Por qué no habrá Pacto de Estado.

Escrito a las 2:20 pm

Aunque la mayoría de los ciudadanos creamos que hay varios asuntos que lastran las posibilidades de futuro de España, incluida la recesión económica, cuya resolución eficaz sólo se puede abordar desde un Pacto de Estado, anticipo que no será posible, desde las actuales lógicas que inmovilizan tanto al PP como al PSOE, imposibilitando que acepten la existencia de intereses generales por encima de sus intereses de partido. Dos no se pelean si uno no quiere. Pero tampoco dos se ponen de acuerdo, si uno no quiere y mucho menos, si ninguno de los dos quiere. ¿Por qué no quieren ninguno de los dos, aunque hagan gestos aparentes? Esa es la pregunta a la que quiero contestar hoy.

Desde hace tiempo, España necesita un nuevo impulso reformista. Treinta años despues de la entrada en vigor de la Constitución, algunas cosas deben cambiar, otras mejorar y, aún otras, repensarse. Cosas que afectan a la convivencia, a la eficacia del modelo político, a la parte en común que tenemos todos los ciudadanos. Cosas como la Justicia, la Educación, un Sistema Nacional de Innovación, la federalización del Estado Autonómico, la reforma de la Constitución, la Ley Electoral etc que sólo se pueden cambiar por amplio consenso político y social ya que afectan a esa parte común de cosas que la democracia permite establecer entre personas civilizadas.
Cosas a las que han venido a sumarse problemas que ningún partido, ni ningún gobierno solo con sus fuerzas puede afrontar: la recesión económica, el cambio de modelo productivo hacia una economía inteligente, la lucha contra el cambio climático etc. Asuntos que necesariamente exigen de la complicidad social, de la cooperación entre administraciones y del acuerdo político que permita mantener el rumbo a lo largo del tiempo, aunque cambien los gobiernos.

Ambos hechos, modificaciones en lo común y problemas que requieren el concurso de todos, llevarían a diferenciar entre aquellos asuntos sobre los que hay alternativas y confrontación entre opciones políticas sometidas al voto de los ciudadanos y aquellos otros asuntos en los que, cada treinta años, o en circunstancias excepcionales,tenemos que actualizar el consenso constitucional abordándolos desde los acuerdos de Estado o el enfoque bipartidista al que tanto se aferra Obama.

Desde el comienzo de la crisis económica, muchos, yo entre ellos, hemos llamado al acuerdo entre discrepantes porque lo que estaba en juego era el interés general. Amagos, escorzos, reuniones, nadie en contra pero, tampoco nadie entre los dos grandes partidos a favor de encontrar, de verdad, esos puntos de acuerdo que nos ayudarían a todos, a salir mejor del bache. ¿Por qué pasa eso? ¿son insuperables las diferencias ideológicas sobre la materia? ¿es una discrepancia sobre los impuestos, como dice un periódico nacional hoy?. Absurdo. Sobre la política de salida a la crisis ha habido un amplio acuerdo en el G-20 donde hay gobiernos conservadores y progresistas y, desde luego, tengo que reconocer que las políticas impositivas practicadas por los gobiernos populares y por el actual gobierno socialista, me parecen indistinguibles.

Las razones que hacen imposible alcanzar acuerdos de Estado, tienen que estar en otro lugar. Un lugar lo suficientemente poderoso como para impedirlo a pesar de que todos se declaran partidarios, pero lo suficientemente vergonzoso como para mantenerlo oculto, tras la maraña de acusaciones mutuas de que es el “otro” quien lo impide.

En mi opinión. no son posibles los grandes Pactos de Estado en España mientras en las dos fuerzas políticas mayoritarias predomine la lógica electoral de partido frente a aquella del interés general. Hoy, el objetivo exclusivo de los dos partidos mayoritarios es ganarle las elecciones al adversario. Para ello, deben obtener más votos que el otro. Y la realidad electoral de nuestro país, muy conocida y analizada por los expertos, lleva a las cúpulas de los dos partidos a la convicción de que obtener más votos que el adversario (repito que ese es el único objetivo), solo se puede hacer mediante una estrategia que persiga dos objetivos: afianzar el voto forofo que cada formación política tiene y desacreditar al adversario para intentar que los indecisos no le voten y se abstengan. Ello exige fortalecer una sensación de confrontación permanente entre un “ellos” y un “nosotros”, resaltar las diferencias, potenciar las discrepancias y, donde no las haya, crearlas mediante descalificaciones mutuas que persiguen reforzar la moral de los “tuyos” y desanimar la del votante potencial de tu adversario. EN ESA LOGICA DE LUCHA ELECTORAL PARTIDISTA ENTRE OPCIONES CONFRONTADAS, NUNCA TENDRÁ CABIDA PACTOS DE ESTADO QUE REQUIEREN PONERLA TEMPORALMENTE EN SUSPENSO Y SUBORDINARLA AL INTERÉS GENERAL QUE TAMBIEN EXISTE.

Los Pactos de la Moncloa, la Constitución o los Pactos Autonómicos se hicieron desde esa subordinación de la legítima lógica de partido, al interés general prioritario en esos momentos y ante esos problemas. Hoy, a menudo he escuchado aquello de que aceptar un Pacto de Estado sería reconocer que la situación desborda a quien gobierna. Error, si quien gobierna es quien lidera el Pacto y se argumenta por la excepcionalidad, en base al interés general, la eficacia a la hora de poner en marcha las medidas (como se dice del pacto social) y para reforzar lo común que tenemos todos los ciudadanos, pensemos lo que pensemos y votemos a quien votemos.

El mercado electoral español es muy estable y está muy estudiado. Casi el 70% del voto está decidido de antemano y de ese porcentaje, solo una pequeña parte podría optar por la abstención si su elección “natural” le decepciona. Como las distancias entre los dos grandes partidos no son tan grandes, toda la estrategia consiste, como he dicho, en conseguir que los “tuyos” se movilicen para ir a votarte, desanimar a esa parte minoritaria de votantes del adversario que nunca te votarían a ti, a que se abstengan y, como mucho, intentar ganarte algo del voto indeciso en base a demostrarle que el “otro” es peor que tu. Si analizamos todo lo que pasa en nuestro debate político con este esquema en mente, veremos cómo muchas cosas adquieren sentido, incluyendo las exageraciones, las descalificaciones y ese ejercicio permanente de lucimiento propio/desprestigio del adversario.

Mientras eso sea lo que predomina, incluso en situaciones excepcionales como esta, no habrá posibilidad de Pactos de Estado, salvo acuerdos puntuales sobre temas menores (para que los indecisos vean que también somos flexibles) o acuerdos que solo persiguen obtener los votos parlamentarios que la realidad de minoría mayoritaria exige. Dicho de otra manera, mientras el objetivo fundamental de los partidos sea “quítate tú, para ponerme yo”, conseguido aunque sea mediante aquello de “vótame a mi, que el otro es peor”, todo ello sustentado por un mundo mediático que valora las cosas no por si mismas, sino en función de quien las hace, no será posible Pacto de estado alguno. Y. mientras, los problemas que nos lastran, seguirán sin resolverse, a la par que los ciudadanos empiezan a ver de forma mayoritaria a los “políticos” más como parte del problema, que como parte de las soluciones. Pero, mientras el día de las elecciones obtenga un voto más que tu………

Mi tesis es que de esa situación estancada, sólo podremos salir con un fuerte impulso de la sociedad civil, movilizada en positivo para forzar esos cambios. Y al Rey, mejor dejadlo respetuosamente en paz.

37 comentarios

001
Ángel
13.02.2010 a las 16:25 Enlace Permanente

Es una lástima que no se puedan llegar a acuerdos como los que permitieron la Transición, la Constitución y otros avances pasados.

Desde luego que España necesita renovarse, innovar y replantearse temas.

El presente estado de las autonomías, con todas sus tensiones y cargos políticos “redundantes”, y los gastos que esto implica.

El sistema electoral, que, admitamoslo, favorece el bipartidismo y a los partidos nacionalistas-autonomistas, y que, por ende, va a ser muy dificil de cambiar. (No interesa a los que están en el poder y el resto apenas tiene representación o peso político como para hacer algo al respecto)

El sistema de pensiones, el mercado laboral, la sanidad, la educación, la inmigración, el paro y el sistema económico español en general, y un largo etcétera…

Y, ¿No hay ninguna posibilidad de crear algún tipo de comisión-organismo-“algo”, bien mixta, bien independiente que analice todos y cada uno de los puntos a tratar y proponga soluciones realmente buenas y eficientes, al margen del color político del momento?

¿Tan díficil es?, ¿Más que en 1975 – 1978?

002
la primera fuente
13.02.2010 a las 17:36 Enlace Permanente

Estimado Sr. Sevilla. No es casualidad que la sociedad civil exiga cada vez más una reforma ambiciosa y real de los principales aspectos que aparecen en el post: Justicia, Educación, Innovación, modelo autonómico, reforma de la Constitución, reforma de la ley electoral. Hace ya un año y medio que hay muchísimas voces de la sociedad civil, política y demás que saben que este aspecto en España es necesario. ¿Pero por qué? Ahora las deficiencias del sistema se hacen cada vez más evidentes por los efectos adversos de la crisis financiera y ecómica. ¿Cómo deberíamos afrontarlo? Máxime cuando cualquier tipo de reforma proviene de las diferentes opciones políticas y deben atravesar un gran número de filtros que pueden distorsionar los elementos de reforma en sí mismos? Qué papel debe jugar la sociedad civil en este aspecto… ponerse a resguardo quien pueda o forzar positivamente un cambio político? Yo creo que la respuesta es que hay que forzar positivamente un cambio político y el partido que salga vencedor de las urnas en las próximas elecciones debe ser un partido altamente reformista y conciliador, que sepa acelerar las reformas que son necesarias y que la sociedad está demandando obtener el mayor consenso posible para garantizar el establecimiento de proyectos ambiciosos e innovadores.
Qué papel deben jugar las instituciones en este problema que se plantea? Pues en primer lugar saber identificar que aunque pueden ser una de las principales razones por las que determinados acuerdos políticos no se lleven a cabo, también pueden servir para generar el efecto contrario, es decir, que sea a través de esas mismas instituciones desde donde se impulse el cambio político que España necesita. Porque lo que está claro es que el cambio se debe desarrollar desde dentro… no vamos a venir ningún ciudadano a solucionar magistralmente los problemas de España, ni por aquí entre la ciudadanía hay ningún Robert Keynes que vaya a crear una teoría económica que revolucione la crisis de pensamiento económico que existe.
El problema en el fondo es la artificialidad con la que se ha manifestado el propio gobierno que le hace muy dificil salirse de esa misma superficialidad. Hemos tenido en definitiva un gobierno de plástico y ante este hecho no podemos exigir que reinvente ningún punto de partida sobre el que actuar porque equivaldría a debilitar fuertemente a todo un partido político.
Suerte, arrimar el hombro, apoyo, constancia, pues qué quieren que le diga? Toda la que haga falta. Pero si tiene que ser una persona de tan poca importancia como yo quien tenga que decir esto es porque efectivamente lo que hay no funciona y lo tenemos que reinventar.
Soluciones imaginativas? Yo expongo unas cuantas en este cuento surrealista del movimiento de la luz… estamos preparados en España para que uno de cada diez politicos, los que se encuentren en mayor disposición financiera para montar una pyme, efectivamente la monten? Se tambalearía la estructura del Estado? Estaríamos menos capacitados para afrontar los cambios que se necesitan? Exgiría adelgazar las normas políticas de Derecho público para obtener un modelo político más eficaz y menos sobreorganizado. Los estatutos del movimiento también dicen muchas tonterías, tengámolos en cuenta… Se pueden leer pinchando en mi login. Es mi pequeña aportación al cambio. Bueno, un saludo. ¿Seguiremos en la lucha?

003
Carlos
13.02.2010 a las 17:56 Enlace Permanente

Amigo Jordi, este post y las reflexiones que contiene son magníficas, excelentes y tremendamente valiosas por venir de alguien como tú. Es evidente que en este texto das muchas de las claves de tu alejamiento del poder, del aparato socialista, y también de los motivos por los que en el PSOE se ha abandonado cualquier ejercicio de crítica, incluso de reflexión, para ser simplemente sustituido por la alabanza sin límite, el culto al líder y la exageración, a la que nos tienen acostumbrados personas de una pobreza intelectual como Leire Pajín, pero que como dice la Ley de Peter, ha alcanzado su máximo nievel de incompetencia, pero que se ha situado como portavoz de un partido sin ideas, sin ideología y sin sustancia.
Solo me cabe la duda de saber los motivos por los que estas reflexiones no las hiciste cuando estabas en el poder, en la pomada, cuando tenías capacidad y medios de inyectar aire fresco al PSOE, tan necesario como imprescindible, como vemos.
¡Enhorabuena! Por tus reflexiones y tu valor, amigo Jordi.

004
enric doménech
13.02.2010 a las 18:38 Enlace Permanente

La solución no está en el número. Tenemos el ejemplo de países en que el llamado ‘partido bisagra’, ejerce las funciones de contrarrestar el peso excesivo de alguna de las otras partes. En España, cada vez que CiU, o Coalición Canaria, o PNV-EAJ, ha intervenido de manera notoria en la política nacional, se les ha tachado jacobinamente, de ‘nacionalistas’ o separatistas, o chantajistas, o toda una serie de descalificaciones al uso.
No se puede, ni debe reducir todo a interpretaciones torticeras, y estereotipadas para que el ciudadano de a pie, eructe como si hubiera tenido una digestión pesada.
CiU, tiene en su circunscripción electoral, más afinidades socio-económicas en común con la zona mediterránea, que con las del norte de España. Y esta es una realidad, que se ha tenido en cuenta, cuando, como se decía, ‘ha tenido capacidad de influencia’.
¿Cual es la capacidad de influencia de una persona, aunque se trate del Secretario general o el presidente del partido, o del sindicato, o del círculo empresarial, para mediatizar, influir o ejercer o frenar a los lobbis?
En la reciente gestión de la crisis sistémica, no entiendo cómo se ha apoyado tanto a las empresas automovilísticas, y a las entidades financieras? Solo se entiende por tratarse de en ambas casos, una comunión de intereses, muy localizado, y con capacidad de influir, negociar, y llegar a acuerdos.
Las decisiones ‘macro’, frente a las actuaciones ‘micro’.
Seguimos sin actuar a nivel ‘micro’, aunque sus efectos sobre la economía, el cambio climático, la generación de riqueza, la mejora del bienestar, son infinitamente mayores, y con un impacto menor sobre el medio, que las actuaciones en sectores contaminantes y especulativos.(automóvil y banca).
¿Por qué no se siguen políticas de apoyo a la producción doméstica de energía renovable?
¿Por qué no se apoya decididamente al pequeño agricultor, que mantiene con su trabajo diario, el equilibrio de los ecosistemas que nos envuelven, a la par que mejoran nuestros paisajes, y nuestra calidad del aire, y de nuestro entorno?
¿Por qué seguimos primando la alta velocidad frente a la mejora del sistema ferroviario de cercanías?
¿Por qué nos preocupamos más de re-asfaltar carreteras, que en crear carriles bici, que nos favorezcan la movilidad en nuestros barrios y ciudades? ¿Acaso no somos el país de Europa con mejores condiciones climatológicas para el uso de la bicicleta?
¿Por qué mantenemos políticas erráticas de confrontación, con pérdida de esfuerzo, dinero y tiempo, en negar la mayor, por negar, en temas tan importantes como los recursos tecnológicos y educativos en nuestros centros docentes?
¿Quién gana privatizando todo lo privatizable, cuando con solo un poco de empeño, la riqueza generada podría revertir y retroalimentar las arcas públicas, en beneficio de tod@s y no de un@s poc@s amiguetes?
Forever Young! Paco, Forever Young! Siempre joven, … y yo en mangas de camisa, con el frío y los chuzos que caen.
De un descamisado, a otro. No es que el electorado sea tonto. Somos nosotros. Si tan tonto fuera, ¿cómo no se es capaz de convencer de lo importante y necesario de una acción común? O quizás, el común de los mortales, si entiende de la necesidad de aquello que algunos llaman ‘pacto de estado’, pero que para ell@s, simplemente se trata de la necesidad vital de luchar por salir cuanto antes y lo mejor posible de esta triste situación.
Trellat, i a treballar!! Collons!!

Un fuerte y tiritante de frío, abrazo

enric doménech

005
Fernando Cruz
13.02.2010 a las 18:40 Enlace Permanente

Interesante artículo. Esta cuestión me recuerda un poco al dilema del prisionero:
http://es.wikipedia.org/wiki/Dilema_del_prisionero

Me parece un tema interesante de debate. Yo creo, o al menos me gustaría creer, que el cooperar con el adversario para buscar un bien común, sería bueno a largo plazo para los partidos que lo abordasen. Pero sinceramente no estoy seguro del todo

006
OBIS
13.02.2010 a las 19:25 Enlace Permanente

– AUDIO –
=========

ENTREVISTA – Rosa Díez dice que el pacto es imposible ” con estos actores y en esta situación ” …. ( 12 FEBRERO 2010 ) .

http://www.ondacero.es/OndaCero/play/G_9941669_9941667/118

SaLuD.

007
Antonio
13.02.2010 a las 20:07 Enlace Permanente

No solo son culpables los políticos. Un político se debe a sus votantes, que a su vez son bastante manipulables por grupos de periodistas más o menos influyentes. Estos a su vez, tienen un público de una u otra ideología.

Yo tengo la desgracia de vivir en una casa en que se oye a Federico Jiménez Losantos, se ve Telemadrid e Intereconomía y se leía a El Mundo hasta que el periódico pasó a ser La Gaceta. En esos medios de comunicación están a la gresca. Recuerdo que cada vez que Rajoy quería llegar a un acuerdo con el PP, Federico se burlaba de él, llamando al PP el “Partido Pa’ayudar”. Si intentaba pactar con nacionalistas, se ponía a clamar contra los nacionalistas.
Por el otro lado del espectro, conozco medios de izquierdas como elplural.es en que también se dedican a demonizar a la derecha.

¿A qué conduce todo esto?. A que si un partido político intenta realmente acordar algo con el otro (PP con PSOE) los periodistas arman una campaña en contra. Es difícil pedirles a los políticos que sacrifiquen su carrera política sin recibir nada a cambio. Será lo mejor para España, pero mientras los españoles no les exigamos que se lleven mejor, los políticos no se llevarán mejor. Y mientras demasiados periodistas apuesten por el enfrentamiento, los ciudadanos demandaremos más, no menos enfrentamiento.

008
Antonio
13.02.2010 a las 21:26 Enlace Permanente

Fe de erratas: “Recuerdo que cada vez que Rajoy quería llegar a un acuerdo con el PSOE,”. Rajoy es del PP, y no necesita acuerdos con el PP, obviamente.

009
Magda
13.02.2010 a las 22:00 Enlace Permanente

En realidad creo que no hay voluntad de hacer algo serio y digno para el conjunto de los ciudadanos.
Hay muchas vidas en juego, familias, negocios, fabricas, talleres, juventud, esperando un guiño de confianza con respecto a sus gobernantes.
Los momentos que estamos viviendo ahora son momentos para tomar decisiones unitarias, de dialogo de consenso.
Está en juego la vida de mucha gente, insisto.
Parece ser que los políticos no se dan cuenta que hay lugares de España que empieza a faltar lo más mínimo.
Por razones que no viene al caso he tenido que estar cerca de personas entre ellas desconocidas, con serios problemas de vida cotidiana, de sustento, y dependen de las medidas políticas que se tomen.
No se puede perder más tiempo.
Se pide respeto y empatía por los ciudadanos que están perdiendo su vida cotidiana.

Le recomiendo Sr Sevilla que vea la película finlandesa “Nubes pasajeras” de Aki Kurismaki, magnifica, es un resumen extraordinario de personas trabajadores con una profesionalidad impresiónate y de una elegancia increíble, que pasan por momentos muy dificiles.
Un saludo.
Magda

010
Sergio
13.02.2010 a las 22:51 Enlace Permanente

El día en el que el PSOE reconozca, como ha hecho el Sr Sevilla, que su política económica es indistinguible de la del PP, le pasará lo mismo que le ocurre a los partidos socialdemócratas de toda Europa: se irán para siempre a la oposición, porque para hacer políticas ortodoxas de derechas, ya tenemos a los partidos… pues eso, de derechas.

011
Juan H. Vigueras
13.02.2010 a las 22:58 Enlace Permanente

Prefiero ir al fondo: Es lamentable la ausencia de debate politico en el seno del partido. Y que el debate se haga “fuera de la empresa”, donde rsulta tan poco operativo y disperso.
¿Por que esas reflexiones politicas tan interesantes de un ex ministro, como las de otros ex, nunca se hacieron en las asambleas del partido a uno u otro nivel? Creo que ahí está gran parte de la clave de la situación actual.-

012
OBIS
13.02.2010 a las 23:13 Enlace Permanente

Rosa Díez( UPyD ) critica que el Rey tenga que mediar ante la pasividad de PZOE y PP …. ( AUDIO ) …. ( 13FEBRERO 2010 ) .

http://www.cope.es/13-02-10,entrevista-rosa-diez-al-sur-semana,73165–1–audios

SaLuD.

013
V.S. Manso
14.02.2010 a las 00:13 Enlace Permanente

Con la dirección del PP a la derecha de la derecha, el PSOE a la derecha del centro.

¿Se puede llegar a un pacto, visto lo visto y oído lo dicho, por las mentes preconstitucionales que habitan el PP?. Seria como pactar con el Diablo.

La CEOE, dirigida por un múltiple imputado y múltiple sospechoso, los sindicatos absorbidos por el sistema, el PP = partido podrido, y el PSOE embobado con ZP, que a su vez carece del valor y el coraje para acometer las reformas que el país necesita hace décadas.

y Los españoles incapaces de la autocritica.

Ojala la crisis cocine en nuestras molleras una reflexión autocritica.

014
ghal
14.02.2010 a las 00:35 Enlace Permanente

Eso es así porque en este país se es del PP o del PSOE como se es del Barcelona o del Madrid. Se trata de ser forofo y punto. No hay reflexión inteligente sino sumisión ciega. Vamos, que falta materia gris, en definitiva. No hay solución.

015
Macaluso
14.02.2010 a las 04:54 Enlace Permanente

La verdad es que no soy votante del PP que quede claro, pero este Psoe del Sr.Zapatero ha roto todos los consensos y todos los posibles pactos
de estado o de lo que sea. Lo unico que le ha interesado es dividir a la sociedad española a costa de un puñado de votos. No digo que el PP no tenga parte de culpa de lo que nos ocurre pero desde la transicion no he visto un Psoe tan populista y tan dañino para los intereses del pueblo.
Ha metido la mano en la justicia hasta limites intolerables y no tiene una idea de España clara, cada dia hace algo para dividir a costa de lo que sea. En fin soy pesimista, como dice Joaquin Leguina no esta escrito en ningun sitio que el Psoe subsista a Zapatero, puede terminar como en Francia. Bueno creo que la unica politica que habla claro es Rosa Diez, la votaremos aunque como dicen en el PP sea un voto inutil, pero los ciudadanos ya estamos candados de muchos inutiles de una y otra parte, le daremos una oportunidad. Un saludo

016
Iuvenalis
14.02.2010 a las 11:34 Enlace Permanente

Señor Sevilla, estoy de acuerdo con lo que usted expone. No se llega a un acuerdo en temas de vital importancia para España porque los partidos cuando dan un paso lo hacen con una simulación previa en términos electorales.

A mí este hecho me produce bastante impotencia. Me gustaría que mi voz pudiera ser escuchada por encima del murmullo general. Claro, si fuera una persona cuya voz puede ser amplificada por micrófonos y altavoces, y aquello que dijese tuviese una repercusión mediática… aunque claro, en tal caso, también tendría que tener la valentía para hacerlo poniendo en riesgo mi statu quo.

017
Paco
14.02.2010 a las 13:27 Enlace Permanente

El Rey es otro de los asuntos que hay que repensar. Mejor no dejarle en paz y ver como darle una salida digna.

018
Juan
14.02.2010 a las 17:32 Enlace Permanente

Me conformaría con que PSOE y PP llegaran a un acuerdo en el pacto por la educación. Un acuerdo en el que la escuela pública saliera potencida y la finaciación dedicada a este tema estuviera garantizada por una legislación paralela.
Que lleguen a un acuerdo de minimos para salir de la crisis, lo veo muy difícil.

019
Andres
14.02.2010 a las 18:51 Enlace Permanente

Estoy de acuerdo con el análisis y las conclusiones y sintiéndome directamente aludido como votante habitual del PSOE he decidido votar a IU mientras PSOE y PP no sean capaces de llegar a un acuerdo de estado sobre los temas importantes.

020
Caminante
14.02.2010 a las 21:04 Enlace Permanente

Me maravilla que Vd pueda escribir algo que yo, tan alejado del socialismo, podría firmar.
Yo, que siendo funcionario sufrí una persecución por parte del PSOE, desde el año 1990 al 1994, teniendo que defenderme judicialmente, porque administrativamente me las daban todas en el mismo lado, llegando al Tribunal Supremo dos veces y que me costó una enfermedad cardíaca y la jubilación con 55 años, privándome de los mejores años en mi profesión.
Yo no tendría inconveniente en firmar su propuesta. Pero, cuando el Sr. Zapatero era el Jefe de la Oposición, también hacía propuestas similares. (Yo le he escuchado en la Cope y le aseguro que aquella entrevista fué antológica. Me golpeaba la cabeza a ver si estaba soñando.) La postura que tenía sobre la unidad de España, terrorismo, autonomías etc. (Claro que cuando estaba en la SER decía lo contrario.)
Cuando empezó a gobernar, ya fué otra cosa. En realidad antes, ya que la oposición que hizo con el Prestige, guerra de Irak y 11M, llamando asesino al Sr Aznar, también fué antológica en sentido inverso.
Posteriormente, con el PACTO DEL TINELL, aislando al PP que representa al 40% de la población, es extraordinario. No creo que ningún partido democrático pudiera hacer algo silimar. Y despúes acusan al PP de hacer una oposición dura. Ja. Ja.
Con estos antecedentes, y otros muchos ¿Como podemos pensar que el PP puede aceptar un pacto con el PSOE? La situación económica es horrible. Pero el PSOE quiere pactar con el PP, para repartir su responsabilidad, que es exclusiva del PSOE.
Es verdad que la crisis tiene origen en una burbuja inmobiliaria en EEUU, pero no olvidemos que en España hay otra burbuja inmobiliaria que solamente ha explotado en parte. Los bancos españoles se niegan, autorizados por el B. de España y del Gobierno, a que los balances recojan las minusvalias de los inmuebles que se han tendido que quedar por impago de las correspondientes hipotecas.
Y hasta que no hagan eso, la burbuja seguirá latente e impedirá la recuperación. Eso sin meternos en el defícit que tendrán que pagar nuestros nietos, pero que sin duda lastrará el crecimiento futuro, por el pago de intereses.
Otro ejemplo de lo que no se puede hacer. Quieren reducir el deficit en 50.000 millones en tres años, pues bien, los van a reducir de las inversiones, pero el Gobierno se niega a eliminar Ministeriores inútiles, altos cargos, asesores y paniaguados.
¿Así quiere el Gobierno que pacte con ellos el PP? ¡En que manos estamos…!
Un saludo.

021
david leaman
14.02.2010 a las 22:55 Enlace Permanente

Yendo al último párrafo. Y ¿como se encauza ese “fuerte impulso de la sociedad civil, movilizada en positivo para forzar esos cambios”? Oigo la radio y leo periódicos, y percato que todo el mundo piensa que la cosa funciona en clave electoral, y casi nadie habla bien de los políticos, ni del PP ni del PSOE. ¿Y?

O se cambia la Constitución para que las listas electorales sean mas abiertas, entra gente en la política con alguna altitud de miras y se puede romper este empate diabólico, o poco tenemos que hacer, porque no existen cauces para que se exprese la sociedad civil y haga escuchar su voz.

022
Basseta
15.02.2010 a las 00:00 Enlace Permanente

Recomiendo la lectura de un artículo de opinión que publica hoy “El País”, titulado “Un poco de honestidad” y firmado por la periodista Soledad Gallego-Díaz.

El enojo es la emoción que se experimenta cuando uno se siente objeto de una conducta injusta. Enojo, enfado, es la emoción que deberían estar experimentado hoy día muchos ciudadanos en el mundo no sólo ante la crisis económica a la que deben hacer frente si no, y quizá sobre todo, por la falta de honestidad, de integridad, por la intención de engañarles, que demuestran, una y mil veces, los responsables de esa crisis.

Seguir leyendo

023
Felipe
15.02.2010 a las 08:25 Enlace Permanente

Pues de acuerdo y con tu permiso un resumen:

En España no hay estadistas, hay politicos.

024
kafkiano
15.02.2010 a las 17:15 Enlace Permanente

Buen artículo el que recomienda Basesta. Viene a decir lo que ya se ha dicho muchas veces en este foro: que ya está bien de que siempre sea la clase trabajadora la que “pague el pato” de los errores y actuaciones dictadas por la avaricia, de los políticos y de la clase alta (económicamente hablando). Esto ha sido siempre así, pero hora es ya de que la cosa cambie y puede que sea llegado el momento, ya que ahora la gente está más preparada y no es tan fácil convencer (y vencer) a la gente que sabe lo que se cuece. Por eso, no prestemos nuestra “lealtad inquebrantable” a ningún partido ni a ningún grupo económico y no nos dejemos comprar la voluntad…

025
Diego Cruz
15.02.2010 a las 17:40 Enlace Permanente

Interesante y constructivo artículo -o post- que, al menos, “da que pensar”. Me vienen a la cabeza muchas tertulias políticas en radio o televisión: cada cual sin escuchar al otro, con su papel meridianamente estudiado y, lo que es peor, viniéndole al pairo las intervenciones de los ciudadanos que, subliminalmente, siempre creen muy inferiores a sus maravillosos conocimientos. Y en esas estamos…sin atrevernos a pensar.

026
lunatico
15.02.2010 a las 18:38 Enlace Permanente

Sr,Sevilla, que les ocurre, cuando se encuentran en el poder o en la lucha política (la búsqueda de votos), para que no puedan expresar sus pensamientos de la forma que ahora los expresa.

Supongo que tendría las mismas convinciones y criterios, en su momento.

Si ahora que no precisa de los votos, es cuando parece mas coherente su discurso para el ciudadano , es una incongruencia que el objetivo sea divergente con el mensaje.

La sensación del ciudadano, es que solo se ponen de acuerdo los políticos, cuando tratan sobre temas de su exclusivo interés . Las incompatibilidades, los sueldos y dietas en las instituciones, reparto de puestos en los consejos de las Cajas o Empresas Publicas, etc.

Si la clase política ha de pedir sacrificios a los ciudadanos ( como siempre), no seria bastante didáctico, dar ejemplo y empezar por su colectivo . Si se pusieran de acuerdo en eliminar todos los “chocolotes del loro” de todas nuestras administraciones, algo empezaría a cambiar.

Así todo, aunque tarde, le agradezco sus reflexiones y más le agradecería que trate de contagiar a sus amigos del poder.

Jose Luis

027
NUS
15.02.2010 a las 23:10 Enlace Permanente

No veo qué solucionaría un pacto PSOE-PP. Por la sencilla razón de que ninguno de los dos saben qué hay que hacer para salir de la recesión. Personalmente no creo que nadie lo sepa. Ni aquí ni en ningún sitio. Y si no véase la marcha atrás de Merkel en materia de impuestos. En Alemania también bailan la yenka porque esta crisis tiene a todos confundidos. No hay precedente que pueda darnos pistas de por dónde hay que ir. Yendo más allá, ni siquiera creo que esté en manos de los gobiernos solucionar el problema. Los gobiernos democráticos del mundo (EEUU incluido) no tienen el poder suficiente para hacer frente al tsunami. Un ejemplo de lo que digo es la incapacidad de Obama para hacer reformas que no les gusten a los que de verdad mandan: los que mueven los hilos de los mercados. Otro ejemplo es la para mí insólita comparecencia de la ministra de economía de un país soberano para dar explicaciones ante un periódico. Me pareció humillante que Salgado tuviera que ir a Londres a suplicar a los comentaristas del Times que la dejasen explicarles que su política económica era creíble. Esto nos da una idea de cuál es la situación. Por todo ello, volviendo al principio de mi comentario, creo que la bondad de un posible (o imposible) pacto es sólo un mito. Es como creer en Lourdes. ¿Qué pacto resultaría de dos o más partes que desconocen cuál es la salida? Más palos de ciego.

028
M Tulio Ciceron
15.02.2010 a las 23:32 Enlace Permanente

Sí quedan muchas cosas por cambiar. En parte tienes mucha razón.

Hoy es 15 de febrero de 2010. Los partidos ya están pensando en las elecciones catalanas. Especialmente el PSOE. Cuando terminen las catalanas vienen para la primavera que viene el resto de autonómicas (creo que las de Andalucía van entre medias) y las municipales y para invierno del 2012 las generales. Es decir tenemos dos años, mitad de una legislatura, presididas por las sombra de comicios. Ya solo falta que cada CCAA pueda poner las elecciones cuando quiera. Los cuatro años con elecciones. Todo el día votando. Jordi:

UN PAIS-UN PARLAMENTO-UN GOBIERNO.

Y a la porra con federalismos absurdos y quijotescos. Seamos prácticos de una puñetera vez. ¡Basta ya de idealismos que no conducen a ninguna parte!

Descentralícese la ejecución presupuestaria, descentralícese la Administración, pero centros de poder -parlamentos y gobiernos- sólo uno!

El PSOE quiere sacar la crisis del debate político. Tiene que tomar medidas impopulares y no quiere asumir el coste político en solitario. El PP sabe que el tiempo juega en contra del Gobierno que tiene las lupas financieras sobre sus rosas calvorotas. Si toma las famosas medidas el PSOE lo pagará y podría perder Cataluña y Andalucía. Si no las toma es posible que acaben estrangulando a España los malvados especuladores internacionales en ese sucio contubernio que tienen perjeñado contra las españas rojas. No se como Pepiño, el Guardián entre Los Grelos, Lord Protector de los Cielos Ibéricos, no se ha erigido todavía en Caudillo de las Españas, en baluarte de la Cruzada contra los Herejes e Idólatras del billete verde.

Somos una país de chufla y como dice un amigo mio: los españoles somos tan gilipollas que nos dan con un palo en la cabeza y todavía pedimos que nos den más fuerte.

No cambiamos porque no aprendemos y no aprendemos porque tenemos una birria de educación cuyo fin es “nosequéquenovalepaná” y así nos irá. El reflejo de este pais lo demuestra el intento de enviar a la Marchante a Eurovisión. Somos unos palurdos y encima presumimos de ello. No tenemos remedio.

Y para colmo mi jefa quiere subir los impuestos. En vez de reformar de una puñetera vez la AEAT para que los que NO PAGAN tributen como les toca, la solución reside en que los que PAGAN lo hagan en mayor medida.

Yo, lo que percibo, es que España es un castillo de naipes, y que hay un miedo terrible a tocar cualquier carta. Es decir una decisión determinada puede tener unas consecuencias imprevisibles y lo desconocido se teme.

Elena, ¡mujer!, si te hacen falta 50000 millones dímelo. Mira en la AEAT somos 28000 personas y en la IGAE tienes unos miles seguro. Elimina todas las deducciones fiscales de todos los impuestos, rebaja los tipos a los efectivamente pagados. Fuera todas las subvenciones que no tengan que ver con la protección de los derechos fundamentales.

Tienes un ejército de funcionarios expertos y deseosos de trabajar. Una vez eliminados los beneficios fiscales y las subvenciones se suprimen por lo menos el 70% de las actuaciones de control. Eso son recursos humanos que puedes poner en la calle. Con la pedazo base de datos que tienes, vamos, no sé en qué estás pensando. Tienes un montón de abogados, médicos, albañiles, electricistas, restaurantes, etc… listos para pegarle un buen bocado. 50.000 millones en tres años son 16600 anuales, entre los de la AEAT y los de la IGAE yo creo que los mil euros diarios te conseguimos. Ya me cuentas vale?

Jordi a ver si la convences, que si sigue haciendo caso a los mismos no vamos a ninguna parte.

Un saludo.

029
kafkiano
16.02.2010 a las 23:41 Enlace Permanente

M.Tulio Cerón: Tienes un error de base. La Agencia Tributaria y su personal no están para hacer que la gente pague (eso se consigue con los impuestos sobre los sueldos de los trabajadores, los impuestos especiales, sobre tabaco, gasolina y alcohol y con los módulos empresariales); por el contrario, la Agencia está para asegurarse que no se haga pagar a quienes se ha decidido que no deben pagar.

030
M Tulio Ciceron
18.02.2010 a las 00:07 Enlace Permanente

No, Kafkiano, no, eso no puede ser, ¿cómo puedes tener una mente tan retorcida? ¡Madre mía, la AEAT diseñada como ente para salvaguardar ciertas rentas y patrimonios! En tu delirio ¿no te habrá dado por pensar en cesiones de información privilegiada a cambio de statu quo? Porque si piensas eso es que estás loco de atar.

031
Jose Luis
18.02.2010 a las 05:44 Enlace Permanente

Hola Jordi es un verdadero desproposito la tasa de desempleo en España y comentarios como que la cosa no esta mal y eso no se soluciona necesitamos trabajar estamos muy mal con la situacion actual un saludo y muchas gracias por este blog

032
David
18.02.2010 a las 11:39 Enlace Permanente

Señor Sevilla,
estoy de acuerdo en sus argumentos, de hecho es de agradecer que un político hable de esta forma, sin pensar en sus intereses, sin demagogia y pensando en la sociedad y no en los votos.

Pero lo que me parece increíble que tenga que haberse “separado” de su partido para poder hablar así, y más aún, me parece inconcebible y lamentable que mientras Usted estuvo en el Gobierno no promoviera nada de lo que argumenta en este blog (por lo menos, nada que fuera detectable desde el exterior).

034
jalapatania
18.02.2010 a las 16:16 Enlace Permanente

Pase, como economista de gabinete y de poco expediente, por los ministerios que cocinaban políticas. Hoy, después de haberme tragado ayer todo el debate del pacto y la crisis se me ocurre preguntar:

Existe alguna restricción, de la legislación de la competencia de la UE,por ejemplo que impida al gobierno utilizar las EMPRESAS PUBLICAS como como instrumento de creación selectiva de empleo.

Agradecería comentarios

035
kafkiano
19.02.2010 a las 16:47 Enlace Permanente

Solamente por hacerte caso, M.Tulio, estoy buscando camisa de fuerza a buen precio.

036
MCG
27.02.2010 a las 22:30 Enlace Permanente

De ver en cuando visito su Blog y me llena de alegría y esperanza. No creo que un “pacto de Estado” entre los dirigentes de los partidos en este momento vaya a resolver los principales problemas, ya que ni se plantean mejorar el sistema electoral, ni asesorarse mejor en temas económicos, ni nada por el estilo. Creo que la sociedad española es la que debe pactar una regeneración democrática, en las que se dialogue, se busquen soluciones, se promueva la cooperación y el respeto, en definita se mejore lo que ahora se llama el “capital social” en el que España está tan bajo, como puede verse en el gráfico que figura en http://economiaydesarrollo-eeg.blogspot.com
Creo que es bueno que voces sensatas y libres se expresen en público, aunque sea en un espacio algo limitado como es un Blog, ya que en la prensa lamentablemente no se encuentran muchos artículos de opinión que hablen de los grandes retos de España. Creo que muchas personas, votantes del PSOE, del PP y de otros partidos, quieren una regeneración democrática en España, para que sea más auténtica, menos partitocrática, y para que las políticas sean más eficaces para aumentar la calidad de vida de todos los españoles y en especial de los que padecen más dificultades.

037
Lolo
12.05.2010 a las 21:54 Enlace Permanente

Creo que como siempre quines mas protestan son los que mas tienen que perder : LA CLASE MEDIA ALTA ABURGESADA
Y poe este lugar abundan

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio