El alma de la democracia.

Escrito a las 11:32 am

La democracia es el peor sistema de gobierno, si se excluyen todos los demás. Pero eso no significa que podamos llamar democracia a cualquier cosa – las dictaduras comunistas se llamaban democracias populares – ni que la podamos reducir a poder votar cada equis años. Nuestra democracia ha perdido su alma. Aquello que permite unir el conjunto de reglas, leyes y procedimientos en un sistema de organización política superior a cualquier otro. Y ese alma, depende mucho de la confianza entre representantes y representados. Vivimos múltiples episodios de quiebra de esta confianza, en España y fuera de España, lo que nos lleva a una democracia defectuosa. Entender que sin democracia plena,quienes más sufren son los menos poderosos, que son la mayoría, convierte en exigencia urgente arbitrar mecanismos de regeneración democrática. Sin ella, creamos el caldo de cultivo en el que proliferan los corruptos, los sin escrupulos, los inmorales.

Se ha señalado mucho que en la última encuesta del CIS la desconfianza ciudadana respecto a “los políticos” alcanza niveles máximos en España. En la misma dirección, un grupo selecto de empresarios reunidos por el Instituto de la Economía Familiar ha apuntado a “los políticos” como uno de los principales problemas del país. Mientras, asistimos atónitos a la proliferación de casos y más casos de corrupción por parte de responsables de instituciones públicas sin que nadie parezca tener ninguna respuesta útil y contundente.

Rajoy acaba de decir, en su Convención de Barcelona, que “la limpieza en la vida pública es una exigencia moral” y, por ello, va a proponer a las demás fuerzas políticas un gran acuerdo contra la corrupción”. El President de la Generalitat catalana, Montilla, después de los últimos casos de corrupción conocidos, ha dicho que estan estudiando medidas para combatirla. Por su parte, el Gobierno de España mantiene silencio sobre la materia como si no se le ocurriera nada o pensara que no se puede hacer nada más de lo ya hecho (Pacto Antitransfuguismo, fiscalía anticorrupción, etc).

El principal problema es que estas declaraciones no son creíbles mientras los partidos conserven en sus cargos y apoyen con firmeza a gentes con evidencias solventes de haber cometidos actos contrarios, no se si a las leyes, que eso lo dirán los tribunales dentro de quince o veinte años si no se acaba anulando el proceso por un defecto de forma, pero claramente contrarios a esa limpieza moral exigible a cargos públicos. Mientras Rajoy siga apoyando a un presidente de diputación del PP, acusado por la Agencia Tributaria de fraude fiscal por no declarar unos ingresos cuantiosos, cuyo origen no puede aclarar, todo su discurso en la materia no será creible. Por no hablar del caso “Correa”, donde ya no hablamos de casos creados artificalmente para descalificar a personas, sino de realidades con evidencias suficientes como para considerarlas presuntamente delictivas.
Y es que el problema está ahí: mientras los políticos jueguen a eso de “haz caso de lo que digo y no lo de lo que hago” porque entre lo que digo y lo que hago hay profundas contradicciones, perderán la credibilidad, sentimiento que forma parte esencial de ese alma que necesita la democracia para florecer. Cuando en Italia, Berlusconi y todos los diputados y partidos que le apoyan, están dispuestos a quebrar la equidad del sistema judicial y a amnistiar a decenas de miles de delincuentes con delitos de abuso de poder, corrupción, estafa etc. con un discurso de agilización de los juzgados, pero en realidad, sólo para evitar dos juicios por corrupción y por fraude fiscal abiertos contra el primer ministro ¿donde piensan que va a quedar la confianza de los ciudadanos en el sistema democrático de partidos?
El problema es muy serio. El profesor Vallespín hablaba de él en su reciente columna en El País y advertía que cuando el divorcio creciente se produce entre ciudadanos y los políticos en su conjunto, “es preciso dirigir la mirada al mismo sistema más que a personas o partidos”. Lo comparto. Tenemos un sistema democrático perfectible y necesitado de perfeccionarse. La escritora brasileña Nélida Piñón, premio Principe de Asturias, decía hace poco que “hay ONG para todo, menos para mejorar la política”. Quizá ha llegado el momento de empezar a cambiar esto. Porque si la mejora de la calidad democrática no viene de los propios partidos políticos, tendremos que ser los ciudadanos quienes empecemos a movernos en esa dirección, con algo más que con la abstención. Porque salvar la democracia no beneficiará a nadie más que a nosotros mismos. La fatiga de la democracia, nunca afecta a los sinverguenzas y corruptos, a quienes dejamos el camino libre con nuestro cansancio resignado.

Me tocó ser el único ministro de la democracia española en firmar la disolución de una corporación municipal: Marbella. Aprobé un Código de Buen Gobierno para el Gobierno, una vuelta de tuerca al Pacto Antitransfuguismo y medidas anticorrupción en la Ley del Suelo. Todo ha sido necesario y todo ha resultado insuficiente. Hace falta más para lanzar un mensaje creíble de defensa de una democracia incompatible con la corrupción o con el abandono paulitino de normas de control democrático. Anticiparse a los hechos, denunciarlos a tiempo y actuar con contundencia son tres de las cosas necesarias que deben encarnarse en cambios normativos pero, sobre todo, en cambios de actitud por parte de los dirigentes de los partidos para que entre lo que dicen y lo que hacen, no haya contradicciones. Para que un grupo minoritario de sinverguenzas no empañen la labor encomiable de la inmensa mayoría de honestos cargos públicos que, a veces, por un mal entendido sentido partidista, cierran filas en apoyo de quienes no deberían.
Mejorar la calidad de nuestra democrácia no se agota en la lucha contra la corrupción. Habrá que incluir mejoras contra los abusos de poder, una mayor transparencia de las decisiones, evaluar la eficacia de las políticas públicas, combatir los fraudes fiscales y otros etc. Pero, hoy por hoy, es la más urgente.
Para ello, derogar la competencia municipal en materia urbanística y reordenanar la transparencia entorno al principal asunto relacionado con la corrupción en España, sería imprescindible. Arbitrar un procedimientojudicial abreviado y centralizado para que los acusados de delitos de corrupción no puedan jugar con el tiempo y los cambios de jueces, también ayudaría. A grandes males, grandes remedios. Yo ya he propuesto dos, ¿hacemos entre todos un decálogo para que se nos oiga más?

