El Blog de Jordi Sevilla Blogs de Thinking Heads

¿Estructura o coyuntura?

Escrito a las 9:22 am

Recuerden que todo se hizo porque el elevado endeudamiento de la economía española nos hizo muy vulnerables en las dos grandes crisis internacionales consecutivas que vivimos: la de 2008-2009, cuando se secaron los mercados interbancarios de préstamos como consecuencia de las subprime y la caída de Lehman Brothers, y la de 2011-2012, cuando se puso en duda la solidez de la zona euro y los mercados financieros atacaron, de forma especulativa, a los países periféricos más débiles, como España, que vieron cómo se disparaba su prima de riesgo. Seguir Leyendo

Costes y riesgos de esta recuperación

Escrito a las 8:30 am

Foto: elmundo.es/LUIS DEMANO

Si yo fuera ministro de Economía, estaría muy preocupado tras conocer el contenido del Informe sobre España 2017 presentado la pasada semana y elaborado por los servicios técnicos de la Comisión Europea. No me quedaría prendido de los breves ditirambos que hace sobre la situación aparente de nuestra economía y prestaría mucha más atención al contundente análisis que presenta sobre los dolorosos efectos secundarios de lo hecho, los costes de las políticas económicas aplicadas pero, sobre todo, intentaría afrontar los graves riesgos que detecta como consecuencia de la clamorosa inacción del Gobierno en los asuntos fundamentales que están condicionando la continuidad de la recuperación y nuestro bienestar futuro como sociedad.

La lectura de estos riesgos representa toda una carga de profundidad sobre un gobierno paralizado, que cree que lo ha hecho todo tan bien que ya no hace falta hacer nada más, salvo asuntos rutinarios como aplicar la legislación europea pendiente, por ejemplo, en crédito hipotecario o en regulación de la estiba portuaria.

Seguir Leyendo

Empleo y salarios dignos

Escrito a las 9:02 am

Foto: elmundo.es/TOÑO BENAVIDES

En un país con la mitad de sus jóvenes sin trabajo y con 4.237.800 personas, casi el 19% de su población activa, en paro, no debería resultar extraño ver, como hemos visto en España el pasado fin de semana, a sus principales centrales sindicales manifestándose en la calle en favor de un empleo y un salario dignos. La pregunta es: ¿existe alguien que defienda un empleo y un salario indignos? Y la verdad es que he llegado a la conclusión de que sí. Que en España, algunos, han llegado a confundir tanto su propaganda con la realidad, han llegado a creerse tanto sus propias consignas partidistas, que resultan peligrosos defendiendo hoy la literalidad de una reforma del mercado laboral realizada en plena crisis y con la economía intervenida por el rescate financiero, como el bálsamo de Fierabrás. Incluso, como la única explicación de la recuperación actual de la economía, olvidando cosas tan obvias como que otros países europeos se han recuperado antes que nosotros sin necesidad de efectuar un desmantelamiento de derechos laborales tan radical e intenso como el realizado aquí por el gobierno de Rajoy.
Seguir Leyendo

¿Dónde estamos?

Escrito a las 1:42 am

Este será el cuarto año consecutivo de crecimiento por encima de la media de la Eurozona. Y, pese a ello, seguiremos sin haber recuperado los niveles de renta, riqueza y empleo anteriores a la crisis, tras haber vivido una década perdida. Es lo que tiene la estadística: subimos mucho ahora, porque también caímos mucho antes. Dos reflexiones definen el momento actual: ¿cuánto nos afectará el final de los vientos de cola favorables vividos el último año? Y, en segundo lugar, si con esta recuperación iniciamos o no un nuevo ciclo expansivo mejor que el anterior, que acabó cuando estalló la burbuja construida.

