El Blog de Jordi Sevilla Otro sitio más de Red Sitios de Admin – Blogs de Thinking Heads

Desigualdad, palabra de Rey

Escrito a las 8:05 am

Si la Fundación del Español Urgente -Fundéu BBVA- me hubiera preguntado, mi propuesta para palabra del año 2016 hubiera sido desigualdad. Tal vez por ello me agradó especialmente que en su discurso navideño el Rey pidiera, de forma explícita, que la actual recuperación ayude a “corregir las desigualdades -así como- a fortalecer la cohesión”. Sobre todo, porque no haberlo hecho hasta ahora es, precisamente, lo que explica que, al final, la palabra del año elegida en España haya sido populismo.

Foto: elmundo.es/JAVIER OLIVARES

Aunque no se puede decir que la desigualdad social sea algo surgido de la reciente crisis económica internacional, las actuales realidades asociadas a la mundialización de la economía y a los estragos causados por unos mercados financieros desregulados y voraces han cambiado de forma radical los términos de un debate con profundas raíces en nuestra tradición. Así, hoy, organismos internacionales incuestionables como el Fondo Monetario, el Banco Mundial o la OCDE han reconocido, tras sesudos análisis cuantitativos, cinco cosas sobre las que existe un amplio consenso.

Primera, la globalización ha reducido la pobreza extrema en el tercer mundo pero la ha incrementado en los países del primer mundo. Segundo, en todos ellos ha aumentado la desigualdad. Tercero, que la revolución tecnológica en marcha está afectando negativamente a los trabajadores menos cualificados que ven peligrar sus puestos de trabajo, sin alternativas evidentes en sus propios países. Cuarto, la desigualdad creciente repercute de manera negativa sobre el crecimiento de una economía capitalista basada en el consumo privado. Y quinto, pobreza y desigualdad crecientes en el primer mundo generan amplia desafección ciudadana respecto a unas instituciones democráticas que muchos ciudadanos sienten que les dan la espalda, mientras que los populismos parecen ofrecerles -falsas- soluciones y, en todo caso, -falsos- culpables. Seguir Leyendo

Reformas de Rajoy: La cara B

Escrito a las 8:43 am

Continúa provocándome sonrojo el desparpajo con el que Rajoy habla, con admiración, de las «reformas» llevadas a cabo en su anterior mandato. Créanme que conozco lo que son las guías de campaña electoral, pero mantener el eslogan cuando son medidas adoptadas bajo una mayoría absoluta felizmente enviada por los electores al desván de la historia demuestra que, tal vez, ha llegado a creerse sus propias consignas. Y eso, sería grave. Por tanto, me propongo ayudar al presidente en su relación con la realidad repasando otra versión de sus famosas reformas de las que sólo me salen cuatro: una, no hecha; otra, impuesta desde fuera mediante un rescate negado; y otras dos que han provocado la mayor desigualdad y pobreza de la historia reciente de España. De eso hablamos.

Foto: elmundo.es/JAVIER OLIVARES

Una de las reformas más urgente en España, la presupuestaria, sigue pendiente. Desde 2011, se ha incumplido el objetivo de déficit todos los años (¿recuerdan que Rajoy prometió en su investidura que alcanzaríamos el 3% en 2013?), la deuda pública ha subido 20 puntos de PIB, el modelo de financiación autonómica continúa sin tocarse, los impuestos son los mismos (se han subido o bajado, sin reformarlos) y la estructura de gastos es la misma (aunque algunos se han recortado) y todavía sin análisis de eficiencia. La reforma financiera, hecha, vino impuesta tras seis meses en los que el nuevo gobierno no supo sacarse la pasta de las manos, encallados con Rato al frente de Bankia, mientras la prima de riesgo se multiplicaba por tres. Les aseguro que no existe ningún país no rescatado que tenga firmado con la Troika un Memorandum of Understanding (MOU). Y España lo tiene: a cambio de un generoso préstamo se obligó al gobierno a emplear dinero público en salvar bancos, a crear la Sareb y a otras medidas que no quería hacer y que supervisan los hombres de negro. Rescate. Financiero, pero rescate.

Seguir Leyendo

Inmersos en un mar de riesgos

Escrito a las 8:28 am

Homo sapiens, como dice el autor de moda Yuval Noah Harari, siempre ha actuado bajo la incertidumbre. Dado que ese estado de cosas le genera ansiedad ante lo desconocido, a lo largo de la historia hemos ido recopilando experiencias que nos ayudan a transformar la incertidumbre en probabilidades, que, al ser algo calculable, nos permite aparentar que el porvenir se puede convertir en algo previsible.

Esa misma necesidad de buscar certezas o, cuanto menos, de elaborar cálculo de probabilidades sobre lo que va a ocurrir en el futuro próximo, es más acuciante ahora mismo para todos aquellos que deben tomar decisiones económicas. Y no porque sea la primera vez que existen grandes dudas sobre lo que va a pasar con la economía mundial en el próximo año, sino porque nunca antes las incertidumbres existentes habían sido tantas y con evolución interactiva tan rápida, como en este momento.

Foto: elmundo.es/AJUBEL

Foto: elmundo.es/AJUBEL

Hemos construido una sociedad y una economía donde las cosas suceden de manera tan rápida y global que apenas nos da tiempo a entenderlo cuando ya ha cambiado, en un mundo interrelacionado donde una decisión en cualquier parte acaba generando un efecto y una reacción inmediata en cualquier otra parte.

Si tuviéramos que centrar los principales focos de riesgo para la economía mundial en 2017 en dos, serían, sin duda, las primeras decisiones del nuevo presidente americano Trump y la fuerza de los populismos anti Unión Europea en un año electoral muy intenso en los principales países de Europa.
Seguir Leyendo

La ‘posverdad’ que nos corroe

Escrito a las 8:27 am
Foto: elmundo.es/JAVIER OLIVARES

Foto: elmundo.es/JAVIER OLIVARES

Si quiere estar a la última, tendrá que mencionar la palabra posverdad en algún momento, sobre todo, desde que ha sido declarada palabra del año por el diccionario Oxford, a partir del amplio uso que se ha hecho en el referéndum del Brexit, o en la campaña electoral de Trump de afirmaciones con mucha repercusión, electoralmente eficace

s y que compartían un rasgo: eran mentira. Y es que, al parecer, la verdad es muy aburrida y ahora prima el proporcionar emociones fuertes a los electores para que se reafirmen en sus prejuicios, tópicos e ignorancias. La idea ya no es dedicar esfuerzos a educar a los votantes sobre los complejos asuntos públicos, sino regalar rápido sus oídos y sus egos, dándoles la razón incluso en sus errores. Seguramente estamos ante el último escalón de la peligrosa conversión plena de la política en un producto más de mercadotecnia.

En la antigua Roma, populistas como Graco o Clodio, ya manipulaban a la plebe mediante falsedades. La diferencia es que, entonces, si se demostraba que habías mentido, caía sobre ti el desprestigio público, mientras que ahora, con la posverdad, los hechos, sencillamente, han quedado sustituidos, como en Matrix, por una realidad paralela que no apela a la razón, sino a los sentimientos. Lo importante hoy no es que algo sea verdad, sino que suene verosímil en función del marco conceptual que nos han construido, aprovechando nuestros sesgos cognitivos (Kahneman).
Seguir Leyendo

Después de Castro, ¿qué?

Escrito a las 12:17 pm
Foto: elmundo.es/GABRIEL SANZ

Foto: elmundo.es/GABRIEL SANZ

Sorprende la cantidad de expertos en la Cuba castrista que han salido desde la muerte de Fidel. Declaro no ser uno de ellos, aunque en mi lejana juventud también colgué el póster del Che en mi habitación, leí sus diarios y ensayos en plena dictadura franquista y memoricé trozos de La historia me absolverá de Castro.

Más tarde, desde el Gabinete de Presidencia del Gobierno, tuve relación con el equipo asesor que González ofreció a Fidel, a principios de los 90, para el proceso de reformas económicas pilotado, entonces, por Carlos Lage.

En paralelo, tras años de analizar las transiciones teóricamente inevitables del capitalismo al socialismo, sentí la necesidad de estudiar las transiciones, tan imprevistas como reales, que desde el comunismo se han ido produciendo hacia el capitalismo, según dos modelos: el chino, con férreo inmovilismo político en su sistema dictatorial, pero grandes avances hacia un peculiar capitalismo en lo económico; y el ex soviético, con rápida implantación de constituciones (más o menos) democráticas en lo político y caóticas transformaciones hacia un sistema (más o menos) de propiedad privada y libre mercado.
Seguir Leyendo

Pensiones sobre el gasto

Escrito a las 8:34 am
14801861064317

Foto: elmundo.es/SANTIAGO SEQUEIROS

El ministro Montoro negocia, en una sala del Congreso, cómo rebajar, para 2017, 5.000 millones de euros en el techo de gasto no financiero de las Administraciones. Mientras, en otra de las salas, se discute la propuesta de la ministra Báñez para incrementar en 25.000 millones de euros el gasto presupuestario de la Administración Central, si consiguen trasladar parte de lo que ahora financia la Seguridad Social. Así está la cosa.

Muchos lectores pensarán que da un poco lo mismo que una prestación concreta la financie la Seguridad Social o que lo haga el Estado Central. Pues no. En primer lugar, porque si el gasto lo efectúa la Seguridad Social no computa a efectos del cálculo del techo de gasto, tal y como recoge el artículo 30 de la Ley de Estabilidad Presupuestaria. Dicho de otra manera, transferir, como propone el PP, a los Presupuestos Generales del Estado la financiación de las bonificaciones al empleo (1.900 millones), las pensiones de viudedad (21.000) y de orfandad (1.810), entre otras, puede representar un alivio a las deterioradas cuentas de la Seguridad Social. Aunque, a su vez, representaría una importante presión sobre las delicadas cuentas de la Administración Central. Además, de aceptarse la propuesta, dichas prestaciones podrían ver alterado su actual carácter contributivo, al dejar de estar financiadas por los trabajadores mediante cotizaciones sociales y pasar a hacerlo por impuestos generales del Estado. Seguir Leyendo

Trastorno de estrés postraumático

Escrito a las 11:22 am

Mucha gente anda abrumada por ver a Trump en la Presidencia de Estados Unidos. Y no me refiero a quienes se manifiestan en aquel país al grito de «no es mi presidente», sino a quienes en España, incluso desde posiciones políticas conservadoras, saben que Trump es otra cosa y que con su elección, algo importante se ha roto. Surge, entonces, una sensación de desamparo, ligada a una incapacidad para entender lo sucedido: cómo es posible que los votantes republicanos tradicionales hayan respaldado a un candidato repudiado por buena parte de la cúpula del partido republicano y, cómo es posible que la amenaza de tal candidato no haya sido suficiente para movilizar, en su contra, a todo el voto demócrata que apoyó a Obama.

14794703898518

Foto: elmundo.es/DANIEL HIDALGO

La primera reacción ante un hecho traumático (algo que se sale radicalmente de lo normal y que se vive de manera muy agobiante) es negarlo. Esto hacen quienes responden a la elección de Trump con la idea de que «no cumplirá lo que ha prometido» y, por tanto, «no será tan grave como suponemos ahora». Es decir, una cosa es lo que ha dicho para ganar las elecciones (aunque las ha perdido en voto ciudadano) y otra, muy distinta, lo que hará como presidente, donde no se saldrá tanto de la norma.

Mi visión es otra. Creo que Trump va a hacer cosas disruptivas, en línea con lo que ha dicho. Y ello introduce gran incertidumbre, ahora, y profundas transformaciones en el orden mundial, después. Y que negarse a aceptarlo, empeñarse en que las cosas van a seguir, más o menos, «como siempre», forma parte del trastorno de estrés postraumático (TEPT) en que estamos. Seguir Leyendo

El espejo se ha roto

Escrito a las 8:38 am

Muchas veces he pensado qué hubiera ocurrido si el presidente Sarkozy hubiera sacado adelante su idea de refundar el capitalismo, propuesta tras la quiebra de Lehman Brothers. En palabras del político conservador francés, esa crisis marcaba “el fin de un mundo que se construyó cuando una generación creyó que la democracia y el mercado arreglarían por sí mismos todos los problemas”. Sin embargo, sólo se hizo un amago de reforma con el único objetivo de socializar pérdidas y de esa renuncia surge un populismo autoritario que adopta la forma de Brexit, Trump o Putin.

14788060708124

Foto: elmundo.es/LUIS DEMANO

De la mano de una intensa revolución tecnológica y de mercados globalizados, hemos entrado en una fase de aceleración histórica que ha provocado perdedores y ganadores por todo el planeta y ha dislocado los parámetros con los que hemos construido nuestra vigente concepción del mundo. Los nuevos condenados de la tierra traducen su enfado y desesperanza -cuando viven en países donde se puede votar- en respuestas mágicas, buenas en señalar falsos culpables, aunque incapaces de ofrecer verdaderas soluciones. El problema es que, ahora, son multitud. Seguir Leyendo

Salida en falso

Escrito a las 8:30 am

Todo el empleo asalariado creado durante el tercer trimestre de este año ha sido temporal. A veces por horas, a veces por días. ¿Es esto verdadero empleo? La EPA dice que sí. Pero, ¿qué dice el sentido común? Sí, sí, ya sé que es peor estar en paro. Sobre todo, si con el cambio aprobado en la regulación se deja fuera de cobertura a más de la mitad de los parados, especialmente los jóvenes que es donde se concentra la mayor tasa de desempleo. Entonces, ¿estamos condenados a elegir entre paro o precariedad? Para muchos, sí. La crisis financiera de 2008, la globalización y la revolución tecnológica, nos situarían en sociedades fluidas donde la única certeza sería el fin del trabajo estable. Sin embargo, incertidumbre asociada al cambio no es lo mismo que precariedad. Salvo que así lo quieran quienes tienen capacidad para adoptar decisiones legales.

14782066212397

Foto: elmundo.es/GABRIEL SANZ

Sumando parados, temporales y a tiempo parcial involuntario, más de la mitad de la fuerza laboral en España se encuentra en situación precaria, lo que incluye tener que hacer más de seis millones de horas extraordinarias que ni se retribuyen, ni se compensan. Y la otra mitad de los activos ha visto cómo sus derechos se reducían, junto con sus salarios y su capacidad negociadora frente a los empresarios. Por ello, hemos visto aparecer la categoría de «trabajador pobre», impensable hasta hace poco. ¿Se puede generar confianza e ilusión en un país después de provocar una ruptura social tan importante? Seguir Leyendo

Época de pactos, época de cambios

Escrito a las 12:43 pm

El nuevo gobierno Rajoy, que conoceremos hoy, va a tener que hacer las cosas muy distintas a como las hizo el viejo gobierno Rajoy. En primer lugar porque el momento es otro. No es lo mismo gestionar una grave crisis económica internacional que consolidar una recuperación auspiciada por la política monetaria del Banco Central Europeo. Pero en segundo lugar porque va a tener que buscar apoyos en grupos parlamentarios que han sido muy críticos, que han estado muy disconformes con la manera en la que Rajoy y el Partido Popular gestionaron la mayoría absoluta. Seguir Leyendo

Logotipo de Blogestudio