PD: Mi última entrada sobre Marx ha suscitado más reacciones de las que yo imaginaba. Muchas, sobre lo que suponen que he dicho y no tanto sobre lo que de verdad he dicho. Alguno que se reclamaba “liberal” me ha insultado, despreciado, llamado ignorante, complice de dictadores y no se cuantas cosas más, atacando, a la persona, y no a las ideas expresadas. Y, encima, se queja de que le censure su insultante comentario. En fin, algunos liberales no superarían el test de Hayeck. No soy marxista. Como tampoco kantiano, roussoniano, platónico, hayeckiano o rawlsiano. Pero negar, a estas alturas que todos ellos aportaron, junto a errores y alguna tontería, un punto de vista interesante sobre el funcionamiento de la sociedad y del individuo, me parece ridículo. Marx, por cierto, nunca habló de economía planificada. Pero negar interés a su análisis de la dinámica del capitalismo con sus crisis recurrentes, o a los problemas que plantea la propiedad privada como base de la desigualdad humana que ha llevado a articular todo un movimiento mundial en favor de la Responsabilidad Social de las Empresas para intentar controlar incentivos perversos como los que hemos visto en esta crisis financiera, es quedarse en el cliché y en el tópico.

La duda que me queda es: ¿por qué sigue siendo tan difícil hablar de los abusos y de las desigualdades económicas en nuestra sociedad? ¿hemos renunciado a buscar un sistema capaz de compaginar libertad real, con igualdad real y fraternidad real? ¿Esto que tenemos es lo mejor a lo que podemos aspirar? ¿por qué? ¿quien nos impide cambiar?

26 comentarios

001
enric doménech
16.11.2009 a las 12:34 Enlace Permanente

Algo sucede en Dinamarca … cuando para cada afirmación, cada denuncia, además de añadir delante el “presunto”, nos tenemos que apretar el corazón a la espera de alguna invectiva del tipo: denuncia por difamación, denuncia por producir perjuicios a…., o directamente, amenazas, represalias, vendettas, y toda una saga de odiosas conductas que distan mucho de democráticas, y que quedan más cercanas a la censura y la inquisición.
A algunos (fervientes aparentes creyentes, e incluso de comunión diaria), se les llena la boca de gritos pidiendo honestidad, y crítica. ¿Olvidaron predicar con el ejemplo cuando estaba en su mano evitar determinadas conductas, o mejor, no cometerlas?
Siempre acaba apareciendo este pequeño aparato doméstico en desuso tras la democratización del aire acondicionado, que es el ventilador.
Viene del pasado, como vienen las conductas dolosas, ilícitas, o simple y éticamente reprobables. Siguen en sus trece; siguen en sus puestos; siguen en sus despachos, reteniendo expedientes, u ocultándolos, o alterándolos; siguen confundiendo su endiosada conducta con la realidad y la justicia. Sí, su reino no es de este mundo, hace años que están por encima del bien y del mal. Abusaron de su poder, condicionaron decisiones, alteraron el statu quo, alteraron la legalidad vigente o la cambiaron. Se sirvieron de su poder para seguir haciendo negocios desde lo público, gracias a lo público, o por el hecho de ostentar cargo público.
¿Qué nadie conoce a políticos vinculados directa o indirectamente con el sector inmobiliario, o constructor, o promotor, por citar alguno? ¿Qué nadie conoce a políticos con despacho en plaza que compatibilizan con la mayor naturalidad el ejercicio “libre” de su profesión, con la del cargo público que ostentan?
Las vocaciones no solo son para las religiones. Se supone que la voluntad de servicio, y la defensa del interés general, también debe o se presume vocacional. Da igual desde qué ámbito se desempeñe: desde una ONG, desde una asociación solidaria, desde el anonimato, desde un sindicato, desde un partido político, desde una asociación de vecinos, desde un AMPA, desde una asociación de consumidores, o la directiva de un club deportivo. En todas hay elementos comunes que las hace semejantes: representar la voz y la opinión de un grupo o colectivo. Ser justo portavoz de sus voluntades.
¿Tan difícil es ser honesto? ¿Tan difícil es desempeñar estas responsabilidades sin saltarse las barreras de la democracia?
Muchas personas dedicamos gran parte de nuestro tiempo a participar y trabajar desde el anonimato, y la solidaridad, con proyectos desde posiciones altruistas, con vocación de cambio. Si, también lo hacemos desde partidos políticos. Y a pesar de las imperfecciones que tenemos las personas, y de que puede que alguien a veces confunda ‘lo suyo’ con lo de todos; seguimos adelante trabajando, luchando por dejar algo mejor de lo que nos ha llegado, este fugaz mundo en el que nos apeamos temporalmente.

Un abrazo desde Xàbia,

enric

002
surco
16.11.2009 a las 13:49 Enlace Permanente

Me temo que lo que quiere proponer Rajoy es un pacto de silencio…..y por ahí no vamos bien. Lo malo nunca puede ser que salga la corrupción, sino que se produzca.

En lo de Marx. Ya le comenté que satanizar a Marx es lo mismo que hacerlo con Nietzsche, con Habermas o con cualquier otro pensador.

Como salvedad queda decir que posiblemente Marx sea el pensador al que más cosas le han atribuido que EL NO HA DICHO. Pero en fin, supongo que en parte es porque no le ha leido ni el tato.

003
Alberto
16.11.2009 a las 14:10 Enlace Permanente

Señor Sevilla, dice usted que no es marxista, kantiano, roussoniano, platónico, hayeckiano o rawlsiano, pero ¿es usted masón?

004
A. Francisco
16.11.2009 a las 15:33 Enlace Permanente

¿Cuándo la democracia económica? Todos sabemos que actualmente las democracias liberales (por llamarlas de alguna forma) están dirigidas por oligarquías. ¿O no es verdad? ¿No es cierto que la “demoligarquía” (vaya palabrón) es la que reparte el bacalao en las muy corruptas democracias liberales y se queda con la mayor parte? Sí, he escrito “democracia económica”, y no otra cosa. Sí. Otro día tocará escribir sobre los corruptos oligarcas comunistas, fascistas, populistas…

005
juan
16.11.2009 a las 20:45 Enlace Permanente

Adelante en sus comentarios, los ciudadanos lo necesitamos

006
Gabriel
17.11.2009 a las 02:45 Enlace Permanente

Cada vez , sin duda, se ve que la democracia es una manera de ver la vida, y como la sociedad moderna pone en peligro ese principal derecho humano.

007
kafkiano
17.11.2009 a las 12:16 Enlace Permanente

La lucha contra la corrupción política debería ser un asunto “extra-partidario”: es decir, un lugar común donde estén de acuerdo todos los partidos y no admita discusión alguna que “quien la haga, la pague”. Si esto no es así hay que empezar a desconfiar del sistema de partidos de una supuesta democracia.
Y como esto no viene siendo así, la población hace un tiempo que muestra su desconfianza hacia los partidos políticos y algún que otro ciudadano comienza a ver que bajo la apariencia de democracia se esconde en realidad un sistema oligárquico, donde cada partido, cada grupo, cada familia, intentan monopolizar la mayor parcela de poder político y económico posible y por tanto, excluir al de al lado. Todos contra todos.
Se ha olvidado que “democracia” proviene de “demos” y “kratós”, es decir, el gobierno del pueblo. Pero no cabe duda de que si es el pueblo quien gobierna no es tan necio como para consentir a un grupo de sus connacionales que se enriquezcan con la cosa común o con el alza injustificada de precios; por el contrario, el gobierno del pueblo reaccionariía contra estas maniobras, destruyéndolas y encarcelando a sus responsables.
Igualmente, en nuestra presunta democracia, la Constitución y las leyes establecen que el funcionamiento de los partidos políticos ha de ser democrático. ¿Se produce esto en la realidad? ¿Para qué queremos pagar a tantos diputados que, cuando asisten a las sesiones del Congreso, se limitan a ver lo que les ordena votar su “boss” mediante señas con los dedos y actuar en consecuencia?
Enfín, la casuística es muy amplia y quien más quien menos podría añadir el caso que conoce de cerca; solo diré, como resumen, que no estamos en un sistema democrático. Que esto es el puerto de Arrebatacapas y que el débil no tiene nada que hacer, ni siquiera ofrecer su opinión, ante el “mangoneo” de los “listos” nacionales que no se limitan a vivir mejor que la media, sino que solamente aspiran a dominar desde todos los planos a esa población con la que le ha tocado vivir los escasos años de que consta la vida de un ser humano…

008
Agua
18.11.2009 a las 10:35 Enlace Permanente

¡El alma de la democracia somos nosotros, todos!

Lo único que necesitamos es asimilar eso en toda su profundidad.

009
kafkiano
18.11.2009 a las 11:34 Enlace Permanente

Pero lo más lamentable de todo es que no hay forma de quitarnos de encima este corrupto sistema. Siempre habrá un grupo “amorfo”, que se adaptará a la forma de gobierno, sea esta cual sea, con tal de mantener su posición privilegiada.
Bueno, soluciones hay, pero no son deseables: la aplicaron en la revolución francesa, en la rusa… pero al final, vuelve a imponerse otra forma de dominio de la sociedad; es decir, “quítate tú y déjame a mi hacer lo que estás haciendo”.
Maquiavelo, en su obra “El Príncipe” pone de manifiesto algo semejante y busca la solución en una especie de pacto: como los “nobles” no cesaban de pelear entre ellos por conseguir el poder, éste se logra mediante dicho pacto: uno sólo de ellos sería “el que mandase”, lo cual a ellos los beneficiaba, porque acabarían sus luchas internas y por otro lado, la población “normal” también ganaría, por el mismo motivo del cese de luchas y de no tener que soportar a varios “mandones” (Perdóneseme la simpleza del resumen) O sea, que la cosa no es de hoy.
Lo que se pone de manifiesto es que en cada grupo social siempre hay como diferentes “capas” verticales y también siempre (reminiscencia de los tiempos de las cavernas) el que se cree “más listo” o “más fuerte” que los demás ha tratado de imponerse a ellos. La forma de oponerse es mediante un sistema legislativo justo: Constitución y leyes de desarrollo.
Pero no es suficiente. Aquí lo tenemos y no funciona: los derechos constitucionales no son respetados y es muy costoso para el ciudadano tratar de conseguir que le reconozcan aquél que le ha sido vulnerado. Y en cuanto a las leyes ordinarias y las de rango menor… ¡si las hacen aquellos a los que habría que encarcelar! ¿Cómo van ellos mismos a darse normas que los perjudiquen? Todo lo contrario: no se legisla con vistas al bien común.
Por último, una reflexión: al menos en la etapa de la dictadura franquista que yo conocí (tengo 61 años) no se conocieron tantos casos de latrocinio por parte de los políticos del régimen; solamente algunos casos aislados, porque el dictador no lo permitía, ya que él no se quedó con nada ajeno (si se hubiese comprobado que esto no era así, ya se hubiese publicado a bombo y platillo). Además, el precio de las cosas era el justo: los comerciantes aplicaban unos márgenes moderados y vivían también de forma moderada, no como hoy. ¿Qué hemos ganado con el cambio? ¿Que se pueda ver en cine o televisión algún que otro desnudo o incluso verdaderas escenas pornográficas? O mas bien que miríadas de españoles puedan ocupar un puesto en la política, a costa de aumentar excesivamente el número de órganos y personas que los sirven: 1 ministerio es sustituido por la suma de las consejerías correspondientes de las CC.AA más las de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla.
Yo no veo que, desde el punto de vista económico, hayamos ganado con el cambio, sino más bien hemos perdido. Y que conste que no estoy defendiendo la dictadura como forma de gobierno: yo también me sentí optimista el día que se terminó la nuestra. Pero lo que hemos conseguido no es lo que esperábamos. Hay que seguir, no cabe duda, pero hay que aplicar “mano dura” contra los que, aprovechándose de esta forma de gobierno, intentan hacer fortuna a costa de los demás. O volveremos a “liarnos a tortas” entre nosotros, que es lo que mejor sabemos hacer.

010
Castellón Opina
18.11.2009 a las 11:46 Enlace Permanente

Corts Valencianes Un informe plantea dar vales de comidas a los diputados para evitar la ´sangría´

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2009/11/18/informe-
plantea-dar-vales-comidas-diputados-evitar-sangria/652454.html

¿Democracia?, si, pero veo que para unos pocos afortunados que viven a costa de la RANA COCIDA.

Si quieren la comida gratis, que se alisten al Ejercito. Verán como nadie de ese parlamento Corts Valencianes, deja el escaño para PERSEGUIR A PIRATAS COMO LOS DEL ALAKRANA.

Vergüenza me da que socialistas valencianos permitan y entren a formar parte en ese juego del restaurante y las comidas perdidas y pagadas al restaurador privado.

Donde se ha quedado la fiambrera de la que muchos por no decir todos estos que viven con sueldos altos nunca tuvieran que salir.

La palabra Optimización de los recursos económicos se la perdieron o no la entienden. Que los diputados valencianos, se paguen la comida como se la paga mi esposa cada día que sube por 1000€ al mes en una azulejera donde otros cobran 3000€

Si no quitamos estos abusos, como podemos seguir comentando espléndidas oratorias que solo hacen que mantenernos entretenidos en la distancia, sin ver lo próximo, lo mas cercano. Gurtel que te quiero Gurtel.

Por lo pronto, a cada diputado valenciano, le descontaría del salario cada menú gratis que han pagado de nuestros impuestos.

INDIGNACIÓN ES LO QUE ME PROVOCA LEER NOTICIAS COMO ESTAS, Y QUE NADIE HAGA NADA. COCIDOS LOS TENEMOS, SEÑORES, COCIDOS.

Pd. Alguno conoce o ha conocido lo que es una ¿cantina?, pues eso, que designen al diputado con menos trabajo para que la lleve como en la armada, y verán que barato nos cuesta que todos comamos en semejante comedor de lujo. Pienso ir un día, a ver si puedo comer pagando,

Un saludo

011
Obama que algo queda
18.11.2009 a las 12:54 Enlace Permanente

Otra muestra de que somos un país de tercera división: Hace unos días, EL PAIS publicó un reportaje en el que venía a decir que el Cuerpo de Inspectores de Hacienda denunciaba que no se pueden inspeccionar a un gran número de empresas porque faltan, al menos 600 inspectores. También añadía que el Cuerpo Tecnico pedía que se autorizase a los 8.000 funcionarios que lo integran a hacer inspecciones y a firmar Actas.
Todo esto es irreal, pero pone de manifiesto una verdad: existe un problema en la Agencia Tributaria, denunciado durante muchos años, y al que nadie quiere prestar atención.
La situación es la siguiente: La Inspección de los tributos se lleva a efecto mediante Equipos de Inspección (cuyo Jefe es un Inspector) y Unidades de Inspección (cuyo Jefe es un Técnico). Estas últimas tienen competencia para actuar sobre empresas con volumen de operaciones de hasta cuatro millones de euros y los equipos inspeccionan a las restantes. Unos y otros (equipos y unidades) están integrados por Técnicos, fundamentalmente, que son quienes llevan a cabo las actuaciones inspectoras propiamente dichas, aunque también el Jefe puede hacerlas directamente. Sin embargo, ni los Jefes de Unidad ni los Técnicos son inspectores de Hacienda, pese a actuar como tales; y aunque ambos pertenecen al grupo A, a estos últimos no se les ha considerado que deban integrarse en el subgrupo 1, como los inspectores, sino que los han enviado al subgrupo 2, no porque los conocimientos de ambos no sean idénticos, sino para marcar la diferencia. Clasismo puro y duro en lugar de criterio real y de eficacia.
Esto provoca que los Técnicos se sientan mal tratados y se desentienden del problema: “que el jefe me diga lo que debo hacer” es la postura adoptada de forma generalizada, que va ganando terreno día a día. (Esto no puede más que general ineficacia a la acción inspectora, como puede imaginar quien conozca de la materia, aunque solo sea de forma somera).
Por otra parte, los Inspectores denuncian también en el referido artículo periodístico que la mayor parte de ellos están en puestos directivos o políticos (es decir, que la mayor parte de los Inspectores no inspeccionan), y si se suma esto a que hay puestos reservados a Inspectores en otras áreas de la Agencia Tributaria (Recaudación, Gestión) que tampoco tienen nada que ver con la Inspección de los Tributos (es decir, más inspectores que no inspeccionan), resulta (según manifiesta el colectivo de inspectores) que quedan unos 180 para hacer esas tareas…
O sea, que el panorama es: Hay pocos inspectores de Hacienda, y de ellos solamente un número ínfimo es el que realmente ejerce como tal; por el contrario, hay un gran número de funcionarios (Técnicos) que no son inspectores, pero que gracias a ellos se llevan a efecto las inspecciones.(No son inspectores, pero hacen las inspecciones)
Ya tenemos el lío formado. Ahora los inspectores, que siempre se habían negado a que se aumentase su plantilla, piden (se suponen que los “descolocados” de puestos de dirección) que se aumente su número en 600 . Sin embargo, no quieren ver que el Cuerpo Técnico, en su especialidad de Inspección, tiene un personal altamente cualificado (como han reconocido las propias autoridades del Ministerio) que, además de llevar muchos años haciendo inspecciones, constituye por ello un auténtico “semillero” de donde rescatar a los más válidos para que se integren en su Cuerpo; aducen que cada año lo hace un determinado número, mediante el sistema de promoción interna, y es verdad, pero es un sistema absurdo y extremadamente oneroso, que no sirve para demostrar valía profesional, sino para acreditar la excelente memoria y aguante que tiene quien lo sigue, pues esa es la llave para poder ingresar (el recitar temas como un magnetofón). (Conozco ejemplares así, con excelente memoria e incapaces de sacar conclusiones de lo que han retenido…)
Se ha pedido mil veces que la promoción sea de otra forma: por ejemplo, al alcanzar el nivel máximo (nivel 26) y tras haber ejercido algunos años como Jefe de Unidad de Inspección (en esta situación se supone que, salvo nota desfavorable, la capacidad, el mérito y la cualificación profesional han debido quedar suficientemente acreditados), pasasen a la Escuela de la Hacienda Pública a recibir un curso de capacitación, tras el cual se integrarían en el Cuerpo de Inspectores, pero no se nos oye. Y sin embargo, con esto se conseguiría mantener adecuado el número necesario de inspectores de una forma rápida y eficaz, con verdaderos profesionales, y se eliminaría la desmotivación y el pasotismo de los restantes técnicos, que verían un motivo para esmerarse en adquirir conocimientos que le servirán en un futuro, junto a su titulación universitaria superior, para ubicarse en el lugar que, por formación les corresponde.
Yo pienso que hay un sector social a quien no le interesa que la inspección funcione. Y este sector no está constituido precisamente por los que viven de un sueldo..

012
la primera fuente
18.11.2009 a las 16:58 Enlace Permanente

Es la primera vez que acudo a su blog un poco en caliente. En cualquier caso no es mía la culpa, sino lo que veo. Me gustaría ser corto. Habiéndome una vez más sorprendido favorablemente su comentario me gustaría decirle mi humilde opinión de lo que es o debe ser el alma de nuestra democracia. Lo voy a decir claro: “que ningún poder ajeno a la justicia intervenga en la justicia”. La verdadera piedra angular de nuestro sistema es nuestro sistema judicial. Si nuestro sistema judicial se vicia, estamos arrancando el alma a la democracia. Cuando son los dirigentes políticos quienes lo vician, deberían ser directamente destituidos de sus puestos. Si son los dirigentes policiales quienes lo vician, deberían ser directamente destituidos de sus puestos. Si son los jueces, deben ser directamente recusados. Un buen sistema de justicia gratuita favorecería también el sistema. Y, por el amor de Dios, que los partidos políticos no sigan tapando corrupciones. Lo del caso Faisán, no tiene importancia, comparado con la multitud de casos que pueden estar frenándonse porque no les puede interesar al gobierno.
Y otra cosa, la democracia si no garantiza la seguridad y el bienestar de sus ciudadanos es una democracia que no funciona y que imperativamente debe ser reformada en sus principios y en sus elementos.
No podemos generar toda una estructura sobredimensionada en elementos, instrumentos y normas para que a la hora de que se actúe con rectitud para que se oxigene la democracia, determinados poderes decidan que no es beneficioso. Para ellos, supongo, porque para la democracia que tanto amparan le viene de lujo.
Disculpe el aire crítico del comentario pero hay veces que se te agota la paciencia.

013
magda
18.11.2009 a las 20:43 Enlace Permanente

SR.Sevilla
Cada vez me cuesta más hablar de lo que nos rodea por lo cutre que está todo.
Cada vez me produce más hastio.
Estoy de acuerdo en que la “democracia” está agonizando con unos fuertes dolores y nadie quiere que deje de sufrir.Si nos la cargamos no sabemos que demonios nos espera detrás del abismo político, y si intentamos salvarla debemos meter antibiótico a tope, es decir, llamar a expertos, a personas sabias y no a mediocres y papanatas que hacen de políticos, y estos tipos se han adueñado de nuestro espacio y de nuestras casas con sus discursos vacíos.Mediocridad, y a veces huele demasiado a podrido y en el ambito ciudadano hay malestar y casi diría yo un retroceso tremendo a nivel social que da miedo.
Dice usted que añadamos algo a sus comentarios para que se nos oiga más, yo creo que no nos oye ni Dios. y,¿quíen nos tiene que oir?, los bancos, las empresas, las grandes fortunas, la mafia.¿Quién?.
Este fin de semana se ha dado uno de los mayores fracaso con la reunión de los países ricos con respecto a los países pobres.Ha sido un completo fracaso, a ningún político le interesa ese espacio, ¡miento!, parece que a Gadafi le interesaba decir unas cuantas sandeces.¡que vergüenza!.
Yo solo puedo llamar a la insurrección y al cumplimiento de nuestra Carta Magna, que la tenemos como yo tengo la guia de teléfonos, para
nada, que desde que Anguita no está no la nombra nadie.
La Constitución, la añadirá a su decálogo como arma de defensa de la pobreza y la desolación de unos ciudadanos que estan pidiendo no sólo en las casa de caridad sino en su interior,¡qué esto reviente!
Un saludo
Magda

014
M Tulio Ciceron
19.11.2009 a las 01:09 Enlace Permanente

Hace poco, 15 de octubre, se publicó el patrimonio de nuestros ilustres miembros del Gobierno y altos cargos de nuestra Administración. La verdad es que resultaba muy gracioso. Activo (Inmuebles a valor catastral más otros bienes) y Deudas.
Había de todo pero la que primero me llamó la atención fue la de nuestro ilustre Cetapé.

Su patrimonio se desglosa así:
Activo 209.206,13 euros (Inmuebles 3725,67 euros Otros el resto. Hay bienes de herencia familiar)
Pasivo 80.847,89 euros.
Patrimonio Neto: 128.358,24 euros.

Como se ve es el patrimonio ideal de un presidente que a los 4 vientos se proclama como un rojo. Un patrimonio muy normalito y que contrasta con el resto de relacionados en el BOE.

Ahora viene lo bueno. Desde que Cetapé llegó al poder ha generado unos ingresos brutos sólo con la nómina de Presidente de Gobierno de casi 480.000 euros. Que pague un tipo medio del 35%, porque me imagino que tendrá un buen asesor fiscal (de hecho tiene al mejor), se le quedaría en algo más de 310.000 euros. Recuerdo que nuestro legislador ha previsto que si disfrutas de vivienda por razón de cargo o empleo te puedes seguir deduciendo por tu vivienda habitual. Si a ti funcionario te trasladan y te tienes que ir a vivir de alquiler y dejar tu casa te fastidias por no decirlo en plata.

Bueno a lo que voy. Cetapé, resulta que en, cuánto ¿30 años trabajando? de los cuales ha sido Diputado 22 años, sólo ha conseguido reunir un patrimonio de 21 millones de pesetas y lo peor es que desde que lleva de Presidente ha ganado cerca de medio millón de euros sin gastos porque ni paga casa, ni paga comida, ni paga suministros, ni paga combustible, ni paga ropa, ni paga vacaciones, le invitan donde va…vamos medio kilito de euros limpios menos lo que en teoría se lleva el fisco.

Yo pregunto: Suponiendo que tu patrimonio fuera 0 cuando llegaste a Moncloa ¿dónde están los casi 182.000 euros que faltan? Si tenemos en cuenta que en tu activo hay bienes procedentes de herencia y que evidentemente tu patrimonio sería aproximadamente esos 128.000 euros está claro que en 5 años de Gobierno te has “fundido” más de 50 millones de las antiguas pesetas. Tu asesor de imagen se ha lucido pues o eres un manirroto o el BOE miente.

Hala que voy a chuparme el dedo otro ratito.

Un saludo.

015
Tierra de Maria
21.11.2009 a las 17:48 Enlace Permanente

Tenemos que volver -todos- a nuestras propias racices. Desde ahí podremos dejarnos de tantas peleas internas y luchar por una España íntegra.

http://www.youtube.com/watch?v=-bqEW9baFSg

016
pedropicapiedra
22.11.2009 a las 15:22 Enlace Permanente

OBAMA

http://www.meh.es/Documentacion/Publico/GabineteMinistro/Presentaciones/Informe_general_2007.pdf
Estoy de acuerdo en la última frase que figura en tu comentario. Hay un sector social al que no le interesa que la inspección funcione, pero no solo la inspección. Tampoco le interesa que funcione la intervención. la justicia, etc.
De todos modos quiero aclararte que quien ha escrito el artículo de El Pais que citas en tu comentario o es un mal profesional o está intoxicando con objetivos desconocidos. Yo fui subinspector de hacienda y actualmente trabajo en la IGAE como interventor y auditor del estado. En ese artículo dice que los interventores no opinamos sobre las entidades públicas, porque las auditorias las hacen otros.
Lo primero es sencillamente mentira, es decir el periodista no dice la verdad y ello no le exime de responsabilidad pues debería haber constrastado la información para evitar trasladar a sus lectores una noticia falsa. Si tienes duda acerca de lo que digo pincha el enlace que figura arriba y los podrás comprobar. Todas las cuentas entidades públicas son auditadas anualmente y sobre todas ellas los interventores emitimos opinión. Además se hacen auditorias sobre contratación pública, gestión de personal, gestión tributaria, etc.En algunas de estas auditorias se detectan irregularidades muy graves, lamentablemente los políticos miran para otro lado.
¿Quien hace las auditorias? Las hace un equipo de trabajo constituido por técnicos de auditoría y dirigido por un interventor auditor del estado. Las auditorias son trabajos en equipo, sean públicas o privadas. Del mismo modo que el socio de una firma de auditoría no hace todos los trabajos, el interventor tampoco los hace,su obligación es planificar, dirigir la auditoría y asumir los trabajos más complicados.
¿Todos los interventores cumplen sus obligaciones? No, hay algunos, que que no trabajan y viven a costa del trabajo de los técnicos y de otros interventores. Normalmente son gente muy bien relacionada con los servicios centrales ¿quien es responsable de esto? Además de los caraduras que no trabajan quien lo consiente a sabiendas, o sea el gobierno. De todos modos no son los únicos, también hay técnicos y funcionarios de otros cuerpos que no trabajan nada o practicamente nada. Nadie los expedienta. Hay además otro problema: hay cientos de funcionarios, técnicos y también algunos interventores que no se preocupan de actualizarse y cuyos conocimientos se han quedado totalmente desfasados, de modo que son verdaderos inútiles. Lo lógico sería reducirles las retribuciones, pero eso generaría un rechazo de los sindicatos corporativos y no corporativos que tienen por costumbre proteger vagos e inútiles.Además al actual responsable no le importa nada ese problema
He hablado de la intervención porque ahora trabajo allí. Pero todo lo que he dicho es trasladable al area del ingreso. Tengo allí amigos de todos los cuerpos y me lo confirman

017
M Tulio Ciceron
22.11.2009 a las 22:26 Enlace Permanente

Plenamente contigo pedropicapiedra.

Un saludo.

018
Obama que algo queda
23.11.2009 a las 20:11 Enlace Permanente

Totalmente de acuerdo con lo que dice Pedropicapiedra. En este mismo sentido manifesté mi queja a la Asociación: el artículo es totalmente irreal; se conoce que el periodista no tiene idea del tema o que está movido por intereses de algún tipo, pues, además de lo que comentas, tampoco es cierto lo que respecta a los anteriormente denominados subinspectores (hoy, por mor de una modificación de la Resolución del 24/3/92, simplemente “técnicos”), los cuales, como tú mismo habrás vivido antes de ser Interventor, han firmado desde siempre las actas que instruían; por lo demás, en la actualidad, como ya dije anteriormente, la inspección está estructurada en Equipos (dirigidos por Inspectores) y Unidades (dirigidas por Técnicos). Y al menos en estas últimas, las actas las firman tanto el Jefe como los Técnicos adscritos; cada uno, las suyas)

019
Agustin Albiol
24.11.2009 a las 11:46 Enlace Permanente

En uno de los anteriores articulos, Lideres y Lideresas SL, deje clara constancia de mi opinión sobre como regenerar la democracia española. Algunos compañeros que opinan aqui lo vieron favorablemente, pero no conozco tu opinión Jordi, y me gustaría saberla.
Saludos.

020
pablo
26.11.2009 a las 00:32 Enlace Permanente

Efectivamente los sindicatos y las asociaciones profesionales corporativas protegen a los vagos y a los caraduras que se llevan el sueldo a su casa sin trabajar. Yo trabajo en la Intervención General, no importa mucho a que cuerpo de funcionarios pertenezco ni en que oficina presto servicios. Lo que puedo asegurar es que hay personajes que llevan años sin dar un palo al agua, y a algunos incluso se les permite no ir. Mi jefe, interventor lleva un montón de tiempo haciendo el trabajo de otro interventor que es el jefe nominal, este último aparece una hora al dia a ver que hay y por si tiene que firmar algo.Cuando le llaman de Madrid, le pasamos al movil .
Todo es consentido por Madrid, seguramente porque el sujeto en cuestión debe estar bien relacionado con los que mandan allí. Si esto no es corrupción ¿que es corrupción? Y por si alguien piensa que me quiero meter con los interventores aclaro que también hay técnicos y auxiliares que no hacen nada o que trabajan poco y muy mal, tan mal que es mejor que no hagan nada. Algunos de los tecnicos dicen que estan quemados y dan como excusa el conflicto corporativo. La realidad es que son unos getas y utilizan excusas para estafar a los contribuyentes que nos pagan y abusan de sus compañeros que acabamos haciendo su trabajo. Otros pasan de explicar nada simplemente no curran y no les pasa nada. Todos estos son una minoría no más allá del 10% pero dan una imagen nefasta que sufrimos los demás-¿Por que no los sancionan? Creo que está claro, no es rentable politicamente enfrentarse con los sindicatos..

021
Utopía
29.11.2009 a las 04:45 Enlace Permanente

¿Democracia? ¿Estado de derecho? ¿Tutela judicial efectiva? ¿No discriminación? ¡Ja!

Le voy a contar una historia, Sr. Jordi.
Dos funcionarios interinos en el mismo Cuerpo, misma antigüedad, como la Ley no se cumple en cuanto a convocar las plazas ocupadas por interinos en la OPEs siguientes, deciden opositar a otros Cuerpos.
Uno se presenta para funcionario (1) en otra Administración Pública, en un Cuerpo homólogo, y el otro, para personal laboral (2) en la misma Administración que se encuentra.
Ambos obtienen plaza en sus respectivas oposiciones.
Llegado el momento de la toma de posesión del nuevo puesto, ambos solicitan la excedencia voluntaria por prestación de servicios en el sector público, pues bien, mientras que al segundo (2), se le declara en dicha situación en el nuevo puesto de personal laboral fijo que acaba de obtener y continua como funcionario interino en el puesto que venía desempeñando, al primero (1), en primer lugar, se le impide tomar posesión, se le niega documento alguno que acredite que compareció en tiempo y forma para tomar posesión (contrariamente a la ley), aunque, finalmente puede tomar posesión (no me quiero alargar explicando cómo), a la vez manifiesta venir desempeñando un puesto incompatible, por el que opta (ley de incompatibilidades) y solicita ser declarado en excedencia voluntaria por prestación de servicios en el sector público.
Antes de resolver la solicitud de excedencia, se le insta a incorporarse al nuevo puesto, bajo la amenaza de expedientarlo por abandono de servicio.
Consecuencias: se le incoa un expediente disciplinario por abandono de servicio desde el mismo día de la toma de posesión hasta la fecha de la incoación del mismo, a sabiendas de que, tal y como había manifestado, ese día estaba al servicio de otra AP, con lo cual, no solo era imposible haberse incorporado al nuevo puesto, sino que además hubiera sido ilegal.

SITUACIÓN ACTUAL DE DICHO FUNCIONARIO: Ha sido sancionado con la SEPARACIÓN DE SERVICIO, la máxima sanción, es decir, EXPULSADO DE POR VIDA DE LA FUNCIÓN PÚBLICA, y
¿por qué?.
por el mero hecho de solicitar un derecho que la ley le reconoce, y que disfrutan otros muchos empleados públicos, como es el caso de su compañero, y no solo el personal laboral, sino otros funcionarios de carrera, dependiendo de la Comunidad Autónoma donde se encuentren, o si son personal estatutario sanitario, o incluso, si son Registradores de la propiedad, tal y como se puede comprobar el la página web del MAP, donde claramente se puede comprobar que a unos funcionarios se les deniega esta clase de excedencia en virtud del art. 2 del RD 255/2006 y, a otros, se les concede en base al art. 29.3.a) de la Ley 30/84

Antes de la entrada en vigor del RD 255/2006, en una situación de incompatibilidad, la Administración procedía a declarar la situación de excedencia en el puesto por el que no se optó, en base al art. 10 de la Ley de Incompatibilidades , como al art. 29.3.a) de la Ley 30/84, a todos los funcionarios públicos, independientemente del si el puesto que iban a desempeñar era fijo, interino o temporal.

Yo me pregunto, Sr. Jordi, ¿qúe entiende VD. por “excedencia”?. A mi entender, y creo que al entender del resto de ciudadanos (y creo que tambien de la RAE), una excedencia viene a ser: dejar un puesto de trabajo durante un tiempo determinado, para regresar al mismo cuando cese la causa que la produjo.
Pues bien, ¿cómo se puede entender que cuando un funcionario solicita una excedencia se le exija que la causa por la que solicita no tenga duración en el tiempo, o sea, que solo pueda pedir dicha excedencia para pasar a desempeñar un puesto de funcionario de carrera o personal laboral fijo, en definitiva, un puesto fijo, para toda la vida? Es como exigir a una madre que pide excedencia para el cuidado de hijos menores de tres años, que, para poder concedérsela, manifieste que va a pasarse el resto de su vida cuidándolos, a no ser que un día que un día se canse de ese “nuevo puesto” y decida cesar y solicitar el reingreso.

En definitiva, esto es la Democracia en esta país, lo que para unos es un derecho, para otros les supone ser condenados de por vida, a no ser que tengan los suficientes recursos para poder defenderse, aparte de tener la suerte de dar con un abogado que sepa defender su causa, y por supuesto, con un juez, “juez”.

Gracias Sr. Jordi, gracias por destrozar la vida a mi familia (y a muchas más), gracias por hacer que un chico joven que ha luchado lo indecible por obtener un puesto en la profesión que realmente le gustaba, ahora se encuentre en dicha situación, con la vida y la salud destrozada.

La verdad es que siempre se ve mejor “la paja en el ojo ajeno”, ¿no es cierto?, aunque ya se sabe “dime de que presumes, y te diré de que careces”.

Un saludo Sr. Jordi, y de paso, otro para el Sr. Romanones, esté donde esté.

(Perdón por las faltas ortográficas, o de redacción, que pueda haber cometido, no tengo tan “buena pluma” como me gustaría)

022
Utopía
30.11.2009 a las 01:33 Enlace Permanente

Rectificación al comentario anterior.

El párrafo donde dice , es mi deseo que se entienda entrecomillado y en sentido figurado, ya que si bien es cierto que nuestra vida está destrozada, el problema no radica tanto en quien fabrica un arma, sino en el mal uso que se hace de ella y en aquellos que deben impedirlo.

023
Utopía
30.11.2009 a las 01:40 Enlace Permanente

No entiendo porque no aparece en el comentario anterior el párrafo a rectificar, a partir de “dice” es este:

“Gracias Sr. Jordi, gracias por destrozar la vida…”, puede ser por que lo he metido entre otros signos distintos a las comillas.

Si puede ser, colóquelo antes de publicarlo. Gracias

024

señores hay que ceñirse a las posibles trampas de un sistema estupido que no sirve para nada sino para enredar la vida de las personas, no se quejen de los triquiñuelas de sus compañeros, son muy humanas.

025
Nuria Pérez
03.02.2010 a las 09:56 Enlace Permanente

Bueno, como era de esperar hoy he ido a intentar comprarme un piso de VPO y el precio que tienen se me escapa de mis posibilidades, ganando 1.100€ no puedo comprarme un piso de 120.000€ de VPO porque no tendría para vivir. Tengo 30 años, lo que quiere decir que en la vida me voy a poder independizar. Por esto os escribo, cómo un piso de VPO cuesta 20.000.000 de las antiguas pesetas? Si me he informado de que el precio del metro cuadrado construido está en torno a los 600€., cómo lo pueden cobrar a 1.700€ una empresa pública y cooperativa, que se supone que no deben tener beneficios. Me refiero a VITRA SUR, sí esta tarde he estado allí y me atendieron muy profesionalmente solo que no veo correcto el precio de la vivienda, saliendo todo de empresas públicas como el suelo y la constructura. Pienso a ciencia cierta y no me equivoco que estos pisos a los que hago referencia van a sacar más beneficio de la cuenta y a la cuenta de quienes irán destinados, eso también me gustaría saberlo. Sólo con los pisos van a salir limpios alrededor de 4 mil millones de pesetas sin contar los precios de los locales comerciales que irán en las mismas viviendas. Es esto justo tratándose de una empresa pública?? Me dirijo a usted, alcalde de Sevilla y a ustedes también Directivos de VITRA SUR y Cajasol sin dejar atrás al señor Cháves y Griñán. Como estas viviendas de VITRA SUR se encuentran en la misma situación las de emvisesa y algunas más de empresa pública que no he tenido el gusto de conocer aún. Son las 12 de la noche y mañana me levanto a las 7 de la mañana, no voy a dejar esta queja en el olvido, os lo puedo asegurar, pienso publicarla por todas las páginas que pueda para que los ciudadanos que estén en mi mima situación tengan conciencia de lo que se cuece en estos sitios públicos y son muchos los que desgraciadamente no podemos comprar siquiera un piso de VPO, cuando debería sernos facilísimo.

Un saludo y buenas noches, Nuria Pérez.

026
Nuria Pérez
18.02.2010 a las 11:39 Enlace Permanente

A mí me gustaría saber cual es el precio del metro cuadrado construido. Finalmente me he comprado el piso por la cooperativa VITRA SUR, y han tasado el precio del metro cuadrado construido en 1300 €. Se trata de una cooperativa pública, por lo que la constructora también será pública, así que no entiendo que el precio sea tan elevado. Yo tenía entendido que el metro cuadrado construido era de una media de 600€. Alguien podría contestarme?? o indicarme donde puedo informarme.
Gracias

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio