SOLBES, PEDRO SOLBES

Escrito a las 12:20 pm

             Hace tiempo que corre entre los funcionarios una leyenda que dice: “Solbencia, con b de Solbes”. Ahora que se le crítica desde el sectarismo ignorante, e incluso corre el riesgo de convertirse en el chivo expiatorio de la crisis, QUIERO ROMPER UNA LANZA EN DEFENSA DE PEDRO SOLBES. Desde la amistad, pero también desde los datos objetivos de una larga carrera de servidor público. En Inglaterra, sería nombrado Lord y contratado como profesor emérito por Cambridge y asesor de varias empresas importantes.
 

           Trabajé seis años con él, de manera muy intensa, como su Jefe de Gabinete. En Exteriores, Agricultura y Economía durante la anterior crisis de 1993. Me dio apoyo, confianza, mucha capacidad de influencia y aprendí tanto que pude ser luego portavoz de economía en el Congreso y responsable de la cosa en la primera Ejecutiva de ZP en el PSOE. Tengo recuerdos imborrables sobre aquellos años: la primera reforma de la Política Agrícola Común, la cuota láctea, los ataques a la peseta en el sistema monetario europeo, la intervención de Banesto, la reforma del mercado laboral, los recortes presupuestarios, el modelo de financiación autonómica etc, etc.
            Lo conocía de antes. De cuando recién ingresado yo en la Administración, él ya era una leyenda que desde su puesto de Secretario General Técnico con Boyer, daba clases sobre el mercado común al propio Consejo de Ministros que estaba negociando el ingreso de España. Cuando estaba negociando con él mi nombramiento como Jefe de Gabinete suyo en la Secretaria de Estado para las Relaciones con la Unión Europea, en 1991, él ya estaba a punto de irse de la administración después de una larga y fructífera carrera. Recuerdo que le dije que, por lo menos, esperara seis meses antes de cerrar el acuerdo que tenía con el Consejo Superior de Cámaras de Comercio. Las cosas, y Paco Ordoñez como nuestro ministro de exteriores que era, le llevaron por otros derroteros al promoverlo Ministro de Agricultura. Y a mi con él.
            Desde Economía, le dio un giro drástico a la situación que encontramos en 1993, hasta el punto que, como tengo explicado en otro sitio, la recuperación económica de la que tanto presumió el PP, empezó en 1994 y fue posible gracias a las medidas impulsadas por Solbes. Baste decir que el primer Gobierno de Aznar no hizo presupuesto en el año 1996 y vivió de las rentas de las medidas de urgencia aprobadas por Solbes.
            Se resistió a ir de diputado en las elecciones de 1996 con el argumento de que había que dar paso a una nueva generación de políticos y que el PSOE de Felipe tenía que hacer una renovación generacional. Al final lo convencieron y languideció como Presidente de Comisión hasta que Almunia le recuperó como Comisario Europeo, permitiéndole lucir todo su potencial como uno de los máximos expertos comunitarios del mundo.
            Me felicitó cuando fui nombrado responsable económico del PSOE ayudándome a renovar el panorama de expertos alrededor del partido con la incorporación de gente joven y preparada como Miguel Sebastián, David Vegara o Carlos Mula. Tras la victoria electoral del 2004, no pensó en que sería llamado a incorporarse al Gobierno de ZP a pesar de haber estado en su Comité de Sabios. Tengo, para mis memorias, dos conversaciones telefónicas muy sabrosas con él, una antes y otra después de que le llamara el nuevo Presidente para ofrecerle el puesto de Vicepresidente. No fue fácil que aceptara y tuvo que emplearse a fondo el mismo Felipe González.
            Tras cumplir fielmente durante la primera legislatura, a pesar de algunos problemas como por ejemplo, la manera en que se decidió subir el SMI en contra de su opinión, consideró llegado el momento de irse. Hasta que los vientos de crisis económica y la petición pública y expresa del Presidente para que siguiera, le hicieron continuar en esta difícil legislatura. Siempre he dicho que para ser ministro sólo hace falta que te nombren. Y para dejar de serlo, que te cesen. Y ni lo uno, ni lo otro, te convierte en más listo ni en más tonto.
            Solbes se pudo haber ido de la función pública en 1991. Y lo hubiera hecho como un gran funcionario con una carrera impecable detrás de él. Pudo haberse jubilado como Comisario este año habiendo culminado una prestigiosa carrera internacional. Pudo no haber continuado esta legislatura, lo que nos hubiera privado del magnífico espectáculo de su debate, a ojo tapado, con Pizarro, pero le habría permitido salir por la puerta grande como el Ministro que llevó a España a las más altas cumbres económicas.  Pero si sale ahora, UN RESPETO. A un magnífico servidor público, con gran sentido de estado, y una magnífica trayectoria puesta al servicio de España a través de gobiernos socialistas.
No siempre he estado de acuerdo con él, ni creo que siempre haya estado acertado con sus declaraciones o actuaciones. Pero los que conocemos un poco la intrahistoria de algunos acontecimientos en los que ha sido protagonista voluntario o involuntario, estamos obligados a decir: SOLBES, CHAPEAU. Y a tener en cuenta sus posiciones. Por si acaso.

30 comentarios

001
M.N
13.04.2009 a las 12:54 Enlace Permanente

Si es tan bueno ¿por qué se va? No sé, creo que los políticos no vais al meollo nunca.

002
Alex
13.04.2009 a las 13:22 Enlace Permanente

Me han gustado tus palabras sobre Solbes.

Por cierto, aunque hemos leído infinidad de opiniones sobre la ministra Salgado y su nombramiento como ministra de Economía en todos los foros durante los últimos días, me gustaría saber tu opinión, Jordi. Gracias y un abrazo

003
Clandestino
13.04.2009 a las 13:54 Enlace Permanente

Como Vd. apunta Sr. Sevilla, pudo ejercer de lo que es, un gran economista, y llegar a lo más alto. Como político ha sido un desastre en un mundo político con tan pocos políticos y con tanta ‘autoridad’ y autoritarismo.

Gran economista, para tan mal gobierno. No ha sido respetado ni han sido tenidas en cuenta sus planteamientos ni sus recomendaciones. Ha sido ninguneado y puenteado, pero ha pagado las facturas del descontrol y despilfarros de algunos de sus colegas de gobierno. Todos les exigieron eficiacia, mientras destruían su labor. Cuando la economía se termina de hundir, todos le exigen que actúe de mago y haga el milagro de reconstruir lo que otros fenestraron, contra su voluntad y conocimientos.

Despreciaron sus aptitudes, cuando pidió moderación y control y le exigieron resultados cuando ocurrió lo que quiso evitar, convirtiéndolo en blanco de sus tarascadas. Suele pasar cuando los que ostentan aptitudes son minorías discriminadas entre las mayorias del ‘siwana’ tan bien acogidas por el wana.

No pudo evitar que le pisaran su terreno y asumió las consecuencias de los errores y abusos ajenos, como chivo expiatorio, en una ejemplar dignidad profesional y lealtad impecables. En esa lealtad al gobierno, ha quemado su propio prestigio político, que no profesional. No es el único ministro de aptitudes contrastadas, de ‘usar y tirar’ como un klinex, por el Presidente Zapatero. El Sr. Solbes engrosa la lista de ‘usados y tirados’ y sale por la puerta trasera, entre otros merecedores de la grande. Según los méritos de algunos, habrá que poner la ‘salida a hombros’ en esa puerta pequeña, dando rango menor a la ‘grande’.

El gran público no husmea en la trastienda. Para las masas solo es un fracasado sin más, que deja un rastro de dos grandes crisis económicas. No serán pocos los que hagan astillas de su caida.

De entre sus numerosos colegas políticos y profesionales, solo Vd. saca la cara por él. El resto le rueda el tresero, ofreciendo su mejor sonrisa al ‘gran jefe’, en un absoluto desprecio al compañero ‘caido’ y eludiendo cualquier intento de autocrítica o debate sobre el origen de estas injustas consecuencias. El Sr. Solbes paga con su soledad a manos de los trepas, y sus despilfarros, los pagaremos las ‘unidades de ingresos’, como fuente inagotable de riqueza, que para eso estamos. Así es nuestra política Sr. Sevilla. Así son algunos muchos de estos señores que hemos dado en calificar como ‘políticos’, que aunque los votamos, no los elegimos y que son armados con el libre uso no de su ‘autoridad’ en la aptitud, sino del ‘autoritarismo’ de su ineptitud, mientras no le creen problemas al jefe. Pero Vd. sabe que ser político es otra cosa bien distinta. Pero Vd. también sufrió la puerta pequeña. Que le vamos a decir que Vd. no sepa.

Pulula de antiguo, un dicho torticero que dice que “en el estado el que vale y trabaja, lo echan”. ¿Torticero?

004
M.N
13.04.2009 a las 14:05 Enlace Permanente

Las exageraciones de la última campaña, el “no hay crisis”, el “estamos en la champion league”, me han dejado una sensación de ¿y ahora qué? El Sr. Sevilla le echa la culpa a los bancos privados, pero a mí no me vale el “y tú más”. Y eso que soy votante socialista y probablemente lo seguiré siendo, incluso en las elecciones europeas, que se me presentan particularmente motivadoras (es irónico).

Zapatero y Solbes nos vendieron la moto de que todo iba bien, razonablemente bien, que estábamos bien preparados, que íbamos a adelantar a Francia etc. Ahora somos los que más paro creamos en Europa. ¿Cómo se come esto? Y lo digo yo que soy votante de izquierdas. Estoy absolutamente perplejo. O Zapatero y Solbes mentían hace un año o eran unos absolutos ignorantes.

Sr. Sevilla, cuando estaban en la oposición denunciaban “el modelo del ladrillo”. ¿Por qué luego en el gobierno no supieron retirar el whisky antes de que todos nos emborracháramos? ¿Cómo puede sorprenderles que ahora estemos resacosos?

Sr. Sevilla, no había ni una sola oferta de trabajo en el País del domingo de ayer.

¿Cómo se sale de ésta? Yo lo veo complicado, pero sobre todo me preocupa la falta de credibilidad de Zapatero. Si se hubiera presentado hace un año convocando a los españoles a afrontar una crisis, si nos hubiera llamado a todos a arrimar el hombro, limitando la defensa de su gestión al carácter internacional de la crisis, pero sin negarla, seríamos ahora más benevolentes con Zapatero en caso de que hubiese ganado las elecciones.

Pero miremos al futuro. ¿Qué se puede hacer ahora? Descartando la dimisión de Zapatero, por ser una medida demasiado extrema, me parece necesario lo siguiente:

a) Volver a los clásicos, escuchar a Felipe González, a Solchaga, etc. Supongo que habrá que combinar reformas estructurales y políticas de gasto para estimular la demanda. Zapatero, por favor, escucha a los que saben, te hace falta.
b) Aprovechar la fortaleza que da la presidencia del Gobierno. En el 96 no se hizo, hay que saber resistir con parsimonia y tranquilidad a la coalición negativa que forman PP+CIU+ERC+PNV. No pasa nada por prorrogar los presupuestos, no se puede ceder ante los nacionalistas tanto como en la primera legislatura: el PSOE tiene 169 diputados y no se pueden hacer tantas concesiones a quien tiene 6 o 7 diputados; sólo así podremos recuperar votos en Castilla, Madrid y Valencia.
c) Recuperar el impulso inicial del proyecto de ZP en materia de modernización política y garantía de las libertades, completando viejos proyectos como la ley de dependencia y la memoria histórica e impulsando nuevas medidas como podrían ser una ley de eutanasia, guarderías infantiles, leyes anticorrupción, más despolitización de la televisión pública, etc. No todo es crisis.
d) Estirar la legislatura al máximo, en ésta nos habéis metido y de ésta nos debéis sacar.

005
Mercedes
13.04.2009 a las 19:22 Enlace Permanente

Estoy completamente de acuerdo. Solbes es un animal político, de los que ya no quedan; un político coherente, con ideología y con trayectoria. A quien deberíamos tener como un sabio en nuestro panorama público. Los mismos Rato y Pizarro se hicieron a su sombra y han hablados siempre maravillas sobre él.

006
independiente
13.04.2009 a las 21:01 Enlace Permanente

ES UN HONOR TENERTE COMO AMIGO Y DEMUESTRAS QUE EN POLITICA AUN QUEDA GENTE CON HONOR, POCOS, PERO QUEDAN.
ENHORABUENA

007
Maite Melich
13.04.2009 a las 21:29 Enlace Permanente

Si tienes toda la Razón: solo que las personas no tienen memoria y esto es duro,su persona es de una gran trayectoria y solo queda esa imagen de partida RESPETO Y AGRADECIMIENTO gracias por su discrecion,gracias por aceptar el mandato,gracias por no ser prepotente,Simplemente GRACIAS

008
jordi
13.04.2009 a las 22:33 Enlace Permanente

Michael Walzer se preguntaba ¿Qué hay de malo en el nepotismo? Es un sistema tan valido como otros, la meritocracia es otro, y se dice de muchas maneras, una de ellas es la kibutz, el sistema israelí. Walzer ofrece una visión distinta de la marxista distributiva. ¿Redistribución o reconocimiento propone la izquierda multicultural?Al final es el tiempo un buen juez. ¿Estamos afrontados los retos y desafios con los más capacitados?

009
luis
13.04.2009 a las 23:37 Enlace Permanente

El trato recibido por Solbes en su despedida del Ministerio de Economía y Hacienda ejemplifica la mezquindad de quienes utilizando de manera hipócrita las banderas de la izquierda no son sino mercenarios de la política, a quienes solo les importa el poder para satisfacer su ego.

010
magda
14.04.2009 a las 12:44 Enlace Permanente

Los amigos para lo bueno y para lo malo. Estoy totalmente de acuerdo con su posición Sr. Sevilla

Para mi la verdad que el Sr Solbes es un tecnócrata de los pies a la cabeza, un hombre que ejerce su trabajo bajo la ideología del lado del que se ha situado. El Sr. Solbes se ha situado del lado de la izquierda y eso en economía es muy difícil de compaginar.
Brillante como economista, pero imposibilitado como ministro.
El, con la suave cadencia de su voz en el cara a cara con Pizarro nos hizo ver que las cosas pueden hacerse de otra manera.
Recuerdo, y eso a mi me impactó, cómo el día que falleció su hermano estuvo en el congreso y habló al distinguido con la misma naturalidad, y todos le escuchaban asombrados, y a continuación marchó al funeral, admiro a Pedro Solbes en su dignidad.
Ha ido dándonos guiños de su enfado y cansancio de su doble vida, como ministro y como economista, que la bipolaridad en estas ocasiones se rebelan en frases sinceras cuando ya no sabes si eres ese o aquel: “envidio a Bermejo”, a mi esa frase me ha llevado a pensar en que estaba preso y arrastraba en el tobillo una pesada bola.
Creo que se podría escribir largo y tendido, pero la verdad es que si han prescindido del Sr. Solbes es que el ya se iba de igual manera, que la suave cadencia de su voz, en las últimas intervenciones eran finos hilos de la porfía de la crisis.
El, ya sabe lo que espera a la Sra. Salgado, la política.
Un saludo
Magda

011
loqueyotediga
14.04.2009 a las 19:13 Enlace Permanente

Puede que Solbes sea como dices Jordi. Tú sabes que lo racional en política se utiliza poco. Los decisores utilizáis otros planteamientos para adoptar soluciones o nombramientos. Salgado es una ministra que ha demostrado su incompetencia con creces en el MAP, donde tiró por tierra todo lo que tú hiciste, cepillándose a medio ministerio porque eran de tu etapa. Su único mérito es tener padrinos que, deben haber convencido al presidente de ello, aplauden por lo bien que ha gestionado los fondos para los ayuntamientos. Pero si eso es de primero de empresariales, por qué alaban a la “gestora” Salgado. Salgado no ha querido saber nada del Estatuto EBEP, ni del INAP, ni de la evaluación del desempeño, ni de la ley de Agencias, etc.etc. Pero su grado de incompetencia debe haber sido tan alto que es ascendida. Por qué será. Seguramente hará bueno a Solbes. Pero, ¿quién cree hoy en el mérito? Salut Jordi.

012
enric
15.04.2009 a las 10:09 Enlace Permanente

Sera la corta vida de la democracia? no se pero este pais es esperpentico, creo que tienes razon con manifestar tu opinion sobre Solbes, este gobierno de ZP demuestra una cosa que tiene voluntat de afrontar la crisis, las personas son adecuadas en algunos momentos en otros por diferentes razones prefieren estar en segundo plano, hay que respetarlo, para juzgzar a los nuevos esperemos, la rabia o la envidia son mals consejeras, yo creo que en otros partidos hay gente valida como el diputado de CIU, S. Campuzano, y mi opinion esta sustentada por compartir debates o reuniones con el, alguno habra en el PP que tenga la bilis o el higado tranquilo y las neuronas puedan fluir en su trabajo tranquilamente, hasta a Obama le crecen los enanos pero con un sentido de responsabilidad democratica nadie hace leña, aqui en la España esperpentica, con una derecha de pena, solo hay valoraciones y juicios sin respeto ni inteligencia, esto es un hecho no una opinion.

013
enric doménech
16.04.2009 a las 12:06 Enlace Permanente

repetir lo que ya dije en el blog de Leire, el pasado 10 de abril:
El papel de un Ministro (con mayúsculas) de Economía, es normalmente, poco agradecido. Tener que decir No, a según que propuestas, no es fácil. Las razones se visten de extraños disfraces, y las incomprensiones, duelen más si vienen de dentro. Por la misma razón, el conseguir que la relación entre los colaboradores resulte ‘familiar’ es de agradecer. Pedro Solbes, da la imagen de sosiego, de reflexión, de comedimiento, de no querer darse a notar; y sin embargo parece dar cobijo a la reflexión, al debate riguroso, a la visión de futuro.
En su puesto, puede parecer incomprendido, pero es que llegar a comprender la realidad, con sus matices, las tendencias que señalan horizontes, y ser actor en un escenario tan cambiante y turbulento, como es el teatro económico mundial, necesita de actores de la talla de Orson Wells, al que un cierto aire le da Don Pedro.
Desde Xàbia, y desde el corazón de los socialistas de su agrupación, entre los que me incluyo, agradecer a este ciudadano del mundo, el tener unas raíces en esta ‘terreta’, con un horizonte y una visión del mundo tan extensa, mucho más de lo que se divisa desde la cumbre más alta de esta tierra. Sin padecer, ni haber padecido el mal endémico, de lo que yo vengo en llamar el síndrome del ombligo, o del campanario.
No se puede gobernar mirándose uno el ombligo, ni hacer política con la visión cercenada que se tiene desde la cima de un campanario, desde el que con suerte, podrá ver el límite de su término municipal.
Este ciudadano, cargado de kilómetros, de experiencia, de historias, tiene todavía mucho que aportar a todos sus compañer@s y amig@s.
Querido profesor y maestro, somos much@s l@s que deseamos ser tus alumn@s. Oír tus reflexiones, compartir tu experiencia, gracias Don Pedro Solbes.

014
Agua
16.04.2009 a las 12:41 Enlace Permanente

Me gustaría resaltar esta expresión suya:
“…aprendí tanto que pude ser luego…”
porque la considero de las más dignas, honradas y honrosas que puedan escribirse.

A quien sepa de lo que hablo, no hace falta que se lo explique.
A quien no lo sepa, no creo que yo fuera capaz de explicárselo.

Un abrazo al Señor Solbes de una ciudadana agradecida.

015
Ninfa
17.04.2009 a las 23:26 Enlace Permanente

Gracias por este reconocimiento público a un servidor público que se lo merece. Y gracias por decirlo tan alto y tan claro. En efecto, en otros países le harían Lord. Aquí nos encanta crucificar. Qué pena. De nuevo gracias, a Pedro Solbes y a ti, Jordi, por este texto.

016
hoy también escribo
18.04.2009 a las 12:13 Enlace Permanente

Después de una semana tan complicada tras el cambio de Ministros del que me he sentido afectada, pero he sobrevivido, hoy he encontrado un momento para poder seguir leyendo tu blog, y las tus reflexiones sobre Solbes. Es de ser buen político, buen colaborador, buen funcionario pero sobre todo buena persona el ser agradecido y recordar con cariño y con reconocimiento los hechos de una persona con la que se a trabajado codo con codo. Eso dice mucho a tu favor, por si alguien no sabe como eres. Pero ten por seguro que sobre tu trayectoria política, tu trabajo en la administracion y en el Gobierno, del que algunos hemos sido testigos y reconocemos y alabamos tu quehacer lo mismo que tu has hecho con Solbes, seguiremos siempre recordándolo. En política no todo es justo, pero hay que seguir. El que es íntegro con sus principios y consecuente con sus hechos, debe seguir adelante con la cabeza muy alta. Gracias por tu homenaje a Solbes, yo te lo hago igual a tí. Te lo mereces.

017
martin
18.04.2009 a las 19:42 Enlace Permanente

Intuyo que el Sr. Solbes es una persona fuera de lo común, pero como político no le profeso ninguna admiración. Se ha rodeado de personas cuyos objetivos nada tienen que ver con los intereses de la población, ni con el ideario socialista. Quienes conozcan al actual presidente de la SEPI y a su ayudante el interventor general, sabrán de que estoy hablando. Pero lo peor es que en unos momentos como los que estamos viviendo con tantas tragedias como parados ha permitido que otros adoptaran medidas frívolas e irresponsables sin plantarse y dimitir.Y por si fuera poco en lugar de inspirar confianza ha inspirado derrotismo. Probablemente como el y su equipo eran los directores de un ministerio fantasma que no pintaba nada han decidido nombrar una ministra que no sabe nada del tema y que no se resistirá a los que le digan desde la moncloa, el macroministerio dirigido por no se sabe quien en la sombra, bueno yo no lo se, seguro que vd. si lo sabe.
Dicho esto me parece que sus compañeros de partido deberían haber sido un poco más generosos en la despedida de hombre que ha estado muchos año trabajando para el partido socialista y que demás ha demostrado su profesionalidad en momentos difíciles, aunque sus últimos tiempos hayan sido lamentables por no enfrentarse a quien le nombró. Pero como es lógico cada uno se comporta como lo que es.

018
elena valenciano
19.04.2009 a las 16:40 Enlace Permanente

Pedro Solbes es uno de los más genuinos representantes de la buena política. Prioridad: el servicio a los demás, herramientas: inteligencia y trabajo, objetivo: mejorar la vida de la mayoría. El mejor de sus valores: ser buena gente.
Todo mi cariño y mi respeto para Pedro.
Buen post el tuyo, Jordi. beso.

019
asqueado
20.04.2009 a las 01:09 Enlace Permanente

Francamente a mi me importa un carajo el Sr. Solbes,como en los últimos meses a el le imprtaban los problemas de los ciudadanos. ¿Cuántas pensiones va a cobrar? ¿Por qué importe? Seguro que no tiene los problemas que el resto de los ciudadanos.El sr.Solbes se ha rodeado de personajes prepotentes, mediocres y mezquinos, y alguno de ellos confunde lo que se puede hacer con el dinero público y lo que no.. Así que uno tiene la duda de como será en realidad. ¿será una persona normal como parece o será como los que le rodeaban hasta hace poco y que ahora hereda su sucesora?

020
A. Francisco
20.04.2009 a las 12:35 Enlace Permanente

Lean las palabras de Elena Valenciano y las de “Asqueado”, y sacarán la misma conclusión que he sacado yo.

021
Nombre
20.04.2009 a las 19:34 Enlace Permanente

No es sobre Sr.Solbes sino sobre Obama.

No puedo resistirme con la situación Internacional que vivimos.
La presencia de Obama por todo el planeta,fresco y locuaz, moderado, receptivo, amable, educado, colega.
Desde el día 20 de Enero que fue nombrado presidente de los EE.UU. las cosas han dado un giro espectacular.
Hay una foto de la cumbre latinoamericana en la que están practicamente todos los presidentes; Obama está a un lado como uno más, y se observa como Chaves le mira con sorpresa, Obama parece un amigo de la cuadrilla, me parece una foto muy especial.
La verdad que la fuerza de Obama creo que está en su naturalidad, sabe estar en todos los sitios, es más, el ha vivido en todas las partes de las capas sociales, y no escatima en educación.
¿Se nota que me encanta?, el día que me de el batacazo va a ser sonado.
Pero hasta ese día observo y dibujo una media sonrisa.
Un saludo
Magda

022
Ubik
20.04.2009 a las 19:50 Enlace Permanente

Solbes arruinó al país durante el gobierno de Gonzalez y lo ha vuelto a arruinar, qué se puede decir de bueno de Solbes?…

023
tu anciana abuela
21.04.2009 a las 19:30 Enlace Permanente

cuando salió ZP, el único clavo al que pude agarrarme es que al menos en economía estaba Solbes.

Mas tranquilidad me dio el hecho de que -según yo entendí- puso como condición para aceptar el puesto, el ser nombrado vicepresidente.

esta magnífica persona, buen economista, hombre tranquilo, honrado y honorable, ha adolecido de un terrible defecto: el de ser demasiado débil, de no dar un puñetazo en la mesa e imponer su criterio en cuestiones de economía y hacienda.

MAFO lo ha sabido hacer.

024
Julia
22.04.2009 a las 16:22 Enlace Permanente

¿Puede un Mininistro de Economía dejarse ningunear por el sr. Zapatero?. A mi entender, quien lleva la economía del país es el ministro, no el presidente.
Solbes dejó la Seguridad Social en quiebra en la época de F.González y ahora se marcha dejándola igual. Y ya no solo la SS, deja también a España y a los españoles en plena ruina. Será buen economista, no lo pongo en duda, pero no lo ha demostrado. ¿Por qué mintió tan descaramente en el debate con Pizarro si hoy, lo que sucede en este país, le da toda la razón a éste último?. ¿Por qué negó la crisis insistentemente cuando hasta los más ignorantes (me apunto entre ellos, que no entiendo de política) veíamos que la teníamos encima?. ¿Por qué no se enfrentó a Zp para hacer bien las cosas?. Si temía que lo echaran… lo echaron igual, y es más, hubiera quedado como un verdadero señor.
Parece ser que rigen más los principios idealistas que los principios morales y así nos va.

025
A. Francisco
23.04.2009 a las 12:40 Enlace Permanente

Julia: Ya sé que no entiende de política… Lo ha demostrado en cada una de las líneas que ha escrito en su comentario apolítico.

026
Julia
23.04.2009 a las 19:32 Enlace Permanente

Respondiendo a A.Francisco:
Espero no haber molestado con mi comentario, no es esa mi intención. Simplemente digo las cosas de frente, tal como me vienen a la cabeza, y eso es lo que pensaba cuando escribí el post.
Un saludo.

027
NATALIA
04.05.2009 a las 13:33 Enlace Permanente

En primer lugar quiero felicitarle por la alabanza a la labor de Solbes, que a Vd. le honra. Además, no sé puede hacer tabla rasa de una carrera administrativa y política del nivel de Pedro Solbes y ningunearlo al final de la misma.
Mi opinión al respecto, es que aunque estoy de acuerdo en su valia profesional, creo que al final de su carrera política ha bajado mucho su rendimiento, se le ha ninguneado y ha seguido adelante, debería haber dejado el cargo hace mucho tiempo.

028
J.Orengo
06.05.2009 a las 21:40 Enlace Permanente

Cuanta rao tens amic Jordi. Pedro Solbes ha estat un magnific ministre d’economia i un senyor de cap a peus.

029
targan
29.09.2009 a las 00:29 Enlace Permanente

se trata de un panagerico a un amigo, creo que ha quedado muy bien y que solbes estará agradecido, pero no se trata de un trabajo critico ni analitico y por lo tanto le falta veracidad y por ello credibilidad.
los que hemos seguido la situacion a través de los medios hemos podido comprobar que hemos pasado de “hay dinero para esto y más” a “solbes es el problema” ambas frases pronunciadas por zapatero son los extremos de un periodo que a Pedro solbes le debe de haber producido amargura y vergüenza porque una persona de su trayectoria y prestigio deberia de haber dicho y hecho algo mas que asentir y humillar su carrera, mi opinion es de que no lo han cesado, sino que ha provocado su cese y se retira sin gloria y con pena, podria haber llegado a ser para este pais un sully y no un fouquet como ha resultado al final, de todas formas le queda
un servicio importante que realizar y es decir la verdad, su opinion, adonde nos lleva la politica economica actual. Solbes lo debe de hacer y Vd. sr sevilla tambien.
un saludo

030
Antonio Lopez
09.02.2010 a las 18:55 Enlace Permanente

9/2/2010 — El tiempo va poniendo cosas en su sitio. Con ZP de presidente de turno de la UE: recesión, paro galopante, indicadores de confianza en la economia española, (de)crecimiento de PIB, deuda/deficit en bajas historicas.

Julia no entenderá de politica, pero a pesar de eso (¿o por eso?) tiene más razooon…..

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio