también fabricar sintéticamente gas natural, ojo con esto: independencia del gas ruso!
http://luisletosa.blogspot.com/2011/06/logistica-y-renovables-juntas-daran-un.html
Hasta que no haya una voluntad política para frontar realmente el cambio de paradigma de la Energia, no habrá solución a la crisis financiero.
El tema de la crisis alimentaria vas ir unido a la solución a la crisis energética.
Saludos y muy buen blog.
Luis

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio