La dimensión moral de la democracia.

Escrito a las 1:57 pm

Lo pedía el Papa en su reciente visita al Reino Unido: la democracia necesita impulsar su dimensión moral.Estoy de acuerdo. Solo que él apuntaba, en realidad, a la dimensión religiosa y yo creo que la religión, en una democracia, es un asunto privado, mientras que la moral, laica, es una cuestión pública. Las Constituciones democráticas, incorporan una gran dimensión moral:libertad, igualdad y fraternidad son conceptos que resumen todo un tratado sobre el ser humano, sus derechos y deberes y sus relaciones. Pura moralidad.

Mucha gente piensa que el racionalismo ilustrado que construyó el mundo moderno está basado en el arrumbamiento de la moralidad. Y nada más equivocado. En todo caso, desplaza a la religión como única moralidad recuperando principios morales laicos sobre los que basar la convivencia pública entre individuos. Desde ese punto de vista, es entendible que el máximo representante de una Iglesia pretenda recuperar el protagonismo social que tuvo en el pasado como única moral posible. Olvidando, eso si, que si la religiosa es la única moralidad imperante, acabamos abocados, de nuevo, a sociedades no democráticas (se reprime a quien no sea de la religión mayoritaria) y bélicas (la guerra de religiones).

Desde ese punto de vista, la moralidad laica de la Ilustración representó un gran paso adelante en la convivencia humana al hacer posible que vivieran y trabajaron juntos personas que tienen distintas opiniones sobre muchas cosas e, incluso, distintas creencias religiosas. El espacio liberal, laico y constitucional de convivencia es el único compatible con la democracia.

Pero no por ello está exento de moralidad. Pensar que todos los seres humanos son iguales en derechos y oportunidades, es todo un principio moral de la democracia que muchas religiones no tienen o no practican en la medida en que marginan a las mujeres o proclaman la “guerra” al infiel. Como atribuir a los seres humanos unos valores intrínsecos que no se pueden expropiar o a los que se debe subordinar otros principios, o pensar que mediante impuestos y becas se mejora la equidad de oportunidades entre personas que no tienen responsabilidad de haber nacido en una familia con posibles o sin ellos. O pensar que el estado tiene obligaciones para con los individuos menos favorecidos.
Es posible que de los eslóganes ilustrados, debamos desarrollar algo más el de fraternidad porque es el que nos da sentido de pertenencia estableciendo los vínculos que nos hacen ser parte de algo. Pero, en el fondo, solo la fraternidad constitucional, es decir, el saber que compartimos unos principios justos de ordenación de la convivencia de acuerdo, también, a principios morales, hace posible compatibilizar democracia con creencias morales y religiosas, aunque cada una de ellas en su ámbito.

La petición de los radicales americanos del Tea Party de “menos estado y más religión” es lo que proclaman los fundamentalistas en Irán. Esa moralidad no es compatible con una sociedad democrática y pacífica que incluya la religión sin construir desde ella la identidad colectiva excluyente. El Papa, por tanto, tiene razón cuando demanda reforzar los aspectos morales de la democracia. Pero se equivoca si con ello, se refiere, solo, a los valores religiosos.

Leyendo el último libro del intelectual de izquierdas Tony Judt, recientemente fallecido, me encuentro con una idea que comparto plenamente: en la política actual, “necesitamos un lenguaje de fines y no de medios, porque es necesario que adscribamos a nuestros actos un sentido que los trascienda”. Explicar, dirigido a la razón, más que estimular dirigido a los sentimientos. De nuevo, la identidad, como punto equivocado de construcción de un discurso político democrático. No entenderlo así, es una de las explicaciones al retroceso de la socialdemocracia en toda Europa. España incluida.

21 comentarios

001
Pablo Romeu
11.10.2010 a las 14:22 Enlace Permanente

Estoy con usted en los 3 primeros renglones, pero en el resto, anda usted confundido.

Por asentar ciertos conceptos, que veo que confunde. Cuando hablamos de moral, hablamos de una aplicación práctica con unas normas determinadas. Es decir, existe una moral religiosa que defiende el Papa -católica, para ser concretos- y una moral laica, proveniente de la Ilustración, que parece que defiende usted. Otra cosa bien distinta es la ética, que es independiente de creencias religiosas o laicismos. Es decir, es la ética la que debería llevarnos a una moral mínimamente común, en la que las “morales religiosas” y “morales laicas” se entiendan.

Éste entendimiento siempre ha sido conflictivo, debido a que cada uno cree que su moral es la correcta. Pero no es imposible un acuerdo “de mínimos”. Sin embargo, debo romper una lanza en favor del Papa y en contra de sus afirmaciones. A saber:

– Que el único país constitucionalmente laico del mundo es Francia. ¿Acaso es el único democrático? Yo creo que no. Luego algo falla en su razonamiento.

– Que países tan Europeos como Dinamarca, Reino Unido, Finlandia, Grecia, Islandia o Noruega, son confesionales. ¿Acaso no son democráticos?

¿Se ha parado a pensar cuántos países de tradición no cristiana son democráticos? Creo que salvo Turquía -si se le puede llamar democracia- no existe ninguno. Luego, don Jordi, el “espacio liberal, laico y constitucional de convivencia” no es el único compatible con la democracia.

De hecho, niego la mayor. El Papa no desea que la única moral sea la cristiana y hacerse con una “cuota de poder”. Por ponerle un ejemplo, el derecho canónico prohibe la militancia política a los sacerdotes.

El Papa lo que solicita es que los actos de los políticos los guíen una moral mínimamente común, que es la que ha hecho de Occidente lo que es. Un lugar donde el ser humano sea lo primero, donde no se discrimine a nadie por lo que és, por dónde ha nacido, por su sexo, por su religión, afiliación política, etc, etc. Y me perdonará si le recuerdo, que eso lo predicaba un tal “Jesús de Nazaret”… No fueron ni Montesquieu ni Voltaire.

Un saludo desde Castellón

002
la primera fuente
11.10.2010 a las 14:42 Enlace Permanente

Interesante post. Hace reflexionar. Yo opino que todo depende del ambiente de donde surga el comportamiento. De si el sujeto en cuestión se encuentra más o menos amenazado. Creo sinceramente que esa es la clave. De si la lucha de civilizaciones es un concepto al que nos tengamos que enfrentar con tanta virulencia, a causa de qué, y si podemos desarrollar modelos de convivencia alternativos.
Y por otro lado están los intereses. Los intereses en que algo discurra por un lado o por otro. En ambos casos son respetables.
Lo primero que se me ha venido a la cabeza al leer el post ha sido la iniciativa que llevó a cabo este gobierno para retirar los crucifijos de las escuelas en donde todavía permanecieran. Yo, por ejemplo, si hubiera sido político, es una medida que nunca habría desarrollado. Creo que la libertad religiosa se encuentra o se puede encontrar en no desarrollar este tipo de medidas. Pronto pensamos que en la reacción pero poco en la acción. El concepto de víctima en una guerra de religión es un concepto muy “discutido y discutible”. En otros temas, el concepto de víctima se construye a partir de una sucesión de errores.
Un saludo

003
Beatriz
11.10.2010 a las 16:34 Enlace Permanente

A riesgo de ser utópica u optimista, yo tengo la convicción de que la socialdemocracia no está retrocediendo, que lo que está es cogiendo carrendilla 🙂 …mientras que se reorganiza, aclara sus ideas, se deshace de cargas que en realidad no le pertenecen y que les han ido cargando los que se han querido, desde dentro aprovechar de ella, y sobre todo, mientras que adquiere la madurez suficiente como para ser capaz de explicar hasta al más ejeno y despistado, que la socialdemocracia, si algo es, es la armonía de la política con la ley máxima de la Naturaleza, esa que determina finalmente todo, es la del Equilibrio.

Ley a la que, como de tantas otras leyes físicas, no puede escapar el humano. Como no podía ser de otra manera.

004
andres
11.10.2010 a las 16:34 Enlace Permanente

Me parece que aplicando a España,el mensaje del Papa deberiamos reflexionar si con la idea fuerza de abandonar la moral religiosa y pasarnos a la laica,al final hemos perdido,sino toda al menos gran parte de “una y otra”.

Quizas como resultado de esta gran crisis economica estamos viendo en nuestro pais como muchos de nuestros politicos de uno y otro partido,incluidos los nacionalistas se han preocupado,mucho,mucho mas en tener solucionado su “futuro economico y material” mas que el futuro politico de TODOS los españoles…..y ahora estamos pagando las consecuencias de una falta de liderazgo tanto policos como social y no digamos “empresarial” si en el incluimos al actua presidente de la Ceoe Sr Diaz Ferran.

Pero la “gran miseria de nuestro problema” es que tampoco la prensa ha hecho mucho o nada para exigir a los lideres politicos y sociales respuestas y criticas cruzadas en entre ellos.Mas bien han escarbado en los problemas personales,para hacerlos mas vendibles y esperar la respuestas para engordar mas las criticas personales.El caso de las televisiones con sus programs de “escarnio personal y publico” es un claro ejemplo de nuestra degradacion personal.

Como conclusion y con pena podemos decir “que nadie escucha a nadie y menos todavia con el animo de oirlo para poder juzgarlo”

005
tino
11.10.2010 a las 19:38 Enlace Permanente

De acuerdo en lineas generales. Y ya es triste, a estas alturas, tener que estar recordando la moralidad del laicismo y sus ventajas para una sociedad más justa y equilibrada, pero así es. En cualquier caso, me quedo con el final de su comentario en palabras de Judt a tener en cuenta en la cotidianeidad política: “explicar dirigido a la razón, más que estimular dirigido a los sentimientos”. gracías

006
Magda
11.10.2010 a las 20:46 Enlace Permanente

Estoy de acuerdo en su planteamiento; pero déjeme decirle que el juego de los planteamientos de sociedades laicas y religiosas son como dos comodines que sacamos en el momento en que vemos que la política real no difiere en nada del contrincante y en este caso de la derecha Española, cuando el margen económico se convierte en la guillotina del sistema social nos apoderamos de la ideología para sacudirnos los desastres de la política, y el contrario nos acusa de echar humo, porque en realidad para nuestra desgracia, digo incluyendo me yo, los defensores de los estados laicos sabemos de la poca sustancia del pronunciamiento.
Por lo tanto, la sociedad por si sola va caminando, en vías paralelas, que cada vez se abren más y se separan a distancias imposibles de comunicarse.
¿Por qué la religión se sitúa en la autopista de la modernidad, queriendo poner zancadillas impidiendo a la ciencia social avanzar hacia el bien estar de los seres humanos?
El uso de las células madre, ¿impide al creyente ser firme en sus convenciones?
Si es así que alguien me lo explique.
En EEUU los dueños de de los laboratorios farmaceuticos llevan una doble moral, para el negocio con la ciencia, que no nos quede duda que es más productica que la religión, pero para la vida diaria, politica y social la religión.

¿Por qué esta hipocresía?

007
kafkianoJes
11.10.2010 a las 21:21 Enlace Permanente

Suscribo lo expresado por PABLO ROMEU. Én cuanto a la moral cristiana, se resume en dos mandatos: amar a Dios sobre todas las cosas y amar el prójimo como a ti mismo. Con solo esos dos principios es suficiente: lo demás viene como corolario. Y así lo acabó viendo San Agustín, que lo resumió más aún: “ama y haz lo que quieras”.

008
enric doménech
12.10.2010 a las 19:42 Enlace Permanente

Porque no engraso los ejes me llaman …. Y es que chirrían cuando el espectador, creyente o no, oye mensajes, que el mismo emisor, se pasa para sí por debajo del “Arc du Triomph”. Aquello de haz lo que te digo, no lo que yo hago, queda empequeñecido al albor de proclamas nada subliminales de contestación a llamadas ‘agresiones’ a su modo y manera de pensar (y de creer).
Volvemos a mirarnos de nuevo en el espejo. Queremos ver reflejada nuestra imagen en todos los demás.

El hijo se diferencia del padre, le guste a este o no, y a pesar de sus pesares. Puede mantener rasgos o no de sus antecesores, pero no para subordinarse a estos, sino para desarrollarse a partir de ellos. Son nuestro legado, nuestro lastre, o nuestro bagaje en ese transito que es la vida.

Aprender a reconocer la diferencia, a respetar al que no es igual a uno mismo, a convivir con el ser humano que comparte contigo el espacio de tus experiencias.

Podemos estar equivocados, como también tiene derecho el otro a equivocarse. Lo importante es aprender de estas equivocaciones y enmendarla si es posible; o como otro santo varón decía, y a cuyo retiro subterráneo visité, y ante cuyo busto renacentista pensé, como él: “Sed buenos si podéis”. Espero que este mensaje salga de las catacumbas de San Sebastián, y alcance los más recónditos rincones del planeta. Y sobre todo: ¡Hagamos un pequeño esfuerzo por serlo!.

Un saludo en este lluvioso y plomizo día. Tal vez nos ayude a tod@s a la reflexión. ( de aquí a llegar a soluciones, pócimas milagrosas, o desvelar los acertijos de la economía y la política, o de la religión, todavía no está ni diseñado el trazado).

Enric Doménech

009
paquillo
12.10.2010 a las 21:55 Enlace Permanente

Creo que la influencia de la iglesia española desde los años setenta del pasado siglo ha ido en disminución,hasta llegar a ser practicamente nula en la actualidad. Acudo regularmente a misa y solo veo abuelitos e inmigrantes; unos están al final de sus días y otros regresan a sus paises ante la falta de oportunidades en el nuestro.A corto y medio plazo no veo modo de que la iglesia pueda influir en la vida publica.
Siempre he creido que la religión debe quedar relegada al ámbito privado, pero la invocación de la laicidad no resuelve de un plumazo nuestros problemas públicos.
La izquierda española ha gobernado 23 de los últimos 35 años con luces y sombras, aunque ultimamente con más sombras que luces. A la izquierda le gusta hacer experimentos sociales :uno de ellos es convertir al estado en padre con funestos resultados como demostraré.Este gobierno trata de socavar la autoridad de los progenitores permitiendo el aborto de una menor sin el consentimiento de estos. Se muestra riguroso con el tabaco y laxo con las drogas, eso si,es incapaz de propiciar las condiciones favorables para que nuestros jovenes tengan trabajo, que es lo único que de verdad les hace independientes,mientas tanto el padre y la madre tendrán que mantener al hijo sine die.
Hay que volver a redefinir los ambitos del estado, que creo que deben quedar reducido ainfraestructuras, sanidad y educación , que no es poco. Me temo que por un tiempo este no es el momento de la socialdemocracia, la escasez juega en su contra.

010
aquilino
12.10.2010 a las 22:56 Enlace Permanente

Estoy de acuerdo con sus comentarios. Lamentablemente no son aplicables a nuestro pais, ya que no gozamos de ese sistema político, aunque la clase política trate de convencernos que es así. El último ejemplo ha sido la huelga general del 29 S donde millones de ciudadanos no fueron a la huelga porque este derecho no se reconoce en las pequeñas empresas y muchos más millones fueron a la fuerza por miedo a los piquetes violentos de Mendez Toxo y cia o porque no pudieron coger el autobus ya que estos mismos piquetes con la connivencia de quienes ordenaron a la policía que no interviniera consiguieron que no hubiera autobuses en Madrid. ¿Pero qué democracia es esta? Quédensela.

011
magda
13.10.2010 a las 11:14 Enlace Permanente

Quiero destacar las 8 huelgas de Francia, país democrático y firme en sus ideas.
Ahora está claro, que el poder adquisitivo de los trabajadores franceses nada tiene que ver con la miseria que ganamos en este país.
Aquí la huelga fracasó por la economía de miseria que tenemos en nuestros hogares y por la talla de los empresarios, caciques y patrones a la antigua usanza, , y también como no, por la falta de cultura democrática que tenemos los trabajadores.
Francia tiene algo que nos falta a los españoles, la cultura democrática. Nosotros entramos a la nuestra, como de invitados de segunda sin opinión y sin dejar participar a una enorme cantidad de ciudadanos. Todo el tiempo pasando página sin resolver los antiguos problemas de memoria y desprecio hacia una parte importante de la sociedad.
En Francia se involucraron los franceses y la libertad la igualdad, y fraternidad la llevan cosida en sus corazones.
Aunque Sarcozy quiera cargarse la IGUALDAD, los franceses dejan claro que tipo de pueblo son ellos y quién su gobernante.
Un saludo

012
Juan
14.10.2010 a las 00:00 Enlace Permanente

Para Pablo Romeu:Los paises nórdicos confesionales???????? Anda Ud bien perdido, porque no lo son en absoluto. Paso buena parte del año en Suecia y Finlandia por el trabajo y le puedo decir que de confesionales nada. En Finlandia existe un gran debate social por la discriminación de las mujeres en el sacerdocio, los homosexuales están totalmente vetados en el sacerdocio así como el cambio de sexo de un cura. No comprendo de que ética habla cuando a un profesional de la iglesia se le prohibe la militancia o activismo político pero en cambio si que van a votar como el resto de los ciudadanos. La relogión católica apostólica romana discrimina en su occidente a las mujeres, a los homosexuales, a los transexuales, a los no creyentes, a los de izquierdas y a otras muchas minorias.

Amar a dios sobre todas las cosas! Me pregunto si los creyentes en dios le temen mas a los de otra creencia o a los que no creemos en dios en absoluto.

El creer es un estado mental en el que una idea se apodera de la mente no permitiendo ver la realidad. Como se puede creer en algo del que no existe la menor evidencia de certeza.

013

Con fecha de hoy he insertado equivocadamente en El Síndrome del 2000 un comentario que ni por su relación con este artículo ni por la fecha en la que se produjo considero un acierto.

Adjunto tengo el gusto de hacerle envío de otro que acabo de enviar a “No le digas a mi madre que trabajo en bolsa.”Dice lo siguiente:

Alguien muy allegado a mí me habló de sus charlas sobre economía, de su bitácora y de la idoneidad de que me pusiera en contacto con Vd., al objeto de buscar repelentes con los que evitar los tiburones; y entrando en la misma me topé (en el sentido más cervantino del término) con El Informe Lehman.
Como se expone en este artículo, lo ocurrido (como un exquisitez en su versión más degradante de lo que ocurrió en 1929), ha sido algo sobradamente conocido y tolerado por lo que eufemísticamente conocemos como Administración. Por una parte, por la falta de moral, por no decir por la corrupción, que es moneda de cambio en una parte significativa de las entidades gubernamentales; por otra, porque las dimensiones adquiridas por el Capital, así como la maniobrabilidad que sus gestores han desarrollado (o mejor dicho, han sabido imponer) en función de su poder, escapa al control de unos países que con respecto al mismo se han convertido en gnomos.

A este respecto saco a colación un pasaje que inmortalizó el inolvidable Ortega. Se refiere a aquel gitano que se fue a confesar; pero el cura, precavido, comenzó por preguntarle si sabía los mandamientos. A lo que el gitano contestó. Misté padre; yo loh iba aprendé, pero he oido un run run que lohs iban a quitá. ¿No es ésta la situación presente en el mundo? Corre el run run de que ya no rigen los mandamientos… (fin de la cita)

O lo que viene a ser lo mismo, la moral, la ética y la estética, no digo que estén en entredicho; digo que resultan antiguallas en unas sociedades en las que todo vale. El progreso está fundamentado en la existencia de una evolución; pero cuando esta evolución conlleva la dejación de todos los valores que consuetudinariamente le hemos venido otorgando al progreso, el progreso deviene involución. Es lo que hemos estado viendo en los últimos treinta años. Después de un largo período en el que, merced a unas políticas sociales se mejoraron substancialmente las confrontaciones entre las empresas y los asalariados, surgieron unos iluminados que postularon el retorno de aquel laissez-faire que fue el mascarón de proa de la vieja revolución industrial. El resultado ha sido el que estamos padeciendo. La libertad se ha convertido en patrimonio de aquéllos que pudieran imponerla. Y ésta no se impone. Se consigue teniendo en cuenta la libertad de los demás. No es por tanto de extrañar que como consecuencia de un neoliberalismo que ha llegado incluso a subvertir los poderes del Estado (y que al mismo tiempo demanda de éste la protección de lo que en ellas se ha conseguido), el hombre haya dejado de creer en sus políticos, en su modelo económico-social y en función de la propia degradación de los valores, hasta en su propia capacidad para desembarazarse de las secuelas que él mismo acostumbra generar. Así no es que sea difícil vivir en sociedad; así es que la sociedad ha dejado de existir.
de Gregorio

014
Juan
14.10.2010 a las 04:56 Enlace Permanente

Todas las culturas han creado religiones. La fe permite soportar las dificultades. Todas las religiones predican contra el egoísmo y la codicia, y por el bien común. De ahí, podría salir su utilidad a los ojos de la evolución. Y que la fe da a la gente un código ético común, que cumple incluso el ateo.

Las religiones tienen también características destructivas. Ofrecen una oportunidad más clara para la manipulación sin escrúpulos de la ingenuidad del creeyente ciego. La religión oficial, la Iglesia, debería proteger a los creyentes y la sociedad en su conjunto contra abusos sociales, políticos y demas, pero NO. En América la iglesia promueve el diseño inteligente y está detras de la destrucción de la evolución como hipótesis, y esa NO es función de la religión.

Las religiones son escépticas de las otras religiones. El que se guía por otra religión no es fiable porque se guía por otros patrones éticos. Y de nuevo, ni hablar de los no creyentes. Los patrones éticos de los religiosos son impuestos a la fuerza como se ve en asuntos como el aborto, la evolucuón, celulas madres, anticonceptivos, homosexualidad, guerras santas, derechos de los animales y un largo etc.

Lo que está claro es que la iglesia no tiene, ni tampoco los creyentes, los derechos de autor sobre el amor universal, ni sobre la verdad, ni la bondad, ni sobre el bien ni como tampoco sobre el mal. Y mucho menos tienen el derecho de imponer nada a nadie ya que el creer, tener fe es una decisión personal.

La fe es personal e intrasferible, no se puede imponer a los demas ni tampoco mezclar la religión con la política, la ciencia y sociedad. La religión es el opio del pueblo escribió Marx, no se refiere a los peligros de la droga como tal, pero el hecho de que el alcohol fue el substituto del opio como alegría barata para los mas pobres e ignorantes es aplicable a la religión, de los pobres será el reino de los cielos, seguid pobres e ignorantes para tener vuestra recompensa en el otro lado.

La iglesia en occidente no hace mas que perder adeptos según va subiendo el nivel de educación en general. Los creyentes van siendo mas numerosos en los lugares mas pobres e ignorantes.

No creo que la iglesia o la religión pueda hablar y menos aspirar a imponer sus normas éticas o morales, o al menos que lo haga dentro de su propia estructura.

015
Juan
14.10.2010 a las 05:05 Enlace Permanente

Si el presidente se enferma (locura, psicosis, etc), en la Constitución se pueden encontrar los medios para acabar con su mandato. ¿Qué sucede si el presidente de un repente se une a una secta religiosa y comienza a nombrar extremistas para los puestos más altos? La religión no está clasificada como una enfermedad.

016
Guardilla
15.10.2010 a las 21:22 Enlace Permanente

PAQUILLO, no seas de tu tierra, como te atreves a decir que el Estado, poco menos que socava los cimientos de la familia y permite abortar a las niñas de 16 años sin que sus padres lo consientan.
Mira, hoy en día esas “niñas” a las que tu aludes, tienen más conocimientos, preparación y cultura que una persona mayor, pero como de aquí a Lima y sabe de que pié cojea la sociedad actual. No subestimes a nadie por favor. Además para llegar hasta ese punto,te pidieron permiso para practicar sexo con su novio,amigo o el que fuere.?
Hoy en día cualquiera de esas “niñas” ha vivido mas que tu y que yo en 60 años. Y aunque sea duro el decirlo cada uno recibe lo que siembra.Eso no quiere decir que haya que dejar a su albur a tales personas.No. habra que hacer leyes y demas para regular todo,pero luego vienen los que como tu dicen que el Estado es intervencionista.Claro cuando nos toca sufrirlo.
Personas como tu son las que luego piden al Estado que ponga más policias,(que haga esto aquello,etc.etc)porque se ven amenzados por esos mismos “crios” de 14,15,18 años,QUE SON LOS PEORES, entre otras cosas, porque no miden las consecuencias. Y ya se sabe para que aprendan a medir esas consecuencias tienen que sufrirlas en sus propias carnes a pesar de que no deberia ser así. Pero si ves ,por ejemplo,que padres y madres van a los colegios a pegar a los profesores porque a su niño le han cateado en mates o porque le ha mirado un poco de lado, ya me contarás. Le ha hablado su Padre y su Madre de lo que implica vivir en sociedad y explicado los sinsabores y alegris de la vida. Le hablna tan siquiera a sus hijos esos padres.?.

Por otro lado me hacen gracia esos,como PABLO ROMEU, que dicen que el Papa no quiere su cuota de poder.¡¡PERO PABLO,por favor,en que burbuja has vivido tu hasta ahora!!. Pero que ha hecho la Iglesia desde su Fundación sino ejercer el poder incluso a sangre y fuego.No olvides entre otras cosas la INQUISION en España. Que nos quieres contar PABLO.

Es más te pongo un ejemplo. Los negros en la selva(antes de tener las parabolicas como ahora) tu crees que eran religiosos. Eran miedosos.Tenian miedo del Hechicero. Tenian miedo del que tenia el poder de hacerles daño. Y ya ves los Hechiceros eran sus curas en esas tribus remotas y salvajes.

017
Nombre
15.10.2010 a las 23:14 Enlace Permanente

Juan: efectivamente, las creencias son personales y no se deben imponer. Se deben adquirir “motu proprio”.. o se puede carecer de ellas. Unos u otros, evidentemente, habrán acertado o errado, cuando finalicen esta existencia terrena. Hasta ese momento, nadie puede tener la certeza de que la idea que ha seguido ha sido o no la verdadera. En ese camino, en ese buscar, las Iglesias pueden ayudar o no. Ese es únicamente su papel, desde mi punto de vista: ayudar. Porque “el trabajo” tiene que hacerlo uno personalmente y no vale que otros piensen por tí y te digan lo que has de hacer, porque al final, se te va a enjuiciar a ti, a tu conducta.
Hay una verdad inmanente y la cuestión está en descubirla, pero tanto si lo logras como si no lo intentas o como si lo niegas, la verdad, esa verdad está ahí. Las consecuencias de nuestros actos recaerán sobre cada uno.
Lo mismo que has aprendido a través de esos viajes que dices, supongo que también habrás leido, estudiado, lo que publican diversos autores, filósofos, esoteristas, religiosos, etc. para ayudarte a formar una opinión. Yo te diría que no dejes de leer los Evangelios, donde, según creemos muchas personas, se contiene todo un manual de conducta. (esto también se puede creer o no creer e incluso despreciar). Por ejemplo, en un pasaje se dice que unas mujeres, al paso de Jesús, le aclamaron diciéndole “Bienaventurado el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron” Es decir, un piropo en toda regla (en nuestra tierra se diría algo así como “¡Viva la madre que te parió!” Pues bien, la respuesta del Maestro fue algo así como “Más bien bienaventurados los que OYEN la palabra de Dios y la ponen en PRÁCTICA”. Es decir: les enseñó que ni siquiera Él ni su Madre tenían importancia (solamente eran instrumentos de los que se valió Dios -llámale si quieres “energía universal” o lo que quieras- para hacernos llegar su mensaje, su “libro de instrucciones” para que la Humanidad dejase de vivir desorientada y caminase conforme a la finalidad conveniente.) En este sentido, Jesucristo sería un mero “mensajero” . Por lo tanto, las Iglesias, como te decía, no son más que un mero instrumento para trasladar esa Palabra. Si cumplen bien su cometido serán merecedoras del respeto y aplauso, pero si se desvían, no habrán cumplido con su labor auxiliar.. Así de sencillo es todo. Lo que pasa es que se han hecho unos montajes alrededor de esto que han hecho desviar la atención desde lo importante a lo accesorio.
Evidentemente, esta es mi idea,(y la de muchos más) que podrás o no compartir, rebatir o rechazar; pero ni tú ni yo sabremos si estamos en lo cierto o no. Se trata de apostar por una idea y seguirla: si se hace honestamente, el error, en su caso, será menos grave.
Saludos.

018
Antonino
16.10.2010 a las 16:21 Enlace Permanente

Hola, Juan.

Dios es lo que es, y ha de ser así, sin genitivos, calificativos, verborragias y demás aditivos que a toda hora divulgarán por ahí. Sí, Dios es lo que es, y quede claro aquí que la idolatría, dioses subjetivos y pensamientos especulativos (incluidos los del ateo) son lo que son y nada más en sí. […] Dios es lo que es, y si es así, por qué no sentir con firme voluntad y deseos vivos si Dios es lo que es… (Puntos suspensivos para mil veces volverlo a repetir.)

019
paquillo
18.10.2010 a las 00:27 Enlace Permanente

Le recuerdo a GUARDILLA que no todo lo que no está prohibido está permitido. Esto es, no está prohibido emborracharse, pero no está permitido conducir borracho. Siempre recuerdo con afecto unas palabras de mi amigo LIEBANA, haz lo que quieras, pero siempre uno debe ser valiente, trabajador y entregado a los demás. No creo en el Estado papá,la libertad es riesgo , sin el no hay una vida plena. Los hombres de una pieza se tienen que trascender a ellos mismos, de lo contrario siempre andaríamos dando vueltas al niño que fuimos pero ya no somos. Eso no se aprende en la escuela, ni aunque sea pública,laica…

020
Juan
18.10.2010 a las 19:50 Enlace Permanente

Laverdad de la que hablas D. Nombre, y que debemos encontrar, para mi no es mas que el camino, la dirección, la actitud en la vidas. La verdad es como una parábola que se intenta describir matematicamente, te puedes acercar mas y mas con millones de decimales pero nunca llegar hasta el final y contra mas cerca mas dificiles y comprometidos son las preguntas y cuestiones que emergen. Al final se esta casi igual de lejos pero con mayor experiencia y conocimientos adquiridos en la busqueda, en el camino.

Y si, aparte de viajar, he estuciado, me he interesado y buceado en las distintas culturas y religiones, y lo que aquí he expuesto es parte de ese resultado y experiencia.

Amén!

021
Nombre
30.10.2010 a las 03:18 Enlace Permanente

hola. Me gustan mucho tus comentarios. Coincido con casi todos. Pero quien sos? disculpa mi ignorancia “sudaca” sobre las cosas de la “madre patria
” saludos

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio