¿QUIENES SOMOS NOSOTROS?

Escrito a las 12:02 pm

Alguna que otra vez he comentado que uno de los errores del liberalismo político fué no tener suficientemente en cuenta la necesidad humana de tener cubierta su necesidad de pertenencia, de formar parte de un “nosotros” que trascienda al puro “yo”. Ibarretxe con su consulta, nos lo recuerda.

La pervivencia del nacionalismo se explica, sobre todo, porque viene a cubrir esa ausencia aparente de un nosotros que existe en algunas democracias liberales. Y digo aparente porque en la medida en que todas las constituciones reconocen un sujeto político, están definiendo un nosotros al que pertenecemos los afectados por todos los derechos y deberes reconocidos en esa constitución. Sería un nosotros originario cuyo vínculo de unión sería, precisamente, el formar parte de un demos regido por  unos principios explícitos recogidos en las leyes. La ley sería lo que une, definiendo un nosotros. No las costumbre, no los usos, no la lengua o incluso la historia. La ley. La ley democratica que ampara una pluralidad de credos y convicciones. 

En la práctica, esa “fraternidad constitucional” resulta muy fría para muchos que necesitan cubrirse bajo el manto de un nosotros más fuerte, aunque también, con demasiada frecuencia, más excluyente al definir, a la vez, un vosotros y un ellos. Ibarretexe, y los nacionalistas, dicen que el nosotros sujeto político originario son los vascos, o los catalanes o los gallegos o los….. definidos no tanto por la sujeción a la ley como por la tierra de nacimiento, la historia, la lengua o las costumbres. Sin embargo,la constitución española dice que el único nosotros, sujeto político originario que existe, son los españoles. Todos y como unidad indivisible. Por eso la consulta de Ibarretxe va contra la constitución y contra el nosotros político existente en España hoy.

Otros problemas definen otros nosotros. Por ejemplo la actitud ante las religiones, las lenguas, la historia o el fulbol definen y redefinen una pluralidad compatible de otros nosotros. Asi, se puede ser español, catolico, gallego y del Dépor o español, protestante, de familia republicana valenciana y amante de la ópera. Cada uno de esos nosotros definen un espacio de encuentro y de actividad social es decir, paricipativa. Pero el nosotros originario, el que define la comunidad básica de pertenencia, es el político. Que tal vez, haya que cuidar más y proteger más. Con símbolos, con más derechos y con más consensos y acuerdos entre las principales fuerzas políticas que actúan en ese espacio del nosotros común.

PD. Perdonad si me ha salido un poco trabalenguas. Pero creo que estamos ante uno de los problemas decisivos para nuestro presente y futuro. De como definamos el nosotros, dependerá quien son vosotros y ellos. Por tanto, dependerá nuestra convivencia social en una España y una Europa con más razas, religiones, lenguas y costumbres que nunca antes.

16 comentarios

001
Geógrafo Subjetivo
15.07.2008 a las 13:54 Enlace Permanente

El problema, a mi entender, reside en que no hay conciencia clara de que hay identidadades que permiten el desarrollo autónomo de las libertades y otras identidades que necesitan de lo anterior para existir, ya que sin autonomía personal habría una identidad monolítica.

Los nacionalismos, desde el “españolista” hasta los perfiéricos, son en mi opinión expresiones de complejos, de envidias de pueblo cerrado y tienen un punto cateto realmente insoportable.

La “fraternidad constitucional” puede que sea fría, pero la calidez y la exaltación emocional no permite la entrada que lo que es considerado emocionalmente. Querer y odiar son procesos de selección. Convivir es un proceso de no rechazo casi universal.

002
Encarna Redón
15.07.2008 a las 14:56 Enlace Permanente

Te ha salido un trabalenguas perfectamente inteligible. Un saludo compañero. Andas lleno de razón, lo que pasa es que las leyes se empeñan en dotar de legalidad a las costumbres,los usos, la lengua, incluso la historia. Además debemos tener en cuenta que los que están en cada ocasión velando por la ley no son siempre neutrales. Ahora , si la ley que creó la España actual, hubiera contado con tod@s.. De todas formas, yo soy más partidaria de la unión que de la división, pues el nosotr@s siempre evita el egocentrismo del uno. El ser político nos hace evolucionar, tanto a nivel del nosotr@s como al del ser individual y pone en común el derecho originario de cada individuo.
¡Allá va eso compañero! Un saludo

003
Iñaki
15.07.2008 a las 17:13 Enlace Permanente

La Constitución podrá decir cuál es el nosotros bueno, el nosotros verdadero, pero me temo que cada cuál se adscribirá al nosotros que le venga en gana. Puede haber un nosotros por imposición legal, pero el nosotros que vale es el que se lleva en el corazón, el que realmente se siente, el que se elige. Y ese no se dicta por Ley ni por muchos acuerdos de vosotros o de ellos.

004
enric doménech
15.07.2008 a las 22:01 Enlace Permanente

m’alegra molt vore que tornes a escriure, trobava una mica extrany la teua absència de la xarxa. M’ha vingut a la memòria una altra absència fa ja molts anys en unes tertulies que feiem al hotel anglès, de València (parle de fa almenys uns 20 anys) del professor Vicent Franch, desprès d’expresar-li jo la meua opinió, i donarme tots els que alli estaven, la raó; va desapareixer prou mesos. Per cert, del que alli es parlava era alló de la “tercera via valenciana”, recordes?… el professor Damià Moya, l’Adel Frances, Ferrer Pastor, i molts altres …
Ara i com abans els ciutadans tenim la necessitat de pertanyer a un grup (Maslow), sempre desprès de tenir cobertes les nostres necessitats primaries i/o bàsiques. Hui, nombroses famílies tenen carencies econòmiques i es dificil fer-les entendre coses que pertanyen a allò intangible.
Malgrat tot, molts s’alegrem de que la selecció espanyola guanyara la copa d’Europa, com també que el manacorí, Nadal, guanyara a Wimbledon, o l’asturià Fernando Alonso, fou campió del mon a la F1, o el de Canals, el malograt Ricardo Tormo, heu fos de motociclisme.

Me alegra mucho ver que vuelves a escribir, encontraba un poco extraño tu ausencia de la Red. Me ha venido a la memoria otra ausencia hace ya algunos años en unas tertulias que hacíamos en el Hotel Ingles, de Valencia (hablo de hace alemnos 20 años) del profesor Vicent Franch, el cual, después de expresarle mi opinión, i darme todos los que allí estaban, la razón; desapareció varios meses.
Por cierto, de lo que allí se hablaba era aquello de la “tercera via valenciana”, ¿recuerdas? … el profesor Damià Moya, Adel Frances, Mansanet, Ferrer Pastor, y muchos otros.
Ahora y como ayer, los ciudadanos tenemos la necesidad de pertenecer a un grupo (Maslow), siempre después de tener cubiertas nuestras primeras necesidades y/o básicas. Hoy numerosas familias tienen carencias económicas y es dificil hacerles entender cosas que pertenecen a lo intangible.
A pesar de todo, nos alegramos que la selección española ganase la copa de Europa, como también de que el manacorí, Nadal ganase Wimbledon, o el asturiano Fernando Alonso, fuera campeón del mundo de F1, o el de Canals, el malogrado Ricardo Tormo, lo fuese en motociclismo.
El trabajo del quehacer político, debe ser mirar mas allá de la sensación de estómago vacio, de desarrollar el deseo de mejora, así como de la importancia, como bien decias, de pertenencia a un grupo. Y este grupo, nos guste o no a algunos, hace ya muchos tiempo que se ha homogeneizado en esta Europa de las regiones, de las culturas, y de los pueblos. Una Europa, como una España, muy rica en matices, en olores, en colores, en sentidos, en idiomas, en costumbres, en historia, … a ver cual de todas más enriquecedora. E auí la esencia de la pertenencia a un grupo, a un pueblo, a una realidad conformada por todos y cada uno de los ciudadanos, cuando acompañamos en nuestros hechos cotidianos, los productos, costumbres y maneras de todos los lugares. Todo esto es lo que nos hace más iguales, desde la diferencia.
Buenas noches, boas noites, bona nit,…

005
Ex-ninfa
15.07.2008 a las 22:26 Enlace Permanente

Qué difícil. Nosotros, vosotros, ellos…. Entendiendo la raíz de lo que planteas, y las razones, me cuesta mucho eso de aceptar que el “nosotros” originario es el político. Soy española y vivo en España, pero cuando viajo me siento tan europea como todos los europeos o tan ciudadana del mundo como los demás. Y, a veces, incluso me avergüenzo del comportamiento de los españoles fuera de su país…Las fronteras no están en los territorios, están en las mentes.
Y además, cada uno forma su “nosotros” como más le conviene. A veces se forman “nosotros” por complicidades profesionales o personales. Luego vienen otras etapas y eso ya no existe… Nada es perdurable. Lo del “nosotros” siempre es conyuntural, sólo que tenemos que sobrevivir y, aunque cueste, adaptarnos a lo que hay en cada momento, nos guste o no. Yo, en particular, no necesito más símbolos para identificarme con nada. Prefiero las señales inequívocas que a cada uno le salen de dentro.

006
anibal
15.07.2008 a las 23:02 Enlace Permanente

Yo creo que nuestra clase política ha conseguido que cada vez seamos menos “nosotros”. Los nacionalistas catalanes y vascos, éstos últimos apoyándose en los asesinos de ETA comenzaron el camino hacia la desaparición del nosotros. Pero en este camino les han ayudado todos los partidos, es verdad que unos más que otros, pero todos han colaborado en esta linea. La realidad es que las clases políticas regionales se dieron cuenta hace muchos años de que por la via de pregonar las bondades de lo que los demagogos de izquierda y de derecha llaman el autogobierno obtenían más poder y más prebendas. Es verdad que no todos los políticos siguieron esa linea, pero como el régimen anterior era muy centralista los del autogobierno ganaron la batalla de la propaganda, tildando de trasnochados y franquistas a quienes timidamente se opusieron. Tal es elcamino recorrido por algunos partidos que en este aspecto es dificil diferenciar a los nacionalistas de toda la vida como Ciu de los neonacionalistas como el PSC. Además los conversos suelen ser los más radicales y así sucede en este tema,como en cualquier otro. Por eso se producen situaciones que serían cómicas si no fuera porque en el fondo suponen desprecio a una parte de la población, como los intentos de prohibir a los niños que hablen en castellano en el recreo o las investigaciones sobre los médicos catalanes qe escriben las historias médicas en catalán y otras muchos atropellos estúpidos. Lo que ocurre en el Pais Vasco y la forma en que los nacionalistas han expulsado del Pais Vasco a la población no nacionalista es una de las mayores vergüenzas de la historia de este pais y de su clase política que lo ha permitido a cambiode obtener los apoyos parlamentarios que en cada momento necesitaba.
El autogobierno,o dicho de otra manera el desnudar de sus competencias al Estado hasta convertirlo casi en una entelequia ha tenido varias consecuencias nada positivas para los ciudadanos de a pie cuyos intereses suelen ser otros que los de los politicos que les representan. En primer lugar un altísimo coste. Donde antes había un coche oficial ahora hay diecisiete coches oficiales de los mas caros porque no es lo mismo el director provincial de sanidad puede ir en el metro o en su coche particular, pero cómo va a hacer eso el sr.Consejero. Es un ejemplo, pero se pueden dar decenas de ellos. Un problema aún más importante es que para organizar cualquier cosa hay que poner de acuerdo a diecisiete, nadamenos que a diecisiete políticos. Esto ha originado un caos en determinadas parcelas de la administración .En algunos casos el efecto del caos llegó a los ciudadanos como ocurrió en el desgraciado caso del incendio de Guadalajara, que puso de manifiesto con coste de doce vidas humanas cuales pueden ser los efectos de la demagogia de nuestra clase política. Como fue tan evidente, se les ocurrió crear la Unidad Militar de Emergencias, una especie de sucedaneo de la Guardia Naciona Americana. Por una vez hicieron algo razonable aunque enseguida se quejaron nacionalistas de distinto pelaje. Claro resolvieron esto pero lo que noven los ciudadanos no existe aunque les afecte directamente. Donde estan viendo todos los dias el caos que vdes. han organizado es en Bruselas donde se frontan los oidos cuando los funcionarios e incluso los políticos que nos representan en las decenas de comités técnicos tienen que explicar que no pueden ejecutar los que se les pide o se acuerda porque es competencia de las comunidades autónomas y el estado no tiene modos de obligarlas a hacer nada.
Esto es irreversible y , si acaso, es cuestión de unas decenas de años para que no seamos nosotros. Esto no se si es bueno o es malo. Quizá sea mejor que la situación actual. De este modo cada palo tendrá que aguantar su vela y yo con mi sueldo tendré que financiar el subsidio de paro, pero a lo mejor ya no tengo que financiar a los miles de caraduras que cobran el PER sin querer trabajar, ni financiaré a batasuna, de los millones de euros que se gastan en “normalización linguística”

007
Clandestino
16.07.2008 a las 00:28 Enlace Permanente

Sr. Sevilla.

Menciona Vd. los errores políticos del liberalismo, los excesos o exigencias, del nacionalismo y las excelencias de la ley.

Vd. es político y sabe que en política todo es premeditado. No hay errores ni excesos inevitables. Utilizar el poder soberano de los ciudadanos -delegado para su gestión en las urnas- para fines ajenos a los intereses y a las demandas de la ciudadanía, en su conjunto, no es error, es omitir el deber en pro de otros intereses no legítimos. Esto es algo habitual y cotidiano en todas las “democracias”. Los políticos se han corporativizado y autoescindido del conjunto ciudadano, y luego a su vez han creado colectivos enfrentados y con intereses variados, pero siempre de espaldas a esos ciudadanos. El estado como central de gestión de servicios y garantías ciudadanas, se ha reconvertido en un centro de lucha de poderes de las distintas facciones políticas, tan enfrascadas en sus intereses que llegan a ignorar por completo al ciudadano atónito y burlado. No hay más que ver las políticas de la UE. Lo describe Vd. muy bien cuando se refiere al nacionalismo. Trasládelo a la casta política. Calca su independencia como colectivo, practicamente infranqueable e inaccesible. Solo son los que son y los que permitan ser, los que ya son. El elector no puede elegir. Solo expulsar al que está o no molestarse porque le dá igual. El principio político de servir a la nación se ha invertido totalmente. La nación es descaradamente obligada a servir a la política. La distancia entre el ciudadano y su servidor es insalvable.

Habla Vd. de la ley. Se equivoca totalmente Sr. Sevilla. No es la ley la que soluciona los problemas de convivencia en paz y solidaridad. “El respeto al derecho ajeno, es la paz”, decía Benito Juárez, o ‘Indio Juárez’. Es el respeto al derecho ajeno. Del derecho obtenido e inalienable una vez satisfecho el deber inherente a todo derecho. No la imposición de la ley. La ley es un instrumento que permite a la justicia garantizar el derecho, pero si la ley agrede directamente al derecho, ni habrá justicia ni posibilidad de acceder al derecho, a sus verdaderos titulares. Entonces se rompe la paz social haciendo inviable la convivencia nacional. Nadie agredido en sus derechos querrá la paz. Nadie querrá la paz en la indignidad de renunciar a sus legítimos derechos. Menos aún cuando el origen de esa agresión pueda tener su origen en su ideología o afinidad con algún colectivo o religión.

Para que todo funcione debidamente, es imprescindible olvidar las ideologías, los clanes y las presiones corporativas, y sobre todo nunca jamás convertir la ideología en ley. Nunca jamás usar la ley como márqueting electoral. Hay que hacer la ley con el único objetivo de servir a la justicia, que asegure el derecho, que mantenga la paz y la convivencia. El derecho es personal e intransferible. No tiene color. Nunca se puede ampliar ni reducir. Solo regular mediante la ley ajustada a derecho. Nunca podrán garantizar el derecho con leyes ideológicas. Si no pueden garantizar el derecho, no podrán garantizar la paz ni la convivencia, por muchas leyes que promulguen para imponer las anteriores y las anteriores a las anteriores. Es fácil hacer leyes para privilegiar, discriminar, ganar votos, vender imagen y color político, y luego hacer más leyes represivas y más expolios para imponer la paz a golpe de multa, persecución o prisión, usurpando nuevamente más derechos.

Eso Sr. Sevilla, no son errores. Eso es tercermundismo tribal dirigido por un señor, según partido o gobierno de turno, cuyo fín es mantener el poder como sea. Un poder que no le pertenece, por ser del ciudadano. Un señor franquiciando su poltrona a otros señores a lomos de la corrupción, el expolio y la represión. Un señor diminuto preocupado en relegar a todo aquel que muestra aptitudes y sea muy mal pelota. De eso Sr. Sevilla, sabe Vd. bastante. Sabe Vd. que eso ha sido y seguirá siendo, el alma mater del régimen político de esta nación desde el primer día del ‘no franquismo’. Llamar democracia a esto me parece un insulto a Platón y a los paganos que llevamos treinta años esperandola.

Párenlo todo. Quemen los códigos legales tras hacer unos completamente nuevos, solo útiles a la justicia y al derecho y empiecen de nuevo con una democracia de verdad, al servico de todos los ciudadanos en la más rigurosa igualdad. Olviden los milagros y los proyectos para ganar laureles y peanas. Hay lo que hay. Ha de ser para todos y solo se consigue trabajando, a cambio de un sueldo. Nada más.

008
Jose Marimart
16.07.2008 a las 00:35 Enlace Permanente

Y lo peor de todo es, si ademas hay intereses “crematisticos”, que “haberlos, haylos”

009
magda
16.07.2008 a las 00:43 Enlace Permanente

Bueno, antes de nada decirle que considerando que solo hay una raza, la raza humana lo demás son características físicas y culturales.
Lo que también me parece que entre tantos yos y nosotros no hemos olvidado de aquellos, vosotros.
Quiero decir que ni los Vascos nos han convencido ni los Españoles les hemos convencido.
La dificultad en que ellos no puedan hacer su referéndum reside en que nos están observando los” otros” los que nunca ceden en nada, los nacionalistas “buenos”, y claro tenemos que decir siempre que no, como siempre es que no a los crucifijos de la toma de posesión, como siempre es que no a la ley de plazos, como siempre es que no a la religión fuera de las aulas.Siempre lo mismo.Mirandolo bien, por qué los vascos van a ser diferentes?
Por cierto, tenemos a Ceuta y Melilla a la vuelta de la esquina.
Admiro a Toronto.Copiemos lo bueno, no seamos testarudos.Envio articulo del país.
http://www.elpais.com/articulo/ultima/mundo/sera/Toronto/ira/diversidad/elpepiult/20080704elpepiult_2/Tes
Un saludo
Magda

010
Transon
16.07.2008 a las 16:21 Enlace Permanente

Totalmente de acuerdo con la reflexión.

A veces cuesta ver el límite entre la cultura de un pueblo y el “nosotros” del presente. Mantener vivas unas tradiciones debería servir a un pueblo para confraternizar más y para ser más llamativo de cara a la gente que quiera unirse a la gran fiesta de la convivencia democrática.

Pero no para excluir ni para obtener la identidad a partir de la diferencia.

Ibarretxte está perdido y lo sabe. Pero me gustaría preguntarle una cosa, Sr. Sevilla:

A todos aquellos que realmente no se sienten españoles y les gustaría utilizar una vía legal para separarse, ¿qué mensaje cabe transmitirles? Pues resulta sencillo decir “no lo van a conseguir porque no es lo que la sociedad vasca desea”, ¿pero cómo deberían hacerse las cosas “por las buenas”? ¿Acaso el conjunto de la sociedad española conoce esa vía? Yo creo que muy pocos, y esa desinformación acerca del sistema -en mi opinión- alimenta desprecios basados en la ignorancia. Si la vía de Ibarretxe es incorrecta, ¿qué es lo que debería hacer (él o cualquiera) si su fin fuera representar políticamente a los que no desean seguir formando parte de España?

¿Qué dice la Ley acerca de esto? Yo personalmente carezco de fundamentos de Derecho, pero estoy interesado en el asunto.

011
M Tulio Ciceron
16.07.2008 a las 21:48 Enlace Permanente

Viendo la situación de insolvencia de MARTINSA-FADESA el asunto del nacionalismo vasco no deja de ser mera anécdota.

Un saludo.

012
Margot89
18.07.2008 a las 18:42 Enlace Permanente

Vivimos en un sistema feudal, políticamente correcto, del siglo XXI, demócrata, ¿libre?, pero feudal, usted lo sabe Jordi.

Los/as que miramos sin ningún “apasionamiento” el panorama (sociedad, políticos, medios…), somos considerados en muchos círculos casi como “insurrectos”, y en cualquier caso, se procura hacernos el vacío ¿por qué será?

¿Por qué juristas se ocupan de asuntos tecnológicos en las altas esferas?

Demasiada gente sin formación de ningún tipo acorde a su puesto… ¿no es esto otra prueba más del desinterés de los políticos por cumplir con sus obligaciones éticamente correctas? ¿del feudalismo del siglo XXI?

Solo escucho cantos de sirenas y no veo intereses generales.

http://www.miniemail.com/enbuscadeleuro

013
artur
19.07.2008 a las 22:00 Enlace Permanente

Tot això està molt be, però al cap i a la fi, el que esteu fent entre el PP i el PSOE és negar el dret democràtic d’una comunitat de persones a ser allò que vullguen.
Realment no és igual d’inventat el subjecte polític d’Espanya que el de Euzkadi?

Per cert ja vos queda poc de PSPV no? Dins d’uns dies finiquitat. Reialment creus que el problema dels socialistes valencians radica ahí?

Cada volta estic més arrepentit d’haver-vos votat alguana vegada.

014
Juan Benjamin
22.07.2008 a las 23:54 Enlace Permanente

Nosotros somos la tribu humana.

015
rompegar
23.07.2008 a las 00:05 Enlace Permanente

No existe, ni ha existido nunca un solo nosotros, por mas que se ha intentado, nosotros los catolicos, maravilla de las maravillas el resto quemado en la hoguera, la constitcuion democratica, una falacia hecha a medida de ciertos sectores, ¿porque esta prohibido el partido comunista en America?¿porque se condena al partido Nazi en europa? tal vez por ese nosotros de esas costituciones “democraticas”, al nosotros se debe de llegar por convencimiento nunca por imposicion, desde que el hombre es hombre ha habido un nosotros y un ellos, para que existiera un nosostros deberian las constituciones desaparecer, desaparecer las fronteras, las clases sociales, llegar a la utopia del anarquismo, pero eso que tal vez queramos nosotros pero no lo querais vosotros politicos ni de derechas, ni por supuesto de izquierdas, ni ello tampoco banqueros y capitalistas, es un agrio problema cual de todos nosotros es el valido?, cual el mas justo, ni en la celula embrionaria de la sociedad, la familia el nosotros es perfecto en el momento hay intereses economicos por medio.
Nosotros los valencianos como alguien dijo una vez somos una parte integrante de un estado, lo que deberia de hacer Castilla es dejar de intentar imponer su nosotros sobre el resto de pueblos de la peninsula, lo que hay que hacer es tener la valentia y reformar una constitucion encorsetada heredera de los defectos excluyentes de un negro pasado, cambiar hacia la federacion de estados de la Nacion española, al igual que Estados Unidos de America, es en la aceptacion de pertenecia por libre decision de un pueblo a ese nosotros lo que marcara no solo la grandeza de España sino tambien de Europa, hay que aceptar las diferencias, si la historia, la cultura, la lengua, marcan las diferencias, pero en la comprension y respeto de las mismas y su aceptacion por el otro esta la grandeza de un pais, no basta la democracia,no es justa cuando se impide a las minorias estar representadas a nivel nacional, cuando en nombre de ese nosotros se condena al silencio a millones de votantes de esos partidos minoritarios.
Nosotros es la suma por decision propia de todos los individuos en un proyecto comun respetando las individualiades de cada uno, ese nosotros del que hablas se parece mucho al mundo feliz, donde nosotros somos dirijidos y manipulados por ellos, es decir vosotros, si se suprime la individualidad has suprimido la libertad, y creo recordar que el hombre nace libre y algunas constituciones, politicos y capitalistas lo convierten en exclavo, legislar es el camino, cambiar la constitucion, crear los estados unidos de España, de igual forma que con Isabel y Fernando, con esa union por matrimonio de diferentes reinos, con diferente historia, diferente lengua,diferente cultura, pero unidos respetando lo propio de cada uno y por convencimiento en un futuro comun pusieron las bases del mayor imperio, ese fue un maravilloso nosotros, que se perdio cuando desde el centro se impuso de nuevo su nosotros, muchos nosotros dejaron de serlo por el centralismo despota de la metropoli, no caigamos de nuevo en el mismo error, por una vez dejar de pensar en ese nosotros vuestro y poner las medidas para que vosotros, nosotros y ellos podamos forjar una nueva España fuerte y unida no por la imposicion de la ley sino por decision propia de cada pueblo, de cada nacion de esta España plural.

016
risitas
23.07.2008 a las 23:11 Enlace Permanente

No somos nosotros, somos vd. yo y el otro. Yo llevo a mi hijo a un colegio subvencionado, a riesgo de que sus compañeros me llaman facha por no llevarle al público del barrio donde los profesores faltan un dia si y otro también, y mi jefe, compañero suyo de partido presume de llevar a los suyos al Quesington. Yo estoy cuatro horas pasando calor en la puerta de la comisaría para poder renovarme el carné de identidad (y eso que pedí cita) y vdes.seguro que llaman a un “compañero” y se lo hacen en un pis pas. Por lo menos algunos se jactan de ellos. Yo me apretaré el cinturón para pagar la hipoteca, y el otro se gasta todos los días setenta euros del presupuesto público en comer a cuerpo de rey.
No somos nostros. Vdes.son vdes. y yo soy yo.

Dejar un Comentario

Los comentarios en esta página están moderados, no aparecerán inmediatamente en la página al ser enviados. Evita, por favor, las descalificaciones personales, los comentarios maleducados, los ataques directos o ridiculizaciones personales, o los calificativos insultantes de cualquier tipo, sean dirigidos al autor de la página o a cualquier otro comentarista. Estás en tu perfecto derecho de comentar anónimamente, pero por favor, no utilices el anonimato para decirles a las personas cosas que no les dirías en caso de tenerlas delante. Intenta mantener un ambiente agradable en el que las personas puedan comentar sin temor a sentirse insultados o descalificados. No comentes de manera repetitiva sobre un mismo tema, y mucho menos con varias identidades (astroturfing) o suplantando a otros comentaristas. Los comentarios que incumplan esas normas básicas serán eliminados.

XHTML: Puedes usar las siguientes etiquetas: A ABBR ACRONYM B BLOCKQUOTE CITE CODE DEL EM I Q STRIKE STRONG IMG

Logotipo de Blogestudio