Foto: elmundo.es/SANTIAGO SEQUEIROS

Hay consenso en que 2017 y 2018 serán tiempos de crecimiento económico para España, pero a un ritmo menor que el experimentado los dos últimos años: hasta un punto porcentual menos. Y todos coinciden en las causas: a nivel interno, aunque sigamos sin cumplir los compromisos de déficit público, la política presupuestaria tenderá a ser más restrictiva. Y, además, las ayudas externas recibidas en forma de un precio bajo del petróleo, un euro depreciado y la política monetaria expansiva por parte del BCE -compra masiva de deuda pública y tipos de interés cercanos a cero- llegan a su fin e, incluso, inician una clara reversión.

El regreso de la inflación, aunque contenida, sería la mejor prueba de ello, a la vez que anticipa un giro de la política monetaria en sentido restrictivo de la mano, también, del efecto arrastre que tendrán las previsibles subidas de tipos que hará este año la Reserva Federal americana. Teniendo que ajustar el déficit a la baja, con un petróleo en el entorno de los 60 dólares y unos tipos de interés al alza que vuelvan a abrir la brecha de la prima de riesgo, las condiciones para Seguir Leyendo

Socialismo en el siglo XXI

Escrito a las 8:48 pm

Hubo un tiempo en que la izquierda señaló la desigualdad social como el principal problema para el desarrollo del ser humano, porque daba lugar a abusos (explotación, pero también alienación) que consideraba inaceptables. Dado que situó el origen de dicha desigualdad en la existencia de propiedad privada hereditaria, la única forma de acabar con ella era socializar los medios de producción para que sus frutos se distribuyeran según la contribución al nuevo producto. Capacidades y necesidades serían, entonces, los criterios de reparto de la renta, sustituyendo al viejo reparto en función de los derechos de propiedad sobre la riqueza. Así, alcanzar la igualdad social sería posible, aunque exigiera suprimir la libertad de propiedad privada mediante una revolución mundial dirigida por la clase que nada tenía que perder.

Foto: elmundo.es/DANIEL HIDALGO

Stalin nos vacunó contra una versión extrema de este enfoque al demostrar que un aparato productivo del que nadie se siente dueño porque es de todos y donde las decisiones se adoptan sin más incentivos ni controles que ajustarse a un plan elaborado en los despachos centrales del ministerio, es altamente ineficiente, ya que deja muchas necesidades sin cubrir y desaprovecha demasiadas capacidades. Además, tampoco es compatible con el mantenimiento del resto de libertades individuales. La dictadura del proletariado, lejos de ser una inevitable aunque breve fase transitoria hacia el paraíso, tiende a perpetuarse, convertida en una dictadura a secas. Suprimir la propiedad privada no garantizó, pues, una mayor igualdad, pero sí que acabó con la libertad. El comunismo soviético se desplomó así, sin igualdad, ni libertad.

Seguir Leyendo

Los serios problemas con el empleo

Escrito a las 8:39 am

No acabo de entender en qué puede mejorar la situación de nuestro mercado laboral si aplicáramos las recomendaciones que ha hecho el FMI esta semana, que insiste en el modelo agotado de la devaluación interna. Ya, ya sé que con Zapatero era peor, que Rajoy es un hombre providencial y que más se perdió en Cuba. Pero una vez dados los gritos de rigor que algunos exigen, aunque sean falsos, los problemas, los graves problemas laborales de España continúan, en medio de la indiferencia de un Gobierno tan encantado de haberse conocido que le resulta imposible ver más allá de su espejito mágico de autosatisfacción.

Foto: elmundo.es/JAVIER OLIVARES

El empleo ha crecido en 413.900 personas en los últimos 12 meses. Magnífico. Ya sólo necesitaremos seis años más para, a ese ritmo, recuperar la tasa de paro de antes de la crisis. Y nada garantiza que se mantenga, ya que todas las previsiones apuntan a un cierto enfriamiento de nuestra actividad económica conforme van remitiendo los vientos favorables externos que hemos tenido.

O reconocemos que, más allá de nuestro modelo de relaciones laborales, tenemos un problema serio en nuestro modelo productivo que le hace incapaz de absorber todo el empleo que necesitamos, o nunca nos situaremos al nivel de ocupación de nuestros socios del euro. Ensanchamiento de la oferta productiva, innovación, competitividad, productividad, tamaño de las empresas, nivel inversor… Todos son asuntos mucho más importantes a la hora de crear puestos de trabajo, que el contrato único o la mochila austriaca. Cuando, al final, llegan los datos de Contabilidad Nacional y se observa que turismo y hostelería son los motores fundamentales de nuestro crecimiento, no puedes por menos que preguntarte dónde ha quedado tanta cháchara gubernamental sobre el cambio de modelo productivo.

Seguir Leyendo

Sí, al ingreso mínimo vital

Escrito a las 8:24 am

Antes de la Comisión Gestora, la veintena de expertos que asesora al PSOE en asuntos sociales elaboró una detallada propuesta para crear una nueva prestación de la Seguridad Social a la que llamamos Ingreso Mínimo Vital. La idea surgió tras el análisis del elevado nivel de ciudadanos en riesgo de exclusión social, con alta probabilidad de cronificarse, entre otras cosas, porque no existen mecanismos adecuados para combatir esta pobreza de nuevo cuño. Una realidad vinculada a la crisis, pero que tiene un trasfondo más profundo ya que inciden también la globalización y las sucesivas revoluciones tecnológicas en marcha, que desestructuran nuestro mercado laboral.

Foto: elmundo.es/JAVIER OLIVARES

Los impulsores políticos del Estado del Bienestar en España elaboramos, pues, una iniciativa de lucha contra un nuevo tipo de pobreza a la que dimos cauce, entonces, en el Congreso de los Diputados, en el programa electoral de 2015 y 2016 e, incluso, en el acuerdo de Gobierno que firmamos con Ciudadanos. En paralelo, los dos sindicatos mayoritarios del país promovieron una Iniciativa Legislativa Popular que, respaldada por la firma de 693.000 ciudadanos, cuyo objetivo es «el establecimiento de una prestación de ingresos mínimos en el ámbito de protección de la Seguridad Social». Por su parte, otros grupos políticos han propuesto soluciones diferentes, como un complemento salarial financiado por el Estado (Ciudadanos) o la creación de una renta básica (Podemos). No estamos pues ante una ocurrencia aislada, ni ante algo que sea estrictamente novedoso. Modestamente, en mi libro De nuevo socialismo (2002) ya dediqué un epígrafe a la Renta Básica de Ciudadanía y funciona, desde hace años, una Red Europea de Renta Básica.

Seguir Leyendo

2017, un año líquido

Escrito a las 7:55 am

Foto: elmundo.es/JAVIER OLIVARES

2017 va a ser un año líquido por muchas razones que detallaré. Pero al titular así también he querido rendir un homenaje al sociólogo Z. Bauman, fallecido recientemente, creador del concepto modernidad líquida como aquella en la que nada es sólido, ni estable, ni permanente. Las perspectivas económicas para este año compaginan algunos elementos comunes en cuya alta probabilidad coinciden todos los analistas y, también, muchas incertidumbres sobre aspectos esenciales del devenir que ocurrirán con total certeza, pero respecto a los cuales la ausencia de información es casi total. Por ejemplo, qué primeras medidas adoptará el nuevo inquilino de la Casa Blanca, cómo se iniciarán las negociaciones sobre el Brexit y cuál será el resultado electoral de las fuerzas antieuropeas en las elecciones en Francia, Alemania y Holanda. Además, otros elementos inciertos añaden también dudas: cuándo y cómo finalizará la guerra en Siria, que pasará con la crisis de los refugiados, cuál será el nuevo pulso mundial lanzado por el presidente Putin, etcétera, etcétera.

Seguir Leyendo

Desigualdad, palabra de Rey

Escrito a las 8:05 am

Si la Fundación del Español Urgente -Fundéu BBVA- me hubiera preguntado, mi propuesta para palabra del año 2016 hubiera sido desigualdad. Tal vez por ello me agradó especialmente que en su discurso navideño el Rey pidiera, de forma explícita, que la actual recuperación ayude a “corregir las desigualdades -así como- a fortalecer la cohesión”. Sobre todo, porque no haberlo hecho hasta ahora es, precisamente, lo que explica que, al final, la palabra del año elegida en España haya sido populismo.

Foto: elmundo.es/JAVIER OLIVARES

Aunque no se puede decir que la desigualdad social sea algo surgido de la reciente crisis económica internacional, las actuales realidades asociadas a la mundialización de la economía y a los estragos causados por unos mercados financieros desregulados y voraces han cambiado de forma radical los términos de un debate con profundas raíces en nuestra tradición. Así, hoy, organismos internacionales incuestionables como el Fondo Monetario, el Banco Mundial o la OCDE han reconocido, tras sesudos análisis cuantitativos, cinco cosas sobre las que existe un amplio consenso.

Primera, la globalización ha reducido la pobreza extrema en el tercer mundo pero la ha incrementado en los países del primer mundo. Segundo, en todos ellos ha aumentado la desigualdad. Tercero, que la revolución tecnológica en marcha está afectando negativamente a los trabajadores menos cualificados que ven peligrar sus puestos de trabajo, sin alternativas evidentes en sus propios países. Cuarto, la desigualdad creciente repercute de manera negativa sobre el crecimiento de una economía capitalista basada en el consumo privado. Y quinto, pobreza y desigualdad crecientes en el primer mundo generan amplia desafección ciudadana respecto a unas instituciones democráticas que muchos ciudadanos sienten que les dan la espalda, mientras que los populismos parecen ofrecerles -falsas- soluciones y, en todo caso, -falsos- culpables. Seguir Leyendo

Reformas de Rajoy: La cara B

Escrito a las 8:43 am

Continúa provocándome sonrojo el desparpajo con el que Rajoy habla, con admiración, de las «reformas» llevadas a cabo en su anterior mandato. Créanme que conozco lo que son las guías de campaña electoral, pero mantener el eslogan cuando son medidas adoptadas bajo una mayoría absoluta felizmente enviada por los electores al desván de la historia demuestra que, tal vez, ha llegado a creerse sus propias consignas. Y eso, sería grave. Por tanto, me propongo ayudar al presidente en su relación con la realidad repasando otra versión de sus famosas reformas de las que sólo me salen cuatro: una, no hecha; otra, impuesta desde fuera mediante un rescate negado; y otras dos que han provocado la mayor desigualdad y pobreza de la historia reciente de España. De eso hablamos.

Foto: elmundo.es/JAVIER OLIVARES

Una de las reformas más urgente en España, la presupuestaria, sigue pendiente. Desde 2011, se ha incumplido el objetivo de déficit todos los años (¿recuerdan que Rajoy prometió en su investidura que alcanzaríamos el 3% en 2013?), la deuda pública ha subido 20 puntos de PIB, el modelo de financiación autonómica continúa sin tocarse, los impuestos son los mismos (se han subido o bajado, sin reformarlos) y la estructura de gastos es la misma (aunque algunos se han recortado) y todavía sin análisis de eficiencia. La reforma financiera, hecha, vino impuesta tras seis meses en los que el nuevo gobierno no supo sacarse la pasta de las manos, encallados con Rato al frente de Bankia, mientras la prima de riesgo se multiplicaba por tres. Les aseguro que no existe ningún país no rescatado que tenga firmado con la Troika un Memorandum of Understanding (MOU). Y España lo tiene: a cambio de un generoso préstamo se obligó al gobierno a emplear dinero público en salvar bancos, a crear la Sareb y a otras medidas que no quería hacer y que supervisan los hombres de negro. Rescate. Financiero, pero rescate.

Seguir Leyendo

Logotipo de Blogestudio